Lucas

El Hombre Rico y Lázaro

Lucas 16:19-31

Introducción

Una parte crucial de la visión bíblica del mundo es que habrá una vida después de esta vida, que existe una conexión entre nuestras elecciones en esta vida y el tipo de vida que experimentaremos después de esta vida, y que la próxima vida será un sorprendente revés para muchas de las personas.“Muchos de los primeros serán últimos” y “muchos de los últimos serán primeros.”Esta parábola ilustra esta máxima.

CONTEXTO: Jesús acaba de enseñar una parábola donde debiéramos usar nuestro dinero en esta vida de manera tal que saquemos provecho en la próxima (16:9).

Los fariseos, que eran materialistas, se burlaban de esta idea (16:14).Ellos creían (contrario a la enseñanza del Antiguo Testamento) que la riqueza material era un signo de la bendición de Dios, y la pobreza era una señal del desaprobación del Señor.Por lo tanto, si tú eras rico, no importaba la forma en que usabas tu dinero en esta vida—aún estarías bien en la próxima vida.Jesús relata esta parábola en respuesta a su burla...

Injusticia en Esta Vida

Leer 16:19-21. Jesús presenta un severo contraste entre estas dos personas:

El hombre rico era realmente rico.Su ropa púrpura estaba coloreada con tintura derivada de los caracoles y era extremadamente cara.Su lino fino se refería a la ropa interior de lino—que sólo los ricos podían comprar.La “puerta” de su casa era un portal adornado de formas espléndidas.Pasaba cada día gozando sus lujos y comprando más – no tenía que trabajar.

Lázaro era realmente pobre.Él estaba seriamente enfermo – inmóvil y cubierto con heridas.Él tenía tanta hambre que salivaba mirando los restos que el hombre rico le daba a sus propias mascotas.Él estaba tan débil que no podía impedir que los perros vagabundos le lamieran sus heridas abiertas y lo infectaran aún más.

“...los rabinos hubiesen descrito su condición como una de “no vida”.Ellos tenían un dicho sobre tres situaciones que terminan en vida de “no vida”: uno que depende de la comida perteneciente a la mesa de otra persona, uno que era mandado por su mujer, y uno cuyo cuerpo estaba lleno de heridas.Cumpliendo dos de estas tres condiciones, la situación de Lázaro era tan desesperada y trágica como era la situación del rico completa y suntuosa.”

El hombre rico evidentemente sabía de la situación de Lázaro (16:24 demuestra que él sabía su nombre), pero estaba demasiado absorto en si mismo disfrutando como para preocuparse de la grave situación de Lázaro.Si le hubiesen reprendido, él probablemente hubiese respondido, “Hey, no estoy hiriendo a nadie. Yo gané lo que tengo y tengo el derecho de disfrutarlo.”

¿Te suena realista?Ocurre todo el tiempo, no solo a una escala local sino que también a una escala global(LOS AMERICANOS SON UN 6% DE LA POBLACIÓN MUNDIAL Y USAN EL 60% DE SUS RECURSOS; LOS AMERICANOS UTILIZAN SUFICIENTE FERTILIZANTE EN LAS CANCHAS DE GOLF COMO PARA ALIVIAR SUSTANCIALMENTE LA HAMBRUNA DEL TERCER MUNDO; RELACIÓN INVERSA ENTRE EL INGRESO AMERICANO Y EL PORCENTAJE DEL INGRESO DADO A CARIDAD).El uso no compasivo de la riqueza acumulada causa tremendo sufrimiento en el mundo, y apronta a mucha gente a cuestionar la justicia (equidad) de Dios: “¿Le importa a Dios esta injusticia? ¿Qué está haciendo para resolverla?”

Parte de la respuesta bíblica a esta pregunta es que el pueblo de Dios debiera ser generoso con sus dineros para aliviar el sufrimiento de los pobres.

Pero otra parte de la respuesta bíblica es lo que Jesús dice en los siguientes versículos: Dios hará algo acerca de esto en la próxima vida.

La Justicia en La Próxima Vida

Leer 16:22-26.Esta es una parábola, así que debemos ser cuidadosos para no construir toda nuestra visión de la próxima vida en ella.Algunos de los detalles pueden ser figurativos para dar un efecto dramático (el seno de Abraham; llama; agua, etc.), pero los elementos claves del cuadro son confirmados por la enseñanza clara de la escritura: la gente permanece consiente después de la vida y van a uno de los dos estados, los cuales son muy diferentes.

Antes de proseguir, debemos responder esta pregunta: El hombre rico, ¿se fue al Hades porque era rico? Lázaro, ¿se fue al seno de Abraham porque era pobre?El resto de la Biblia responde a esta pregunta con un claro “NO”.

Si la riqueza cancela el boleto para ir al cielo, entonces Abraham no estaría reuniéndose con Lázaro porque él era un hombre muy rico.

El punto que determina el lugar donde pasaremos la eternidad no es cuánto dinero tenemos, si no que cómo respondemos a Dios durante esta vida.

Lázaro significa “Dios ayuda” y que es alguien que depende de Dios.La Biblia nos dice que Dios nos da vida eterna como un regalo gratis a todos los que responden a él en esta manera.

La última parte de esta parábola nos dice más acerca de cómo responder apropiadamente a Dios.

La conexión con la riqueza no es que nuestra cuenta en el banco determina nuestra próxima vida, sino que lo que hacemos con nuestro dinero es una de las cosas que revela cómo respondemos a Dios.Si realmente creemos en el Dios de la Biblia, usaremos nuestro dinero de maneras que ayuden a los pobres (ESTA PARÁBOLA) y que divulga el evangelio (PARÁBOLA ANTERIOR).

El punto central aquí es que Dios traerá justicia completa en la próxima vida.Esto es algo queperturba o conforta –dependiendo de tu posición con Dios.

Es perturbante si vas al Hades.La justicia de Dios no será bonita—¡esta es una imagen terrible!

Así como el hombre rico no tenía migajas para Lázaro en esta vida, no habrá gotas de agua provenientes de Lázaro para el hombre rico en la próxima vida.

Así como el hombre rico no tuvo compasión por los pobres en esta vida, no habrá misericordia para él en la próxima vida.

Versículo 16:26 es especialmente perturbante.Nada puede cambiar tu destino durante la próxima vida.La elección que hacemos acerca de Dios en esta vida será permanentemente reforzada en la próxima vida.Podemos cambiar nuestro pensamiento acerca de Dios durante esta vida y Dios responderá a nuestra elección, pero una vez que morimos es demasiado tarde.No existe reencarnación, ni purgatorio, y no existe un segunda oportunidad para recibir a Cristo (ver también Hebreos 9:27).

Es reconfortante si vas hacia el seno de Abraham.Todo lo que se te fue negado durante esta vida será recompensado en abundancia en la próxima vida.

Así como Lázaro estaba aislado y sufriendo en esta vida, él gozará de relaciones íntimas y será confortado en la próxima vida.

Esto es sólo una pequeña parte de lo que Dios promete en la próxima vida para aquellos que responden apropiadamente a él. Está la presencia eterna de Dios y el experimentar su bondad, alivio permanente de todoslos pecados, tentaciones y decepciones, nuevos cuerpos especiales para la vida eterna, reunión con los amados salvos y nuevas relaciones con otras personas salvadas, y completa satisfacción por cadaaspiración y añoranza santa y saludable.

Esto no sólo nos da algo para esperar en la próxima vida. Debiera también cambiar nuestra perspectiva de nuestro sufrimiento en esta vida.

Nuestra cultura espera y demanda que la felicidad, realización personal, y éxito debieran ser alcanzadas en esta vida.Incluso los cristianos que rechazan las definiciones mundanas de la felicidad y del éxito, aún esperan alcanzar felicidad espiritual y éxito en esta vida (EJEMPLOS TRIUINFALISTAS).Esto es una plataforma para profundas desilusiones.

“Yo creo que hemos perdido el antiguo conocimiento que... (esta) vida está sobreestimada...Nuestros antecesores creían en dos mundos, y daban por entendido que esta era la vida solitaria, pobre, desagradable, brutal y corta. Somos la primera generación de humanos que en realidad esperamos encontrar la felicidad aquí en la tierra, y nuestra búsqueda de la felicidad ha causado gran tristeza. ¿La razón? Si tú no crees en otro mundo más elevado, si tú sólo crees en un mundo material, plano alrededor tuyo, si tú crees que este es tu única oportunidad para obtener la felicidad. Si esto es lo que tú crees, entonces no solo estarás desilusionado cuando el mundo no te de una buena medida de sus riquezas –sino que estarás desesperado.”

Pablo personifica la alternativa.Él sufrió grandemente (EJEMPLOS), sin embargo sus convicciones acerca de la próxima vida hicieron una gran diferencia en cómo él veía y respondía a sus sufrimientos en esta vida.Leer Rom.8:18y 2Cor.4:16-18. La gloria de la próxima vida es mucho mejor que nuestro sufrimiento presente, en cantidad y duración que virtualmente opacan los sufrimientos terrenales.Enfocarse en el sufrimiento de esta vida es ser miope—como enfocarse en lo inconfortable de un vuelo aéreo en vez del sensacional lugar a donde te está llevando.Es como mirar sóloel brillo del foco en una sala oscurecida—es real, pero cuando las luces de la casa se prenden, tú ves que ese foco era sólo una pequeña parte de la situación total.¿En qué te “enfocas”?¿Existe alguna conexión entre tus respuestas y tu visión de los sufrimientos?

Cómo Responder Apropiadamente a Dios

Volvamos a la parábola.A través del continuo diálogo entre Abraham y el hombre rico, aprendemos cómo responder apropiadamente a Dios.

Leer 16:27-31.Primero, nos dice que el responder a Dios apropiadamente comienza por escuchar su Palabra.Sus hermanos no necesitan una visita de Abraham.Ellos ya tienen todo lo que necesitan para evitar su destino—tienen la palabra escrita de Dios en el Antiguo Testamento.Es aquí donde necesitas comenzar, también.

¿Cómo puedes saber quién es Dios realmente si existen tantos dioses diferentes?Al aprender su Palabra.Ahí descubrirás que Dios no es una fuerza cósmica de la cual todos somos parte, sino que es una Persona la cual es al mismo tiempo justa y amorosa.

¿Cómo puedes saber la forma de llegar a Dios cuando existen tantas diferentes maneras?Aprendiendo su Palabra.Ahí descubrirás que Dios ha negado siempre el hecho que somos todos uno con Dios, sino que estamos separados de él debido a nuestros pecados.Ahí descubrirás que él nos a prevenido siempre en contra de intentar ganar su aceptación con buenas obras, y que él siempre a proveído un Sustituto cuya vida pagaría por nuestros pecados y nos proveería con perdón completo.Esto quiere decir Jesús cuando menciona que las escrituras del Antiguo Testamento “hablan de mi” (Juan 5:46).

¿Cómo puedes saber que el libro que habla de Dios dice la verdad cuando existen tantos libros diferentes? Leyendo su Palabra.Ahí descubrirás que él ha validado la Biblia como su Palabra a través del cumplimiento de la profecía, precisión histórica y científica, continuidad maravillosa, y el “anillo de la verdad”. FAITH MAKES SENSE, (fe que hace sentido, por Gary Delashmutt)

Leer 16:30-31.El hombre rico protesta que la Palabra de Dios es una medida inadecuada para sus hermanos.Ellos necesitan algo más dramático—Lázaro levantándose de entre los muertos y apareciéndoseles.Esto es otro concepto errado que la gente tiene acerca de responder a Dios.Ellos piensan que deben ver un milagro o tener una experiencia espiritual arrolladora antes de poder venir a él (EJEMPLOS).

Pero Dios dice que esto no es necesario.No existe correlación entre ser testigos de un milagro (o tener una experiencia dramática) y responder a Dios en forma apropiada.La Biblia está llena de ejemplos de personas que respondieron adecuadamente a Dios sin nunca haber visto algo—y de gente que vio muchas cosas y no respondieron apropiadamente a Dios.Su audiencia estaba a punto de experimentar esto.Pronto después de este incidente, Jesús levantó a otro Lázaro de entre los muertos – pero sus respuestas fueron aumentar sus planes para matar a Jesús (Juan 11:46-57).Cuando Jesús se levantó él mismo de los muertos, su respuesta fue pagar a los guardias para que dijesen que el cuerpo había sido robado.

No necesitas un milagro para poder responder adecuadamente a Dios. Necesitas poner tu fe en Cristo.Y la fe no será arrasada de tus pies por un milagro o por una experiencia – es una elección de doblegarse ante Dios y pedirle su perdón a través de Cristo.

Notas al pie

B. Besa 32b, citado en Darrel L. Bock, Luke: Baker Exegetical Commentary on the New Testament (Grand Rapids: Baker Books, 1996), vol. 2, pp. 1367.

Peggy Noonan, Forbes Magazine, September, 1992