1 Corintios

Divorcio y vuelta a casar

1 Corintios 7:10-16

Introducción:

Pablo ahora responde a preguntas que los corintios preguntaron sobre una serie de asuntos domésticos.  Hoy veremos uno de los temas más controversiales: Divorcio y segundas nupcias...

Existe una cantidad enorme de factores pertenecientes a divorcio y vuelta a casar (EJEMPLOS). Algunos cristianos en los cuales sus matrimonios están con problemas, a menudo quieren una prueba en el texto para justificar lo que han elegido en el transcurso de sus acciones, o un simple versículo que les diga qué hacer. Pero no funciona de esta manera. Ni tampoco este pasaje ni ningún otro pasaje bíblico nos dará un catálogo de caso por caso sobre de qué hacer. En cambio, Dios nos da un marco en este tema, y luego espera que en oración apliquemos este marco a nuestras propias situaciones-tomando completa responsabilidad por nuestras decisiones. El marco de Dios consiste en estas verdades principales:

La provisión de Dios para la unión sexual es el matrimonio. A menos que seamos dotados con celibato (o que nadie se case con nosotros), el matrimonio es la provisión de Dios para nuestra expresión sexual (Ge.2:24;  1Co.7:8,9).

Dios diseñó el matrimonio para que sea permanente (Ge.2:24). El odia el divorcio porque viola su diseño (Mal.2:16). Jesús enfatizó esto en Mat.19:4-6.

Dios reconoce que el divorcio es a veces el menor de dos males. El reconoce esto debido a la dureza del corazón (Deut.24:1-4; Mat.19:7,8).

Cualquier posición que no aplique todas estas verdades no es totalmente bíblica. Veamos como Pablo los aplica en respuesta a las preguntas de los Corintios.

Parejas casadas cristianas (Vs.10,11)

Leer vs 10,11. A partir del siguiente contexto (vs.12), está claro que Pablo se dirige a parejas casadas cristianas- ambos marido y mujer han recibido en forma personal a Cristo.

¡También está claro que algunas de estas parejas tienen serios problemas matrimoniales! ¿Qué? ¿Problemas matrimoniales en parejas cristianas? ¡Nada ha cambiado en esta área! Los cristianos no son más inmunes a problemas matrimoniales con los que los no cristianos luchan. (DAÑO; EGOISMO).

A pesar de esto, Pablo es claro (también se refiere a lo dicho por Jesús en Mateo 19) que los Cristianos no debieran terminar su matrimonio cuando surgen problemas (vs10b,11b).  

En cambio debieran trabajar duramente para solucionar sus diferencias y salir adelante. Aquí, hemos sido llamados a plantearnos en directa oposición a nuestra cultura la cual ha destruido la santidad de nuestro matrimonio , y nos provee con excusas convenientes para rendirnos cuando las cosas se ponen duras.  Considera estos mitos modernos a cerca del divorcio:

“Reconociendo la inminencia del divorcio nos ayudará en nuestro matrimonio más que herirlo.” (ACUERDOS PREMARITALES). Esta actitud es generalmente fatal para el matrimonio. Nos permite entrar en el matrimonio en forma ligera, y justifica la impaciencia cuando los problemas emergen. Los cristianos debieran entrar al matrimonio cuidadosamente y estar completamente comprometidos para hacerlo funcionar. “Divorcio” no debiera estar en nuestro vocabulario cuando nos casamos.

“Me casé con la persona equivocada; somos incompatibles. Al obtener un divorcio, estoy simplemente corrigiendo un problema anterior en vez de prolongarlo.”  La gente no es incompatible por naturaleza.  Ellos eligen ser incompatibles debido a egoísmo y dureza de corazón en contra  de la convicción de Dios.  Es por esto que aquellos que se divorcian con esta mentalidad y se vuelven a casar se vuelven a divorciar. En cambio, debiéramos enfocarnos en transformarnos en la persona correcta.

“Divorciarse no es gran cosa. Pronto me recuperaré y no habrán mayores consecuencias.” ¡Qué mentira! El hecho es que el divorcio siempre trae gran dolor a ambos esposos, y cuando hay niños involucrados, ellos pagarán un precio. Siempre es preferible insistir en sacar el matrimonio adelante si eso es posible.

Existe otra razón por la cual los cristianos deberían quedarse y trabajar en sus matrimonios. El mismo Dios que nos llama a hacer esto nos provee con los recursos para vencer. Con la Palabra de Dios para informarnos, con su Espíritu para darnos poder, y con su pueblo para asistirnos, ¡tenemos todo lo que necesitamos para eventualmente transformar un horrible matrimonio en uno que es rico y profundamente satisfactorio! El matrimonio puede ser muy doloroso, pero mientras ambos esposos estén comprometidos en seguir los caminos de Dios y depender de sus recursos, no hay matrimonio muy quebrado que Dios no pueda sanar. Así que no tomes la atractiva “carta debajo de la manga” que lleva a mayor miseria-- ¡aguanta con el Señor y con tu esposo(a) y descubre este poder transformador!

Pero Pablo sabe que los incluso los cristianos pueden elegir no confiar en la provisión de Dios. Un esposo(a) cristiano puede elegir endurecer su corazón en contra de la voluntad de Dios, y convertir su matrimonio en un infierno viviente (ABUSO DE DROGAS; VIOLENCIA; INFIDELIDAD SEXUAL).  Así Pablo califica su insistencia en que los cristianos se queden, “pero si ella se va”.

Las palabras chorizoo y aphiemi pueden significar tanto separación como divorcio. Mi propio punto de vista es que Pablo se refiere a la separación. A veces, cuando un esposo tiene su corazón severamente endurecido, una separación puede ser necesaria para llamar la atención de la otra persona. Cuando este es el caso, Pablo advierte al esposo que inicia la separación por esta razón a ser cuidadoso: que su intención sea la reconciliación y no se involucre con un tercero.

No creo que Pablo esté poniendo una permanente restricción. Si el otro esposo rehúsa trabajar en el matrimonio y se termina, Pablo pareciera indicar que el/la divorciado(a) está libre para casarse nuevamente (vs.8,9 - “no casado” en general; vs 27,28 – “liberado de una esposa” es diferente de soltero/virgen). Sin embargo, como todos los cristianos ellos debieran casarse con otro cristiano (vs. 39; 2Cor.6:14). 

RESUMIR LAS TRES VERDADES...

Cristianos casados con no cristianos (vs.12-16)

En seguida, Pablo se dirige a la pregunta a cerca de matrimonios mixtos. Hay dos maneras en que esto puede ocurrir: un esposo se hace cristiano, o un cristiano (erróneamente) se casa con un no-cristiano. Leer vs. 12-14. Aunque Pablo no puede citar a Jesús en este caso, todavía puede aplicar la verdad revelada (y lo hace bajo la inspiración).

Pablo anticipa que los cristianos en estos matrimonios se divorciarían porque ellos creen que este tipo de unión sexual mancharía a Dios (6:16). Pero en cambio, Pablo dice que aquellos matrimonios son válidos porque Dios dio el matrimonio a toda la gente (Cristiana y no cristiana), entonces debieran quedar casados. Es más, esta unión no mancha al cristiano; al revés santifica a los esposos no cristianos y niños.

Por supuesto, esto no significa que ellos sean salvos de alguna manera. La Biblia consistentemente insiste que debemos cada uno de nosotros individualmente elegir recibir a Cristo para ser salvos. (Jn.1:12; 3:16).

Más bien, él quiere decir que son “apartados” para una influencia espiritual especial a través de el cristiano(a) que bien puede resultar en su salvación. Cuando un esposo (o cualquier miembro de una familia) recibe a Cristo y fielmente camina con Él, los miembros de la familia  no cristiana son convencidos de su necesidad de Cristo en una forma poderosa. Es por esto que a menudo vemos miembros de una familia llegar a Cristo.

Pero el cristiano debe ser fiel a Cristo y dejar que el Espíritu Santo trabaje y también lo haga a través de él o ella. Esto es implicado por “consiente”. Pablo asume que el esposo(a) cristiano estará dejando que el Espíritu Santo cambie su conducta y actitudes (PERDONAR AL ESPOSO; ARREPENTIRSE Y PEDIR PERDÓN POR LOS PECADOS; INICIAR EL AMOR; MODELAR LA FORMA DE VIVIR DE CRISTO). El también asume que el esposo cristiano estará firme en su compromiso con el crecimiento espiritual (formas de crecimiento: orar, biblia, cuerpo de Cristo, ministerio-servicio) y compartir de Cristo con los miembros de su familia en vez de ceder en estas áreas con el fin de “mantener la paz”. Tiene que ser tal manera de vivir que la influencia santificadora sea más fuerte, y el esposo(a) no cristiano sea atraído a Cristo.

Sin embargo, Pablo reconoce que los matrimonios mixtos a veces no funcionan. Cuan fiel sea el esposo(a) cristiano, el esposo no cristiano tiene libre albedrío y puede ser total el rechazo a Cristo e incluso hasta querer separarse. Esto puede ser muy abierto, pero también puede ser muy sutil (rehusando que el esposo(a) cristiano influya en los niños o asista a una congregación). En estos casos, Pablo dice que se termine el matrimonio.

No sientas que la salvación del esposo depende de la continuación del matrimonio (vs.16). Al pelear el deseo de irse, puedes sólo promover conflictos continuos y destructivos debido a su dureza de corazón --Pero “Dios nos ha llamado a la paz.”

Virtualmente todos los comentaristas entienden el vs.15b (el hermano o hermana ya no está bajo el yugo en estos casos”) como Pablo recordándoles a los esposos cristianos que ellos están libres para casarse de nuevo (ver de nuevo vs.8,9; vs.27,28).

Otra verdad bíblica clave: La Gracia de Dios

Me doy cuenta que muchos de ustedes que han escuchado esta enseñanza pueden haber hecho terribles errores en esta área. Algunos de ustedes han enterrado sus matrimonios cuando se puso duro en vez de haber soportado un poco más. Algunos de ustedes permanecieron casados, pero se les hizo un infierno viviente para su pareja y los dejaron. Algunos de ustedes dejaron a su pareja por otro persona. Algunos de ustedes pueden haber tenido un sin número de relaciones más sueltas y varios casamientos. Debido a estos fracasos, puedes sentir (y a lo mejor algunos cristianos hasta te lo dijeron) que Dios ya tuvo suficiente contigo. Es por eso, antes de que terminemos con este tema, quiero enfatizar otra verdad bíblica clave que se aplica ahora y es de extrema importancia y un área complicada de la vida--la gracia de Dios.

La gracia de Dios significa eso, sin importar cuán bajo hayas caído en esta área, Dios aún te ama y quiere que tu experimentes su amor. El mismo Jesús que habló tan fuertemente en contra de la inmoralidad sexual y del divorcio también habló de la gracia de Dios para aquellas vidas que han sido golpeadas por estas cosas. Mira lo que dijo Jesús a la mujer cuya vida estaba llena de fracasos matrimoniales (Jn.4:18, vs.10,14)

La gracia de Dios no quiere decir que El va a sacar todas las consecuencias de mis malas decisiones. El no va a apretar y hacer sonar/tronar sus dedos y deshacer el pasado, o completamente sacar el dolor. Pero el va a perdonarte completamente y dejar que tú experimentes su amor y aceptación. El no transformará tu difícil matrimonio en uno bueno de la noche a la mañana. Pero El va a trabajar en tu vida para hacer algo hermoso y con significado-- si tú recibes a Cristo y comienzas a caminar con El.  

¬“El matrimonio, una vez fue sacramento, se ha vuelto en los ojos de la ley un (mero) contrato el cual es fácilmente negociable, renegociable, o eliminado. En unos pocos años, la demanda por el divorcio sin fallas  se hizo posible, después de un milenio en el cual la simple idea hubiese sido impensable. Ahora es más fácil renunciar a un matrimonio que a un  mortgage...”  James Q.Wilson (UCLA), The Morla Sense  (New York: The Free Press, 1993), citado por William J.Bennett, The Index of Leading Cultural Indicators  (New York: Touchstone, 1994),p.57.  “Los Estados Unidos tiene el índice de divorcio más alto del mundo.  Con las tasas actuales, aproximadamente la mitad de los matrimonios norteamericanos pueden esperar terminar en divorcio.”  National Comision on Children, Solo los hechos: Un Resumen de Información Reciente  de los Niños Americanos y sus Familias, citado por William J. Bennett, The Index of Leading Cultural Indicators, p.59.

“Tanto la cohabitación como las parejas casadas por segunda vez tienen  mayor posibilidad  de romper que aquellas parejas en su primer matrimonio.”  Barbara Dafoe Whitehead, “Dan Quayle Was Right,”The Atlantic Monthly, Abril 1993, citado por William J. Bennett, The Index of Leading Cultural Indicators, p. 59.  La duración promedio de los matrimonios antes del divorcio es solamente la mitad  en el caso del segundo matrimonio, y solo un tercio para el tercer matrimonio.  Duracion del Matrimonio Antes del Divorcio:  Estados Unidos (Hyattsville, Md:U.S. Departmente of Health and Human Services:  Public Health Research, Statistics, and Technology, National Center for Health Statistics, 1981), p.12ff