Efesios

El Contenido de la Luz Espiritual

Efesios 1:15-23

Introducción: (vs 15-18a)

Imagínese un hombre que ha vivido toda su vida al borde de la pobreza, pero entonces hereda una considerable fortuna. Después de leer el testamento, los fondos y las propiedades son transferidas a su nombre. Para sorpresa de todos, el hombre continúa viviendo de la misma forma que antes de recibir la herencia. Sigue trabajando en el mismo modesto trabajo, sigue teniendo desconectado periódicamente el gas y el teléfono porque no piensa que tiene el dinero para pagarlos a tiempo. Aunque él tiene una vaga idea de que tiene riquezas a su disposición, este hecho no tiene un impacto práctico en su vida. El aún se ve a sí mismo como era antes. El vive el resto de su vida así, dejando morir toda apariencia de ser un anciano que le dio un golpe a la pobreza.

Obviamente, esta historia es ficticia. ¿Quién puede imaginarse a alguien así de tonto? ¡Pero, es exactamente la forma en que muchos cristianos viven! Tienen alguna vaga y general idea de que son ricos en Cristo, pero como este conocimiento no es una realidad de vida regular, ellos viven vidas espiritualmente empobrecidas.

Si tú has recibido a Cristo, es la voluntad de Dios para ti que vivas una vida de abundancia espiritual. Pero, este tipo de vida no viene en forma automática. Es el resultado de tu entendimiento espiritualmente alumbrado, que es lo que Dios te ha dado en Cristo.

Pablo está escribiendo aquí a cristianos crecidos, pero aún les recuerda de lo que ellos tienen (v.3-14). Luego, él ora por ellos para que sean iluminados y entiendan esta fantástica riqueza espiritual (Leer v 15-18a). Hay una diferencia entre el mero conocimiento intelectual de la verdad bíblica y el espiritualmente iluminado entendimiento de esta. Iluminado significa entendimiento espiritual de lo que Dios te ha dado. Así su significado y aplicación ocurre en forma personal e impactante.

Ilustración: Ver objetos en una pieza débilmente iluminada, luego encender la luz. Manejar por un bosque en medio de una noche sin luna, luego salir de la carpa en la mañana.

Nota: A veces uno escucha a cristianos que hablan de conocimiento “mental” y conocimiento del “corazón”. No me gusta esta distinción, porque suena como que un tipo de conocimiento viene a través de la mente racional, mientras que el otro pasa por alto los procesos cognitivos y va directo al corazón. Esto no es verdad. El conocimiento espiritual viene a través de la mente hacia el corazón. ¡¡No se puede adquirir el conocimiento espiritual aparte de aprender la Palabra de Dios!!

La distinción adecuada no es entre mente y corazón, sino entre conocimiento vivo y conocimiento muerto. La pregunta no es meramente “¿Sabes tú lo que Dios te ha dado?”, sino también “¿Te cautiva este conocimiento, eleva tu corazón, afecta la forma en que te ves a ti mismo?, etc. ¿Está cambiando tu vida? Esto es lo que Pablo estaba convencido que sus oyentes tenían que tener.

Áreas específicas de Iluminación (v 18b-20)

“¿Cuándo necesitamos, específicamente iluminación?”. Pablo se enfoca en tres verdades específicas que revolucionarán nuestras vidas.

I. “La esperanza de nuestro llamado”

Esto se refiere a la certeza de nuestra participación en el nuevo orden eterno que Dios anuncia con el regreso de Jesucristo. EL maligno será derribado, juzgado y lanzado para siempre. Nosotros seremos levantados con cuerpos incorruptibles, donde no hay enfermedad, no hay muerte, ni tragedia, ni tampoco mal. Pasaremos el resto de la eternidad en la presencia de un Dios infinito, siempre conociéndole más y mejor, y su Gloria infinita nunca se agotará. El N.T. dedica cientos de pasajes a la descripción de este futuro. El hecho de que recurra a metáforas y analogías para describir, no significa que es un sueño. Esto es porque el lenguaje humano no puede expresar a la existencia humana esto magnífico. Y esta “esperanza” no es mero deseo. Esperanza en la Biblia se refiere a los sucesos futuros establecidos por Dios mismo. Y Dios ya ha dado evidencia de este futuro, al resucitar a Jesucristo.

¿Cómo nos afectará esto a nosotros?:

Cuando Dios abra los ojos de tu corazón para entender tu futuro de esta manera, tu forma de ver el mal y el sufrimiento cambiará radicalmente. Muchos de nosotros somos arrastrados por el mal y el sufrimiento porque vemos estos como omnipotentes e inacabables; y no en la luz de esta gran y certera realidad.

Vacaciones: Rom. 8:18- nota “Yo considero”

(La gloria venidera será como vacaciones después de todo este pasar)

II. “Las riquezas de la gloria de su herencia en los santos”.

A simple vista, suena como si Pablo se está repitiendo a sí mismo y hablando nuevamente de nuestra herencia. Pero, él no está hablando de tu herencia de Dios, sino más bien de la herencia de Dios para ti. ¿Qué es lo que Dios ve como “las riquezas de Su gloria”? Tú eres, porque El te creó a Su imagen y porque fuiste rescatado a un gran precio personal para Dios. ¡¡Dios te ve como su posesión preciosa!!

¿Cómo nos afectará esto a nosotros?: Partiendo del punto que esta verdad va directamente a ti, en forma personal, tu vida será profundamente cambiada.

La actitud de los padres hacia un niño impedido:

“Tengo que guardarte y cuidarte porque tu naciste para mi” Pero ellos se confunden con él, y su confusión paraliza al niño mucho más profundamente que cualquier impedimento físico.

Muchos cristianos creen que así es como Dios les ve, porque esa es la forma en que se ven a sí mismos. Como resultado, no se relacionan con Dios con confianza, ni tampoco con nada ni nadie más.

La forma de ser liberado de una baja autoestima no es comparándose arbitrariamente con otros, ni amontonando posesiones ni títulos, o tomando un curso de Pensamiento Positivo, sino, es aprendiendo cómo Dios nos ve y, aceptando personalmente Su estimación y pidiéndole a El que esto sea una realidad personal en nuestras vidas.

“La supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos”. Pablo está señalando el increíble poder de Dios que está disponible para ti ahora mismo. El va más allá enfatizando la magnitud de este poder de tres formas:

Adjetivo: ”supereminente”

4 palabras para poder: ”poder”, “operación”, “poder de su fuerza”>>¡¡poder dinámico, energizador!!( represa hidroeléctrica). El ejemplo más representativo de ese poder: resurrección de Jesucristo de la muerte.

¿Cómo nos afectará esto a nosotros?: La iluminación espiritual acerca del poder disponible para ti, cambiará en dos maneras:

- Cambiará la forma en que mires tus pecados y el daño que estos han hecho a tu vida.(Rom. 8:11). En vez de permanecer desanimado o fatalista acerca de estos, crecerás en confianza de que Dios estará contigo todo el tiempo, aún agradeciéndole por adelantado por esto. No crecerás indiferente a cerca de tu crecimiento, sino que comenzarás a relajarte en la confianza de que Dios puede y cambiará aún tus más profundos problemas.

- Cambiará la forma en que mires tu potencial para servir a Dios (Col 1:28,29). En vez de siempre rehuir a algo que piensas que no está totalmente dentro de tus habilidades, comenzarás a atreverte más para compartir a Cristo con otros, para servir a otros cristianos de maneras más desafiantes.

Cómo ser iluminado

Primero debes ser un cristiano. A menos que recibas a Cristo, no sólo no tienes la capacidad espiritual para ver lo que tienes, si no que tampoco tienes ninguna riqueza que ver.

Enfoquémonos en el v.19a: “para con nosotros los que creemos”.

La Biblia insiste en la conversión. Hay un punto entre que estás separado de Dios, espiritualmente muerto y empobrecido; y otro punto entre que eres unido con Cristo, espiritualmente vivo y bendecido con toda bendición espiritual.

El punto entre estos dos estados es tu decisión de admitir que necesitas el perdón de Dios y creer en Cristo como tu Salvador. Cuando recibes personalmente a Cristo, y el don del perdón que El te ofrece, entonces recibes estas bendiciones espirituales y el Espíritu Santo te capacita para conocer estas como una realidad experimental.

Si tú has recibido a Cristo, necesitas meditar en oración acerca de lo que la Palabra de Dios dice que es verdad para ti.

¿Lees regularmente la Palabra? ¿Estás estudiando por ti mismo, como también siendo enseñado? ¿Estás aprendiendo pasajes bíblicos que se enfoquen en tu riqueza espiritual en Cristo?

¿Oras antes de estudiar, escuchar una enseñanza, etc., pidiendo a Dios que abra tus ojos al significado y aplicación de esta verdad?

¿Contrarrestas los falsos pensamientos acerca de ti, tu futuro y tu potencial recordando y declarando lo que Dios dice en estas áreas?

“En cinco años más, algunos de ustedes serán la persona de la historia. Pero algunos serán radicalmente diferentes de la forma que hoy son. No experimentarás ese cambio en una purificación dramática. Esto ocurrirá en forma gradual, tan gradual que difícilmente notarás cualquier cambio día a día. Pero te darás cuenta que eres una persona diferente en la medida en cómo te veas a ti mismo, tu vida, etc. Y la razón para este cambio, será la misma en todos los casos. Adquiriste el hábito antes descrito.