Lucas 1:1-4

Prefacio e Introducción1

Por Gary DeLashmutt
Xenos Christian Fellowship
Columbus, Ohio, EE.UU

Introducción

Leer 1:1-4.  Antes de indagar en esta obra, hagamos algunas preguntas generales importantes.

¿Quién lo escribió?

El autor no se identifica a sí mismo, el título fue añadido mucho más tarde. El autor también escribió Hechos como una obra de 2 volúmenes para “Teófilo” (ver también Hechos 1:1). En Hechos, las secciónes donde se usa la palabra “nosotros” lo identifican a él como un compañero de Pablo quien estaba con él durante su encarcelamiento en Jerusalén y Roma.  Por proceso de eliminación (el autor menciona la mayoría de los compañeros de cárcel de Pablo en la tercera persona), el mejor candidato es Lucas el médico (Colosenses 4:14) y el único autor Gentil en el Nuevo Testamento.

Corroboración adicional:
Los escritos sobre los primeros años de la iglesia son unánimes en cuanto a que Lucas fue el autor de estos dos libros. Iraneo (alrededor de 180 DC) dice, “… Lucas, el seguidor de Pablo, puso en un libro el evangelio predicado por su maestro…”2
La descripción del autor de las condiciones físicas es más detallada que la de otros autores de los evangelios, y usa terminología médica usada comunmente entre los médicos del primer siglo (EJEMPLO: “gran fiebre” en Lucas 4:38 versus “fiebre” en Marcos 1:30).

Dado que Hechos termina con el encarcelamiento de Pablo en Roma alrededor del 60 DC, fue probablemente escrita en ese momento, lo que haría que el evangelio de Lucas fuese más reciente.

¿A quién fue dirigida?

Lucas escribió este relato al “excelentísimo Teófilo”. “Teófilo” significa “amante de Dios” y es un nombre bastante común. “Excelentísimo” indica que Teófilo es un hombre con un rango oficial en el mundo Romano.  Algunos especulan que era el abogado defensor de Pablo, y que Lucas le estaba ayudando a preparar su defensa para el proceso de Pablo como insurreccionista. O él podría haber sido un convertido cristiano rico que patrocinaba a Lucas, subsidiando la investigación, escribiendo y copiando su obra. Era común que el autor de una obra literaria dedicase la misma a su patrocinador

¿Con qué propósito fue escrita?

Él dice en 1:3,4 que era para escribir sobre la cuidadosa investigación de la vida de Jesús para que Teófilo (y probablemente otros cristianos Gentiles/ Griegos y seguidores) estuvieran seguros de la exactitud histórica de lo que le (o les) habían enseñado.
Lucas sabe de la instrucción oral de los apóstoles (vs. 2) y de ciertos relatos escritos a cerca de la vida de Jesús (vs1), y evidentemente incorporó algunos de ellos en su propia obra.  De los 1149 versículos en Lucas, 350 versículos provienen de Marcos y 235 versículos parecieran provenir de una fuente que Marcos también usó (“Q” Logia).
Él también hizo sus propias investigaciones (vs.3). las cuales son los 564 versículos de material único. Mucha de esta información pareciera venir de testigos oculares (MARIA: 2:19,51; ELISABET; etc.).

¿Qué tiene que ver la exactitud histórica con la espiritualidad?

>> Esto plantea un tema importante: la relación entre espiritualidad e historicidad. La mayoría de la gente hoy en día, ven poca o ninguna conexión entre estas dos cosas—la historia es una academia seca, totalmente separada de la verdad espiritual y de la experiencia. Pero Lucas piensa que es muy importante que lo que Teófilo crea a cerca de las cosas espirituales (en este caso Jesús) está conectado con los eventos históricos que en realidad ocurrieron.

¿Por qué es tan importante?

  • Porque Dios confiere bendiciones espirituales a través de eventos históricos.

El objetivo de otras religiones es escapar de o ir más allá de la historia, pero el Dios de la Biblia actúa en la historia para salvar a su gente. Él actuó a través de Moisés para liberar a su pueblo de Egipto, y actuó a través de Jesús para liberarnos de nuestra culpas por los pecados. Esta es una de sus quejas contra Israel, por adorar a otros dioses de Canaán—los cuales en realidad no hacen nada en la historia. Así mismo, los dioses Griegos y Romanos no estaban involucrados en la historia, al igual que el caso de las religiones orientales. Algo similar y popular hoy en día es la noción del movimiento de la NUEVA ERA/ POSTMODERNISMO de que nuestras creencias crean la realidad.
De acuerdo a la Biblia, las bendiciones espirituales están ligadas y fluyen de lo que hizo Dios en la historia a través de Jesús. ¡Si no ocurrió en la historia, no hay beneficios a ser obtenidos! La fe en Cristo sólo es buena en la medida que esté relacionada con lo que realmente Jesús hizo en la historia.

Imagínate yendo a un banco y tratando de extraer US $50.000 de tu cuenta cuando has sólo depositado US $500. Cuando tú insistes que debieran permitirte sacar los US $50.000, el cajero del banco te pide que documentes el depósito de esa cantidad de dinero. ¿Cómo respondería el empleado del banco si tú le dijeras que en realidad no importa si has efectivamente depositado o no, en la medida que uno crea que lo ha hecho?

Un consejero (o un teólogo liberal) podría decir, “¿Qué importancia tiene si Jesús en realidad resucitó de los muertos? Si creer en eso te da alivio a tus sentimientos de culpa, entonces el cristianismo funciona para ti.”

Compara esto con lo que dice Pablo en 1Corintios 15:14-19 (leer). ¿Ves su razonamiento? A no ser que Jesús en realidad haya resucitado en la historia, el perdón por los pecados proveniente de Dios no está disponible y nuestra fe es en vano. En otras palabras, nuestra fe no crea bendiciones espirituales; sólo puede apropiarse de bendiciones espirituales que Dios ha garantizado a través de evento históricos.  Esta es la razón por la cual los creyentes del Antiguo Pacto no se fueron al cielo (Lucas 16:22; 1Pedro 4:6) o no tuvieron el Espíritu Santo (Juan 7:39).

  • Porque la exactitud histórica provee una base racional para la creencia en las declaraciones de las verdades espirituales del cristianismo.

“Jesús me ama, esto lo sé, por que la Biblia me lo dice así” (canción de Escuela Dominical). Pero, ¿por qué debiéramos confiar en lo que la Biblia dice?  La fe Bíblica no es optar por creer a pesar de las evidencias (credulidad); sino que es optar por creer en Jesucristo como tu Salvador debido a la evidencia. Y el tipo de evidencia mayor es la histórica. Existen dos tipos de evidencia histórica.

Lucas entrelaza sus declaraciones a cerca de Jesús con las referencias de la gente, lugares, tiempos y eventos que podemos verificar o falsificar con un estudio histórico. Por ejemplo, él nos habla en Lucas 3:1, 2 cuando Juan el Bautista comienza su ministerio (leer). Esta es una declaración que puede ser desafiada. Si encontramos que esta gente tenía diferentes profesiones y/o nunca gobernaron simultáneamente, ¿cuánta confianza podemos tener acerca de las declaraciones de Lucas a cerca de Jesús?  Pero resulta que él estaba en lo correcto, después de todo. Cada una de estas personas(excepto Zacarías) son mencionadas en fuentes extra bíblicas, y sus períodos de servicio activo armonizan con datar esto en los años 26 a 29 D.C.

A finales de los 1800, un arqueólogo famoso –Sir William Ramsay —estaba convencido que Lucas era básicamente una fuente no confiable debido a (entre otras cosas) su declaración de que Sergio Paulo había sido gobernador en Chipre (Hechos 13:7). Él excavó el edificio del gobierno Romano y ¡descubrió el nombre de Sergio Paulo grabado sobre la piedra angular!  Este descubrimiento dio inicio a una investigación arqueológica sistemática de las referencias históricas de Lucas. Su veredicto al final de su investigación fue que: “La historicidad de Lucas es insuperable con respecto a su formalidad (confiabilidad)…Lucas es un historiador de primer rango, y no sólo sus declaraciones sobre hechos son confiables…sino que este autor debiera ser puesto entre los más grandes historiadores.”3
Ramsay no se detuvo aquí-- él se convirtió al cristianismo como resultado de su investigación. ¿Por qué? Porque si Lucas fue preciso en cuanto a las cosas que podían ser comprobadas, probablemente se le pueda confiar en las cosas que no pueden ser comprobadas.

La profecía bíblica provee incluso una evidencia mayor para la validez de las declaraciones espirituales. Éstas son predicciones históricas de personas claves y eventos, con suficiente detalle y tiempo entre la predicción y su cumplimiento como para comprobarlas. El punto es obvio: si éste libro puede predecir el futuro con este tipo de exactitud, esta evidencia de su autor divino nos provee una base adecuada para que confiemos lo que dice a cerca de Dios, Jesucristo, salvación, etc.

En la medida que leamos Lucas, lo veremos refiriéndose a predicciones específicas del Antiguo Testamento cumplidas por Jesús y otros. Por ejemplo, en Lucas 1:55,73, se refiere a la venida de Jesús como el cumplimiento de una promesa que Dios hizo a Abraham 2100 años antes. Esta promesa mesiánica se volvió increíblemente detallada, incluyendo una detallada genealogía, lugar de nacimiento, tiempo y manera de morir, etc.
Este estudio va mucho más allá de nuestro ámbito y del tiempo que tenemos ahora—pero si les interesa dar una mirada más detallada, lean el libro “Christianity, The Faith That Makes Sense” (Cristianismo, la fe que tiene sentido).

Es un hecho sorprendente y bien encubierto el que las otras así llamadas “escrituras” carecen completamente en esta área.  Ya sea no tratan en absoluto con la historia (RELIGIONES ORIENTALES), o está claramente falsificada,4 o sus predicciones son falsas o totalmente vagas.

  • Porque la evaluación de la historia expone muchas versiones falsificadas del cristianismo.

Jesús  mismo predijo que la falsificación a cerca de sí mismo iba a abundar entre su primera y segunda venida. Vs.4 da indicios que hay presencia de información falsa a cerca de Jesús incluso en esta etapa temprana. E incluso hoy en día, libros como el famoso “Evangelio de Tomás” presenta a un Jesús tipo NUEVA ERA que muchos dicen que es el verdadero Jesús. ¿Cómo podemos saber la diferencia entre los relatos auténticos y pervertidos de la vida de Jesús y su misión?

Muchos de estas obras fueron escritas mucho más tarde y son obviamente leyendas en cuanto a su material “histórico”. El Evangelio de la Infancia de Tomás data de la mitad del tercer siglo. Registra varios presuntos incidentes de la temprana infancia de Jesús. Por ejemplo, Jesús moldea palomas de greda en el Sábat.  Cuando las personas ponen objeción a esto, él aplaude con sus manos y las palomas vuelan lejos. Cuando otro niño dispersa una poza de agua que Jesús hizo, Jesús le llama insolente, cabeza hueca sin dios y lo paraliza. Cuando otro niño choca con su hombro, Jesús se exaspera y lo maldice y así lo mata. Cuando sus padres se quejan de esto a José, Jesús los deja ciegos de golpe.5
Este relato claramente retrata a un Jesús como un amoral (o inmoral) hacedor de milagros. Por lo demás, los evangelios canónicos tempranos declaran que Jesús no hizo milagros hasta las bodas de Caná (Juan 2:11; Marcos 6:2,3).

Muchas de estas obras no proveen nada de información histórica, así que no hay manera de comprobar su exactitud.  El Evangelio de Tomás es el mejor conocido de los escritos apócrifos del Nuevo Testamento de esta clase. Recientemente, ha sido usado por los partidarios de la Nueva Era para clamar el apoyo de Jesús a sus visiones de espiritualidad. Fue escrito a principios del segundo siglo, y fue descubierto en 1954 entre la literatura excavada en Nag Hammadi.  El Evangelio de Tomás es una colección de 114 supuestos dichos de Jesús, muchos son similares a los dichos canónicos, pero varios de éstos (como los siguientes) contradicen claramente el evangelio canónico.6

“Los discípulos dijeron, `Sabemos que te irás de nuestro lado.  ¿Quién será el líder?´ Jesús les dijo a ellos, `Donde sea que estén, deberán ir donde Santiago el justo, para el cual el cielo y la tierra fueron hechas.´” (Dicho 12)     ¡El cielo y la tierra no fueron hechos para Santiago el justo! Compara con Juan 14 – 16 donde la presencia de Jesús continúa a través del Espíritu Santo.

“Jesús dijo a sus discípulos, `Compárenme con alguien y díganme a quién me parezco.´…Tomás le dijo, `Maestro, mi boca es totalmente incapaz de decir a quién te pareces.´ Jesús dice, ´No soy tu maestro.  Porque has bebido, te has intoxicado con la vertiente de burbujas que yo he repartido.´” (Dicho 13)     En  todo el Antiguo Testamento y el canónico Jesús  clama ser el Mesías, el Señor, maestro (Juan 13:13) etc. Y cuando Tomás lo adoró como “mi Señor y mi Dios” (Juan 20:28), Jesús aceptó su adoración.

“Simón Pedro le dijo a ellos, `Dejen que María se vaya, ya que las mujeres no son merecedoras de la Vida.´ Jesús dijo, `Yo mismo la guiaré para hacerla varón, para que ella también pueda ser un espíritu viviente que se parezca a ustedes los hombres.  Porque cada mujer que se haga varón entrará en el Reino del Cielo.” (Dicho 114)    ¿Por qué la Ms Magazine (revista feminista) estaban tan entusiasta de esta obra [Evangelio de Tomás] en su publicación del año 1980?  ¡¡Me pregunto por qué los partidarios de la Nueva Era de este libro no citaron estos dichos!!  ¿? 

¿Qué nos dice Lucas a cerca de Jesús?

>> Una vez que vemos las razones por las cuales podemos creer en los relatos que Lucas hace sobre Jesús, ¿Qué tipo de retrato de Jesús dibuja él? Como los otros tres autores del evangelio, Lucas selecciona su material para comunicar ciertos aspectos de Jesús. 

Él presenta a Jesús como Salvador

  • Gabriel le dice a María que lo llame “Jesús” lo que significa “YHWH salva” (1:31).
  • María se regocija en “Dios mi salvador” (1:47).
  •  Los ángeles le dicen a los pastores “les ha nacido un salvador, Cristo el Señor” (2:11).
  • Simeón tomó a Jesús en sus brazos y oró, “mis ojos han visto tu salvación” (2:30)
  • Jesús describe su misión que vino a “buscar y salvar a los que se habían perdido” (19:10).

RESUMEN: El verdadero Jesús no ha venido como un gurú espiritual para guiarte a la realización personal de tu divinidad.  Él no ha venido para ser tu ejemplo moral para que puedas esforzarte más en ser bueno.  Él ha venido a rescatarte de tu perdición espiritual y a salvarte de tus pecados.

Específicamente, Jesús es el Salvador de toda la gente.

  • Gentiles (2:32; 3:6,38; 4:25-27; 7:9; 10:1; 14:47) y Samaritanos (9:51-56; 10:30-37; 17:11-19), así también a Judíos (1:33; 2:10) >> ÉTNICO /RACIAL
  • Pecadores y marginados (3:12; 5:27-32; 7:37-50; 19:2-10; 23:43), así también a la gente “respetable” (7:36;11:37;14:1) >> SOCIAL
  • Pobres (1:53; 2:7; 6:20; 7:22), así también a los ricos (19:2;23:50) >>ECONÓMICO
  • Mujeres (ELISABET Y MARÍA; ANNA;  8:2,3), también a hombres >> SEXO

RESUMEN: Pablo sintetiza esto en Gálatas 3:28 (leer). “El suelo es el nivel a los pies de la cruz.”  ¿Eres bueno, rico, respetable, etc.? De todas maneras necesitas que Jesús te salve. ¿Eres pecador, pobre, rechazado, etc.? Jesús aún te ama y te está buscando para salvarte.  ¿Cómo responderás a su oferta?


1 Traducido por Marie Claude Bastres, Chile,  Texto extraído de www.xenos.org

2 Adversus haereses, III. 1

3 Ramsay, W. The Bearing of Recent Discovery on the Trustworthiness of the New Testament. Grand Rapids: Baker (1953) p 222.

4 See the appendices in the inaccuracies in the Koran and the Book of Mormon in Gleason Archer, A Survey of Old Testament Introduction (Chicago: Moody Press, 1974)

5 Ron Cameron, ed., The Other Gospels (Philadelphia: Westminster Press, 1982), pp. 124,125.

6 All quotes from Ron Cameron, ed., The Other Gospels (Philadelphia: Westminster Press, 1982).