Hebreos 4: 1-16

Entrando en el reposo del Señor 1

Por Gary DeLashmutt

Xenos Christian Fellowship

Columbus, Ohio, USA

Introducción:

Ya hemos estado estudiando Hebreos durante cuatro semanas. Algunos de ustedes no estaban presentes, y el resto probablemente necesitan un recordatorio de lo que estaba ocurriendo en esta carta.

El autor está escribiendo a un grupo de Judíos Cristianos los cuales están siendo tentados a volver a observar los ritos del Judaísmo para escapar de la persecución. Su punto es que el rito del Judaísmo era sólo un cuadro profético de Jesús y de su muerte en la cruz. Jesús ha cumplido y sobrepasado el Judaísmo. Entonces, en vez de volver al Judaísmo, ellos deben seguir adelante con Jesús.

Para hacer notar el punto, él se refiere a un incidente en la historia de Israel la cual tiene un paralelo con su situación. Moisés había conducido a los Israelitas fuera de Egipto cruzando el Sinaí, hasta el borde de Canaan. Dios les prometió que les daría esta tierra, y los hizo enviar 12 espías para verificar lo bueno que era. Pero cuando volvieron, 10 de ellos tenían tanto miedo por el tamaño y la fuerza de la gente que residía en esa tierra que ellos advirtieron al pueblo en contra de ir. Cuando el pueblo estuvo de acuerdo, Dios llamó a este rechazo a creer en El como un “endurecimiento de corazón” y descalificó esa generación y no les permitió vivir en esa tierra. Debido a su incredulidad, ellos perdieron el reposo del Señor (leer 3:16-19)

La última vez vimos que podemos adquirir un corazón endurecido, y aprendimos a evitar esto. Esa era un lección negativa, pero una importante. Esta semana, estudiaremos el lado positivo de esta lección – la perspectiva de entrar en el reposo del Señor.

Leer vs.1-9. El argumento está resumido en vs.9: “ Queda un reposo Sabático para el pueblo de Dios”. No puede referirse exclusivamente a la conquista de Canaan, debido a que el autor de Salmo 95 dice que está disponible para el pueblo de Dios “hoy en día” – 400 años después que la conquista de la tierra hubo terminado.

Esta aseveración naturalmente eleva dos preguntas:

¿Qué es el reposo? ¿Cómo podemos entrar en el reposo?

¿Qué es el reposo?

>> Algunos piensan que se refiere a la vida que viene – el cielo. Pero en realidad es para esta vida y para una vida activa. Existen varias buenas razones para interpretar el reposo de Dios de esta manera:

Dios tenía un reposo para los Israelitas para que entraran en esta vida. Por lo tanto, seguiría que Dios tiene un reposo para nosotros en esta vida. Ahora, este reposo no era una siesta – era un vida de batalla victoriosa. Por lo tanto corresponde que nuestro reposo también será una vida de batalla , pero batallando bajo el liderazgo de Dios y su poder los cuales son más que adecuado para ganar. Jesús hizo una invitación a una vida de reposo en esta vida en Mateo 11:28-30 (leer). Esto no es un cuadro de inactividad ni pasividad, sino que de trabajo fructífero debido a su instrucción y liderazgo. Como un joven e inexperto buey amarrado junto a un fuerte y dócil buey, yo puedo aprender a trabajar con él y bajo su liderazgo. Este es un cuadro en cual el tipo de vida que cada uno de nosotros puede experimentar con Jesús en el medio de las batallas y luchas de la vida – si nosotros vamos a El y aprendemos de Él y nos abrimos a su gentileza y humildad.

Esto es increíblemente similar a lo que el autor describe en vs.15,16 (leer). De nuevo, este no es un cuadro de total relajación y facilidad. Es una vida de lucha efectiva en contra de la tentación gracias a la misericordia y ayuda de Dios.

>> Es difícil imaginarse por qué alguno no habría de querer experimentar un reposo como este – yo lo quiero. Sin embargo, no mucha gente – e incluso no muchos cristianos – parecieran experimentar este tipo de vida. ¿Debido a qué ocurre esto? Es porque al igual que los Israelitas no cumplimos con la condición para que ocurra...

¿Cómo entramos en el reposo?

>>Claramente, 3:19-4:3ª nos dice que la clave para entrar en el reposo del Señor es fe/creencia en la promesa de Dios. Pero esto requiere mayor explicación o se vuelve abstracto y poco práctico. Empezando en el vs.10, se nos dan tres caminos específicos para expresar la fe para entrar en el reposo del Señor.

“Cesa de tus trabajos” (vs.10)

Este es el tema que el autor desarrollará más tarde en esta carta. Significa dejar de confiar en tus propias buenas obras para obtener la aceptación de Dios. En otros lugares, el autor denomina a esto “obras muertas” porque no tienen poder para lograr el objetivo. A cambio, se debe confiar en la obra terminada de Jesucristo para hacerte aceptable delante de Dios.

Las buenas noticias es que necesitamos hacer esto sólo una sola vez, para recibir la permanente aceptación de Dios (Gal. 2:16). Esto es lo que se denomina hacerse Cristiano...

Muchos de nosotros hemos experimentado un tremendo sentido de alivio y exhilaration cuando hicimos esto. La pesada carga de siempre estar pensando que uno quedaba corto fue reemplazada por la relajante confianza que la obra de Cristo hizo lo que nosotros necesitábamos hacer. ¿Qué es esto? ¡Esto es entrar en el reposo de Dios!

Pero este reposo puede borrarse en la vida cristiana. Los obstáculos aparecen y parecieran bloquear su provisión de nuestra vista, y a no ser que deliberadamente escojamos poner nuestra confianza en lo que Cristo ha hecho por nosotros, perderemos el reposo que Dios nos ha prometido. Por esto el autor dice vs.11 (leer). A primera vista, pareciera que se estuviera contradiciendo lo que dijo en el vs.10. Si yo supuestamente debo cesar con mis obras, ¿Por qué debo ser diligente para entrar en el reposo de Dios? Esta diligencia no es la que trata de obtener la aceptación de Dios nuevamente, sino más bien la diligencia para seguir confiando en la provisión de Cristo inclusive cuando es difícil hacer esto. En vs.12 –16, él identifica algunos de los obstáculos claves para el reposo del Señor y explica cómo debemos expresar nuestra confianza en Cristo ante esos obstáculos para que podamos retener el reposo.

“Mantén firme la confesión (vs.14)

Leer vs.12,13. ¡Este es un pasaje terrorífico! Nos dice que Dios ve cada cosa que se puede ver a cerca de nosotros. Otros no perciben muchos de nuestros pensamientos más profundos y motivos, y estamos felices que no lo hagan porque mucho de esto ya está podrido. Pero Dios puede ver todas las cosas. Nada está escondido para él; él evalúa cada pensamiento y cada intención de nuestros corazones. Y al comenzar a exponernos a su Palabra (especialmente con sus imperativos morales – la Ley sería la que estaríamos mirando primeramente) como cristianos, una cosa que ocurre es que la justicia de Dios empieza a revelarse en nosotros para mostrarnos cuán pecadores somos. Cuando esto ocurre, nos puede realmente tumbar! Como a Isaías 6:5, nos podemos destruidos. Cuando eso ocurre, es mucho más simple creer que Dios nos ha rechazado, o que nos rechazará a no ser vengamos con alguna cosa para apaciguarle.

Esto es lo que la audiencia estaba haciendo. Ellos estaban evidentemente volviendo al Templo y a realizar sacrificios de animales hecho por los sacerdotes Judíos por sus pecados. ¿Por qué? Para asegurarse que Dios continuará aceptándolos.

En vista que nuestro pecado Dios lo sigue siendo exponiendo en nuestra vida, es más fácil pensar que debemos continuar haciendo algo para que seamos aceptados. Y es por eso que las cosas como la MISA, PENITENCIA, RECIBIR A CRISTO DE NUEVO, VOTOS DE AUTORECRIMINACIÓN, etc. Son tan populares. Esta es la razón por la cual la RACIONALIZACIÓN es tan popular debido a que si yo no reconozco que yo estaba equivocado, yo no tengo que lidiar con terribles sentimientos de estar expuesto a Dios.

En cambio, necesitamos diligentemente hacer la cosa difícil. Debemos en forma deliberada escoger “ mantenernos firme con nuestra confesión”. Esto significa conscientemente aplicar el perdón completo de Jesús para tus propios pecados en vez de ir a otros medios (anterior).

A esto se refiere el autor cuando dice “ tenemos un gran sacerdote quién ha pasado a través de los cielos”. En el AT, el sumo sacerdote pasaba por la cortina hacia el lugar Santísimo para ofrecer sacrificios por los pecados de la gente. Hacía esto cada año. Sin embargo esto era sólo un rito simbólico que se repetía cada año para enseñar al pueblo a cerca del sacrificio que venía ofrecido por Dios, Jesús hizo el verdadero rito una vez por todas (leer 9:24-26).

Tú puedes escoger acordarte de esto y poner tu confianza en esto a pesar de todo lo que puedas sentir que Dios te haya rechazado. Puedes decir “ aunque siento que necesito hacer algo para pagar por mis pecados, escojo agradecerte por haber por haberme perdonado ya”. Y si tú haces esto, tú puedes experimentar el mismo sentido de alivio y limpieza que tuviste cuando recibiste a Cristo por primera vez. Puedes entrar en el reposo del Señor nuevamente tan a menudo como quieras!

“Acércate con confianza al trono de la gracia” (vs.16)

¿Has preguntado alguna vez a alguien para que te ayude con una tarea difícil y que te respondan con exasperación y disgusto? A veces los niños obtienen este tipo de respuesta de sus padres y de sus profesores (EJEMPLO: PADRE CON EL NIÑO APRENDIENDO A ANDAR EN BICICLETA – “POR QUÉ HICISTE ESTO? ¿POR QUÉ NO LO PUEDES HACER EN LA FORMA QUE TE MOSTRÉ? ¿ ME ESCUCHASTE?). ¿Cómo te afecta esto? A mi me hace alejarme de pedir ayuda nuevamente – voy a tratar de solucionar el problema yo mismo o silenciosamente voy a fracasar, pero no voy a arriesgarme nuevamente a pasar por esa vergüenza o desprecio por alguien que no entiende cuán difícil es para mi.

Desgraciadamente, esta es la cosa más fácil de creer a cerca de cómo Dios nos responderá cuando necesitamos ayuda para seguirle a El. La verdad es que puede llegar a ser muy difícil seguir a Dios. A veces experimento poderosas tentaciones para involucrar (compromise) mi fidelidad. A veces me doy cuenta que estoy nadando en contra de la corriente cuando se trata de malos hábitos muy arraigados. Cuando esto ocurre, ¿Qué es lo más fácil de creer? Que Dios está exasperado y enojado conmigo. ¿Y qué pasa cuando me creo esto? Evito relacionarme con El, la única verdadera ayuda que tan desesperada necesito, y paso siguiente las cosas siguen un curso peor. ¿Se siente identificado?

Lo que necesitamos en una situación como esta, es que alguien por un lado nos entienda lo difícil que es para uno y que sepa como ayudarme para superar el problema. Ser una persona comprensible facilita para pedir ayuda, y ser competente lo hace atractivo.

Esto es exactamente lo que está disponible para nosotros. Leer vs. 15,16. Debido a que Jesús fue tentado en todas las formas que nosotros fuimos (AVENIDAS MAYORES), él comprende cuán difícil es, y cuánta desesperación uno siente (GETSEMANI) y él lo siente con nosotros (sympathos – sentir con). Por lo tanto, podemos confiar en él para que sea misericordioso con nosotros. Y porque él aprendió como conquistar cada tentación, yo puedo estar confiado que él es competente para ayudarme a aprender a ganar.

Pero debes ser diligente para acercarte a Dios a pesar de tus sentimientos que a menudo te dicen que no te hará bien, que no te recibirán bien, etc... Debes hacer la decisión de abiertamente compartir tus luchas morales con Jesús debido a que él entiende, y agresivamente pedir ayuda porque él está disponible y puede ayudarte. Mientras más uno hace esto, más uno experimentará su empatía y su ayuda, y más fácil se torna hacer esto una próxima vez. En la medida que esto se torna en un camino más habitual de trabajar con nuestras dificultades, uno está entrando en le reposo del Señor.

Conclusión:

Una de nuestros anhelos más profundos es relacionarnos con alguien que nos conoce completamente (¡inclusive las verrugas!), pero que aún nos acepte plenamente y que esté completamente y activamente comprometido con hacernos el bien. El relacionarse con alguien como esta persona, es el tipo de reposo que Jesús habló en Mateo 11: 28-30. Esto es exactamente lo que Dios nos ofrece debido a la obra completa de Jesús – sólo si estamos dispuestos a confiar en la forma descrita anteriormente.

nota al pie de la página

1 Traducción hecha por Marie Claude Bastres, Iglesia Asamblea de Dios Autónoma de Punta Arenas, Chile.