Gálatas

¿Por qué es tan importante la gracia?

Gálatas 1:1-10

Introducción:

Gálatas es uno de los primeros libros del Nuevo Testamento (48/49DC): tal vez el primero. Fue escrito por Pablo a un grupo de iglesias en Turquía Central, las cuales él había comenzado un corto tiempo atrás (leer Hechos 13,14).

Leer 1:6-9. ¡No necesitamos ser muy observadores para darnos cuenta que Pablo está enojado! El está furioso con los Gálatas y con las personas a quienes los Gálatas han estado escuchando.

1:6-9 Los llama “alejados”; pronuncia la ira de Dios sobre los intrusos (anatema “destinado a la destrucción”)

3:1 - Los llama “insensatos” (idiotas); dice que los intrusos los “fascinaron” (embrujaron)

5:10-12 - advierte que los intrusos serán juzgados, “los que os perturban, llevarán la sentencia”; les desea que los intrusos se “cortaran a si mismos”, “se mutilaran”. ¿Imagen de 6:13?

¿Quiénes son esos intrusos? ¿Qué están haciendo que hace que Pablo hable con un idioma tan fuerte? ¿SON PRACTICANTES OCULTISTAS? ¿SON PERVERTIDOS SEXUALES? No. Estos hombres no se verían como “peligrosas” por la mayoría de las personas. De hecho, serían bienvenidos y respetados en muchas iglesias de hoy. Ellos eran personas morales en cuanto a la parte ética. De hecho, en tantas maneras, ¡Ellos eran mucho más éticos que varios de nosotros!

Ellos también estaban interesados en cosas espirituales. Ellos creían en el Antiguo Testamento como la palabra de Dios y la conocían mucho mejor que la mayoría de los aquí presentes. Ellos creían que Jesús era el Mesías prometido en el AT, y que la salvación vino de El solamente.

Realmente, ellos estaban en desacuerdo con Pablo en sólo una área doctrinal. Pablo enseñaba que la aceptación de Dios nos es ofrecida como un regalo gratis, el cual debe ser recibido por fe en JC únicamente.

Ellos enseñaban que la aceptación de Dios tiene que ser recibida por fe en JC y además observar la Ley del AT.

Esta es la razón de porqué la circuncisión es un tema tan grande en esta carta. Los intrusos insistían en que los Gálatas se circuncidaran para realmente pertenecer a JC. Lo que significaba que había una condición sumada a la salvación que es su compromiso de guardar la ley del AT.

¿Es realmente esto un tema tan importante? ¿Justifica esto realmente la reacción de Pablo? Si, es importante y si justifica la reacción de Pablo. Es casi imposible exagerar cuán importante es este tema. Si es que llegas a entender el tema de hoy, y como tú respondes a él, determinará el “sabor” del cristianismo, esto lo define tal vez más que cualquier otro tema. Estamos hablando acerca de la diferencia entre GRACIA y LEGALISMO. Como estaremos ocupando estos dos temas a través de toda esta serie, necesitamos definirlos...

Definir gracia y legalismo.

Es difícil dar una definición simple de estos dos términos porque ellos representan toda una gama de temas - algunos obvios y otros mucho más sutiles. La mejor manera de llegar a estos temas es a través de una serie de contrastes (exploraremos cada uno de ellos con mayor detalle durante todas estas series):

LEGALISMO dice que la aceptación de Dios es un salario que uno gana; GRACIA dice que la aceptación de Dios es un regalo gratis que simplemente nosotros recibimos.

La palabra “gracia” significa “regalo”. Esta es la distinción central; todas las demás fluyen a partir de esta.

LEGALISMO se enfoca en lo que uno debe hacer para Dios; GRACIA se enfoca en lo que Dios ha hecho por uno.

“HACER” vs. “HECHO”

LEGALISMO está motivado por la culpabilidad, miedo, vergüenza y orgullo; GRACIA está motivado por amor y seguridad.

LEGALISMO enfatiza reglas externas; GRACIA enfatiza actitudes internas.

LEGALISMO anima a la uniformidad excesiva; GRACIA anima a la diversidad dada por Dios.

LEGALISMO lleva a la preocupación de lo que las otras personas piensan; GRACIA lleva a la libertad para llegar a tener (y dejar a otros tener) convicción delante de Dios.

LEGALISMO por lo tanto produce cadenas; GRACIA produce libertad.

Legalismo es espiritualmente letal.

Ahora estamos en una posición de entender la reacción de Pablo. Legalismo no es un tema poco importante, o un tema menor; es una distorsión espiritualmente letal del cristianismo la cual transforma las “buenas nuevas” de gracia en malas noticias ( 1:6,7). ¡¡Y está vivo y existe bastante en nuestras iglesias de hoy!! Cientos de miles de personas son criadas bajo el legalismo tanto en sus casas como en sus iglesias. Miles de personas lo predican en el nombre de JC. Y los resultados son devastadores. Legalismo no significa maestros falsos; florece espontáneamente a partir de nuestras naturalezas caídas como una manera de ser “religiosos” y sin embargo todavía operar independiente de Dios. ¿Quién de nosotros puede decir que estamos enteramente libres del legalismo? Pero cuando se vuelve aceptado y condonado en vez de combatido, los resultados son letales: Repele a muchos buscadores de realmente acercarse a JC.

¿Me pregunto cuántos de ustedes habrán visto al cristianismo más bien como en la columna del LEGALISMO que en la columna de la GRACIA? Si este es el caso, no debiéramos asombrarnos que no estés entusiasmado con hacerte cristiano.

“La palabra Cristiano significa diferentes cosas para diferentes personas. Para una persona, significa una manera de vivir rígida, seria, inflexible, sin colores, ni dobleces. Para otros significa, una aventura peligrosa, llena de sorpresas, vivida en la punta de los pies al borde de la expectación.

Ambos significados pueden ser sostenidos por evidencia. Existe un sinnúmero de ilustraciones para cualquiera de las dos posiciones (iglesias) en todas partes del mundo. Pero si nos restringimos a la evidencia bíblica, sólo la segunda imagen puede ser sostenida... ¿Cómo entonces el otro significado queda pintado en la imaginación de muchos? ¿Cómo las personas asocian al cristianismo con aburrimiento... y fomedad?...

La razón es que la iglesia, el mismo lugar donde debiéramos con mayor razón experimentar la vida libre, es a menudo el mismo lugar donde tenemos la mayor posibilidad de perderla.”

Dar el EVANGELIO.

Impide que muchos cristianos crezcan en JC

Si tu visión del cristianismo es mas bien como la columna del LEGALISMO que de la columna de la GRACIA, no debiéramos sorprendernos de que uno no esté entusiasmado de vivir una vida cristiana.

“Legalismo saca el gozo del Señor de un creyente cristiano, y con el gozo del Señor se va su Poder para una adoración vital y un servicio vibrante. La verdad es traicionada, y el nombre del Señor (Dios) se vuelve un sinónimo de un aburrido agua fiestas.” S.Lewis Johnson, “The Paralysis of Legalismo,” Biblioteca Sacra, Vol. 120, nº 478 (Abril-Junio, 1963):109. Citado en Charles R.Swindoll, The Grace Awakening (Dallas: Word Publishing, 1990), p.77.

Esto a su vez repele a muchos no cristianos de convertirse a JC (“si esto es cristianismo, ¡no lo quiero!”) ... CIRCULO VICIOSO.

¿Cómo resistir el legalismo?

Es por este motivo que el libro de Gálatas fue escrito: para prevenirnos de los dañinos efectos del legalismo y enseñarnos cómo resistir su insidiosa influencia. El resto de estas series se enfocará en cómo hacer esto:

Familiarizarse con y poder refutar las principales objeciones del legalismo a la gracia (PROXIMA SEMANA).

Entender el propósito bíblico de la Ley de Dios.

Tener la habilidad de identificar y resistir varias formas de legalismo.

Finalmente (y esto puede ser lo más difícil de hacer), aprender cómo vivir bajo la gracia y por lo tanto exponer el legalismo por contraste positivo.

Nota al pie

Eugene H. Peterson, Traveling light (Colorado Springs: Helmers and Howard Publishers, 1988), pp.57,58. Citado en Charles R. Swindoll, The Grace Awakening (Dallas: Word Publishing, 1990), pp.82,83.