2 Pedro

El Fin del Mundo

2 Pedro 3:3-12

Introducción

La última sección de 2Pedro es acerca de la segunda venida de Cristo, la cual también es el  final  del mundo que conocemos. Leer 3:3-4. ¡No ha cambiado mucho en esta área desde hace 2000 años!

Dado que Jesús no haía vuelto dentro de los últimos 30 años, la gente estaba lista para burlarse  de su promesa como un sueño etéreo.  Ahora que han transcurrido casi 2000 años, e incontables personas   han predicado erróneamente la fecha del retorno, la mayoría de la gente piensa que creer en eso y vivir tu vida basada en esa promesa es tontería que merece ser burlada.  Ha sido burlada en dramas—desde los dibujos animados como “Peanuts” (“El Gran Zapallo”) a piezas filosóficas como la de Samuel Beckett “Esperando a Godot .”  

La segunda venida de Cristo ha sido caricaturizada por teólogos seudocristianos como John A. T. Robinson:“(Alguna) gente realmente supone que la iglesia enseña que una tarde—este año, el próximo año, en algún momento—(un satélite desde el espacio) capturará una fotografía de Cristo, descendiendo desde los cielos acompañado de miles de ángeles, volviendo a la tierra a juzgar al mundo.Pero yo ciertamente no creo en eso.Ni tampoco lo cree ningún cristiano inteligente que yo conozca.Ya que la segunda venida no es algo que pueda ser vista en una pantalla.No tiene nada que ver con una verdad como esa.Se sostiene sobre la convicción que sin importar cuánto tiempo tome—Cristo debe personificarse en todo.No habrá ninguna parte de la vida donde él vaya a quedar fuera.”

¿Es una Locura Creer Esto?

Antes de todo, démonos cuenta de que Jesús,aunque fue firme con respecto a su vuelta, era igualmente inflexible en cuánto a que nadie más que el Padre conocía exáctamente cuando esto tendría lugar (leer Mateo 24:35-36, Hechos 1:7-6).Así que cuando ustedes escuchen gente clamando que conocen la fecha del Rapto o de la Segunda venida, sepan que ellos no hablan de parte de Jesús.

Él también implicaba en varias partes de la Biblia, queél no volvería hasta mucho tiempo después de la muerte de sus discípulos (Mateo 25 parábolas; Lucas 21:24).

Segundo, la objeción “dado que no ha ocurrido aún, no va a ocurrir”es una lógica defectuosa.Esto es como decir “dado que áun no muero, no moriré.”

“Sí, pero le podemos indicar a esa persona que otras están muriendo cada día.”En otras palabras, no le pedimos que simplemente tome nuestras palabras por lo que son; le mostramos evidencia de la veracidad de nuestra palabra.

De la misma manera, Dios no nos pide que simplemente tomemos su palabra por lo que vale en este tema.Él sabe queesta es una gran promesa para nosotros como para tragarla, por lo tanto ha proveído suficiente líneas de evidencia como para que nosotros podamos confiar en esta promesa.Pedro recuerda a su audiencia de una de estas líneas de evidencia (leer 3:5-6).De hecho, Dios ha intervenido ya dramáticamente en el mundo—una vez para hacerlo existir, y una vez para juzgar a la raza humana cuando definitivamente se había corrompido (el Diluvio de Noé).Si tú piensas que estos son mitos sin substancia, entonces no debes estar familiarizado con la evidencia creciente de que el universo explotó para llegar a ser de una manera tal que es mejor explicada a través de un CREADOR (“BIG BANG”), y existen más de 270 relatos de antiguos pueblos provenientes de todo el mundo, que dicen que una inundación barrió con todo a escepción de una familia que fue rescatada en un bote.

El punto de Pedro con respecto al diluvio también introduce otra línea de evidencia clave.  Dios predijo el diluvio antes que viniera, y continuó a predecir eventos históricos—preservándolos en escritos para que pudiesen ser verificados o falsificados.  Los registros son de una asombrosa precisión—la cual nos da una sólida base para confiar en sus predicciones que aún no han sido cumplidas.  [No tengo tiempo esta mañana como para resumir más este registro, pero tú puedes obtener una copia de Christianity: The Faith That Makes Sense (Cristianismo: La Fe que Hace Sentido, Dennis McCallum) para mayor detalle.  (Si estás aquí como nuestro invitado por primera vez, te entregaremos una copia gratis.)]

Considera las más de 300 predicciones mesiánicas que Jesús cumplió durante su primera venida, incluyendo su LINAJE, TIEMPO, LUGAR DE NACIMIENTO Y LA MANERA DE SU MUERTE. Considera también la convergencia de ciertos signos que la Biblia predice cerca del final de la era.  Aquí tenemos cuatro de ellos:

  • Israel será dispersado por el ejército Romano, pero luego mirado como una nación después de muchos años (Lucas 21:24,  refiriéndose a Daniel 9:26-27).  Esto nunca ha  sucedido a ningún otro pueblo disperso, y fue cumplido en contra de todas las predicciones en 1948 y en 1967.
  • La tecnología de guerra tendrá la capacidad de aniquilar la raza humana entera (Mateo 24:21-22).  Aunque aún es un tema de debate si es que es posible hacer esto, la serie de armamentos nucleares, biológicos, etc, hace que sea muy posible llevarlo a cabo, por primera vez en la historia de la humanidad.
  • Alguien será capaz de controlar el comercio  individual en todo el mundo (Apoc.13:16-17).  Esto era inconcevible en el mundo del primer siglo, pero ahora lo podemos garantizar en la medida que nos movemos más hacia una moneda virtual en el ciberespacio.  (El Euro-dollar no estará disponilbe como moneda dura hasta el próximo año, pero ya ha sido utilizado como una moneda virtual durante el último año).
  • La fe cristiana se transformará en un movimiento mundial (Mateo 24:14).  ¡Qué predicción tan atrevida! Jesús iba a ser un rabí por ser ejecutado con un pequeño grupo de seguidores que no tenían ningún poder.  Esto  aún no ha sido cumplido, pero hoy en día hay verdaderos seguidores de Jesús en cada nación política existente en el mundo, y el cristianismo está creciendo más rápidamente en el mundo que no es occidental y que no es blanco.

Cuando tú deshechas las eccentricidades y  miras la evidencia, el creer en el retorno de Jesús  y en el fin del mundo no es una locura de ninguna manera.  Talvez existen otras razones por la cual la gente la deshecha…

El Juicio de Dios

El retorno de Cristo no solo traerá un fin al mundo que conocemos.  También traerá el juicio de Dios (leer 3:7).  Este es otro tema con el cual mucha gente tiene problemas—el Dios de la Biblia es un Dios que enjuicia.  ¿Cómo puede un Dios de amor hacer un juicio?

Nadie debiera encontrar esta idea ni divertida ni estimulante, pero ¿has considerado que existen más problemas con un Dios que nunca juzga que con Uno que finalmente va a hacer Justicia?  Si Dios nunca lleva a alguien como Stalin a ser enjuiciado (quién mató alrededor de 50 millones de sus mismas compatriotas y que en el momento de su muerte levantó el puño desafiando a Dios), ¿qué clase de Dios es éste? ¿Cómo puede ser un Dios de amor aquel que no se preocupa  por la justicia?  ¿Qué tipo de cielo será éste si compartimos con un Hitler que no se ha arrepentido, o un Ceausescu, o un Milosevic? ¡El cielo se parecería más al infierno!  No, el juicio de Dios no cuestiona su amor.  Lo que cuestiona el amor de Dios es la razón por la cual él se ha  demorado tanto en intervenir con juicio.  ¿Cómo puede un Dios de amor demorarse tanto en en juzgar? ¡Tener el poder de detener el mal y el sufrimiento, y aún así rehusar utilizarlo pareciera más que proviene de un sádico que de un Dios de amor!  Pero Pedro lo interpreta en una forma muy diferente. 

Leer 3:8,9. Uno no debiera interpretar su “tardanza” como una prueba de que nunca juzgará.  Uno no debiera tomar su “lentitud”  como indiferencia hacia la miseria humana.  Uno debiera interpretar su demora como evidencia de su tremenda paciencia para con nosotros.  Dios demora su juicio para darnos la oportunidad de arrepentirnos, para no tener que enjuiciarnos. (leer Ezequiel 18:32).

Este es el trato.  Nosotros merecemos el juicio de Dios debido a nuestra rebelión en contra de él.  Cada vez que quebrantamos la ley, nosotros merecemos ser arrestados y castigados.  Si Dios no diera lo que merecemos, nos hubiésemos ido hace mucho tiempo.  Pero Dios es tan misericordioso que voluntariamente él vino en la Persona de su Hijo para tomar lo que tú te mereces.  Pero él no te puede aplicar este pago a no ser que tú te arrepientas.  Tal como tú has hecho la elección conciente y deliberada de rebelarte en contra de él, tienes que tomar la decisión conciente y deliberada de volverte a él, admitir tu culpa, y pedir su misericordia a través de Cristo.  Si haces esto, él te eximirá permanentemente de su juicio y vertirá su amor en tu corazón.  Pero si no haces esto, estarás empujando la oferta de Dios a un lado, y  él no tiene alternativa, sino que enjuiciarte por tus pecados. ¿Cuál es tu respuesta?

¡Los Cristianos Pueden “Precipitar” la Venida de Este Día!

¿Qué hay de aquellos que ya nos hemos arrepentido? ¿Cómo debiéramos responder a la promesa de Dios con respecto al fin del mundo?  Leer 3:11-12.  No sólo debiéramos perseguir la santificación de nuestro carácter debido a que el reino de Dios será recto.  ¡En realidad tenemos la habilidad de apurar su venida!  ¿Cómo hacemos esto?   No por conquista militar, ni dominancia política, etc.  ¡Tampoco obsesionándose con los “signos de los tiempos”!  Sino que siendo parte en expandir las noticias de la oferta de Cristo a la gente que aún no sabe de él.  Dios está demorando su juicio hasta que cada persona tenga la oportunidad de arrepentirse—y nos ha comisionado para llevar su mensaje a esas personas (Mateo 24:14).  Así que mientras antes hagamos lo que nos corresponde en cuanto a llevar su oferta a aquellos que no le conocen, antes él volverá.  Algunos de ustedes piensan que es ofensivo para nosotros los cristianos llevar a otros a Cristo.  Pero mírenlo desde mi perspectiva.  He encontrado que Dios es increíblemente amoroso y perdonador.  Recibo su perdón y experimento su amor.  ¿Qué se supone que deba hacer – guardármelo para mi mismo? ¡De ninguna manera!  ¡Quiero compartilo con otros!  ¿Cómo puedo culparme por hacer algo así?  Tenemos una tremenda oportunidad hoy en día “para precipitar su venida”.  Más de la mitad de las personas que han existido en el mundo están vivas en este momento. ¡Qué oportunidad! Para lograr a este objetivo, cada uno de nosotros debiera estar comprometido de las siguientes formas:

  • LOCALMENTE: Mostrando el amor de Dios a la gente y compartiendo la oferta de Cristo con la gente que conocemos.  Si quieres ayuda para hacer esto  más efectivamente, involúcrate en un estudio en casa.  ¡No hay nada más estimulante!
  • GLOBALMENTE: Al ayudar a expandir las noticias de la oferta de Cristo a grupos de personas que nunca han escuchado anteriormente.

Notas al Pie

John A. T. Robinson,¡Pero no puedo creer eso! (London: Collins Fontana Books, 1967), citado por William Green, End-Time: The Doomsday Catalogue (New York: Collier Books, 1979), p. 58.

Gleason Archer,Un Estudio a la Introducción del Antiguo Testamento (Chicago: Moody Press, 1975), pp. 209,210.