Juan

La Curación del Hombre Nacido Ciego

Juan 9:1-41

Introducción:

Este capítulo continúa con la época en que Jesús estaba en Jerusalén durante la Fiesta de las Enramadas (empezada en el capítulo 7), y la controversia con los líderes religiosos (intensificandose en el capítulo 8).

Leer vs.1-3. Rápidamente explicar la casuística del pensamiento y la respuesta de Jesús en vs.2,3ª. ¿Qué quiere decir el vs. 3b? Leer vs.4,5. De alguna manera, lo que Jesús haga con este hombre revelará a Dios e ilustrará la declaración del vs.5. “Yo soy la luz del mundo”.

Esta declaración es una reiteración de la declaración de Jesús hecha en 8:12 (leer). “Yo soy la luz del mundo...la luz de la vida (zoe)” es una metáfora por la cual Jesús se describe a sí mismo como la única fuente de toda iluminación espiritual auténtica. (La traducción en Griego es “Yo y sólo yo y ninguna otra persona...”). Este es uno de los muchos pasajes en el cual Jesús se eleva a sí mismo por sobre otros supuestos “espiritualmente iluminados” - ¡Él es la luz!

Pero a pesar que Jesús por su Gracia nos entrega a todos la luz espiritual gratuitamente, esto no nos ilumina automáticamente. Juan 8:12 nos dice que nuestra respuesta a esta luz es la que determina el efecto sobre nuestras vidas. Como el mismo sol que a menudo ablanda la mantequilla pero endurece el barro, así Jesús es la misma luz que tiene un efecto radical en nuestras vidas, dependiendo de cómo nosotros le respondemos.

PRINCIPIO: La luz recibida resulta en más luz, la luz rechazada revela una ceguera voluntaria. La clave para entender el cap. 9 es viéndolo como una ilustración de este principio. Como la mayoría de los milagros de Jesús, este es un ”signo” (DEFINIR). Veamos como es esto...

Ilustración del Principio

Leer vs.6,7ª. ¿Por qué hizo esto Jesús? Él no era un mago mezclando una poción, o un médico primitivo haciendo una cura. La razón para esto se hará muy clara en un minuto...

Leer vs.7b. El hombre cree/actúa sobre la Palabra de Jesús - ¡Y regresa viendo! Aquí está la primera ilustración – curación física.

Comprensiblemente, esto crea un tumulto bastante grande (leer vs.8:12). Enfatizar el humor de vs.9,12. Nótese también que esto no se lee como un mito, donde los milagros ocurren todo el tiempo.
La gente finalmente decide que necesita una opinión profesional, y se llevan al hombre donde los Fariseos (quienes empezaron una pelea con Jesús en 8:13, después que Él hizo la declaración de 8:12).

Ahora los Fariseos van a recibir un poco de luz (Jesús le da substanciación a su declaración). Veamos como ellos responden y los resultados de esta respuesta...

Leer vs. 13-16ª. Su primera respuesta es desacreditar toda la situación porque Jesús lo sanó en el día de reposo (sabático). “¡Ah-ha! Eso no es bueno. No cuenta porque el que lo curó no respetó el día de reposo , el Sábado.”

No se están refiriendo a las leyes del AT, sino más bien a los propios reglamentos hechos por los hombres acera del día del descanso (Sábado). Esta vez, Jesús violó cuatro reglas: arar, (la saliva rodando por el suelo), amasar (haciendo la greda), ungir (poniendo la greda o barro sobre los ojos del hombre), y por supuesto sanar (lo cual era ilegal a no ser que fuera una emergencia de vida o muerte).

Ahora vemos por qué Jesús sanó a este hombre de esta manera. A propósito Él violó las reglas hechas por el hombre en el día del descanso (Sábado) (tal como lo hizo en el cap.5), no sólo para protestarlas, sino que también para alertar a los Fariseos.

Pero aún ellos tienen un problema (leer vs.16b,17). De acuerdo al AT, la única Persona que podría en forma milagrosa restaurar la vista de los ciegos era el Mesías (Isaías 29:19; 35:5; 42:7). A (En) este punto, la cosa intelectualmente honesta de hacer sería reexaminar sus puntos de vista de Jesús. ¿Pero hacen esto? ¡Noooo! En cambio, ellos sistemáticamente rechazan esta luz.

Ellos claman que el hombre no había sido sanado (vs. 18ª): “Realmente no ocurrió”.

Cuando sus padres testificaron que en efecto él era ciego de nacimiento (vs. 18b-23), ellos postularon otra explicación (vs.24): “Otra persona lo sanó en ves de Jesús.”

Cuando el hombre reitera su testimonios (vs. 25-27ª), ellos lo despreciaron (vs. 27b-29): “Tú eres muy ignorante para saber lo que estás hablando.”

Cuando eso no intimida al hombre de retirar su testimonio (vs. 30-33), ellos lo excomulgaron (vs. 34): “¡Tú ere un pecador – sale de aquí!” Aún cuando basados en una teología causística incorrecta la recuperación de la vista del hombre muestra que él esta bien con Dios, de todas maneras ellos lo pusieron bajo el juicio de Dios.

¿Cuál es el problema aquí? ¡Acaso los Fariseos no están adquiriendo suficiente información para llegar a una conclusión a cerca de Jesús? No, ellos siguen pidiendo más y más información. El problema es su rechazo voluntario de la luz de Dios, así la luz adicional sólo sirve para exponer y reforzar ese rechazo voluntario.
¿Has visto esto antes? Yo sí. Me sentí como que estaba viviendo nuevamente una clase de historia Bizantina, cuando era estudiante:

PROFESOR: ” Los milagros no pueden ocurrir. El evangelio contiene milagros. Por los tanto, el evangelio no es confiable ni preciso.”

YO: “Pero ellos no son imprecisos en lo que respecta a la historia y geografía. Fueron escritos tempranamente y corroborados por otros. Estos contienen relatos de testigos oculares y de autores dispuestos a morir, antes que detractarse de su testimonio. Además, su rechazo de los milagros no es una conclusión válida; refleja una fé en presuposiciones naturalísticas.

PROFESOR: “¿Probablemente crees también en una resurrección literal, no es cierto? (ESTUDIANTES SE REÍAN ENCUBRIÉNDOSE).

YO: “Si, por las mismas razones que ya he mencionado – y porque no hay otra explicación que haga justicia a esta información.”

PROFESOR: “¿Quién es el profesor aquí tú o yo?

La Biblia dice que a veces la barrera para creer en Jesús no es la evidencia inadecuada, sino más bien el no estar dispuesto a humildemente someterse a Dios (Rom.1:18 al final; Jn. 3:17; 7:17). A veces la gente es lo suficientemente honesta para admitir esto (HUXLEY QUOTE), pero más a menudo son como los fariseos o como mi profesor – desacreditando las evidencias con argumentos inadecuados, burlándose del que testifica, etc.

Esto es una cosa peligrosa. Cada vez que tú rechazas la luz, tú endureces más tu corazón y se hace más fácil para ti hacerlo de nuevo la próxima vez...

Por eso Jesús dijo vs.39-41 (leer). Él los está llamando a ser humildes y aceptar sus cegueras espirituales… . para que Él pueda ayudarnos. Mientras sigas clamando que tú eres una persona que tiene suficiente conocimiento espiritual, o que eres lo suficientemente bueno, o lo suficientemente exitoso, tú estás demostrando tu ceguera espiritual y empujando lejos al Único que te puede ayudar.

Nótese cuán diferente es el hombre ciego.

Recuerda que él responde a la Palabra de Jesús y vuelve a ver físicamente (vs.7).

Él esta en la luz que él ha recibido a cerca de Jesús a través de su curación (vs. 25:” Yo no sé si Él es un pecador pero yo sé que Él me sanó mi vista”: vs. 27 : “Por qué ustedes están tratando de desacreditar esto? “ vs. 30-33 : “Mi explicación tiene más sentido que la de ustedes”. A propósito, esta es la manera más efectiva de testificar: proclamar lo que uno sabe y aferrarse a eso.

Como resultado, él recibe más y más luz. Nótese especialmente cómo su visión de Jesús se eleva (vs. 11: “hombre”; vs.17: “profeta”; vs.32,33: “Unicamente de Dios”; vs. 35.38: “Hijo de Dios”).

Algunos de ustedes están en este punto. Tú has estado dispuesto a exponerte a la luz al venir a esta reunión por un rato y escuchar la Palabra de Dios. Es probable que también hayas hablado con algunos cristianos y oído su testimonio de cómo Jesús ha cambiado sus vidas. Como resultado, tu punto de vista acerca de Jesús se ha elevado (“Estoy seguro de que Jesús es uno de los muchos caminos” – “Nunca me había dado cuenta de sus declaraciones” – “suena como que es lo que he estado buscando por mucho tiempo”). Te has acercado más a Cristo y eso es fantástico. Pero aún necesitas estar dispuesto a confiar en Él en forma personal como Salvador/Mesías. Cuando tú haces esto, tú recibes aún más luz (seguridad interna de tu salvación), pero no es un progreso automático donde un día uno se levanta creyendo en Jesús. Uno debe elegir recibir a Jesús, y entonces recibirás más luz.

CUIDADO: Los Cristianos Pueden desarrollar Cataratas Espirituales

Las cataratas afectan a las personas que un día podían ver claramente. Aunque no podemos nunca perder el perdón de Dios y su aceptación una vez que recibimos a Cristo, podemos perder la percepción espiritual y la guía espiritual que está disponible para nosotros. ¡Yo sé esto, no sólo porque la Biblia lo enseña sino también porque lo he experimentado!

¿Cómo ocurre esto? Juan 8:12 nuevamente nos provee con una pista. “El que me sigue” está en el tiempo presente continuo. En otras palabras, si queremos seguir adquiriendo más luz de Jesús, debemos estar dispuestos a responder a la luz que Él nos ha dado. Pero cuando elegimos no hacerlo, nos encontramos que empezamos a perder la luz que previamente teníamos (citar Mateo 13:12). La luz espiritual funciona de esta manera: con el privilegio de recibir viene la responsabilidad de responder.

Tú recibes a Cristo y empiezas a crecer y a aprender su voluntad. Inevitablemente, El revela algo que te amenaza o va en contra de tu manera de pensar.

EJEMPLOS: ALIMENTANDOTE ESPIRITUALMENTE A TRAVÉS DE LA COMUNIDAD CRISTIANA; INICIATIVA PERSONAL E INVERTIR EN OTROS; CREYENDO QUE EL AMOR DE DIOS ES SUFICIENTE Y SIRVIENDO VERSUS DEMANDANDO AMOR DE LOS DEMÁS; PERDONANDO EN VEZ DE GUARDAR RENCOR (1Jn.2); TOMANDO PARTIDO POR LA VERDAD VERSUS HACIENDO CONCESIONES EN LAS RELACIONES.

Tú puedes pensar “Puedo ignorar lo que Dios me ha mostrado en esta área y realmente no afectará mucho mi vida espiritual. Pero esto no es verdad. El hecho es que el rechazar la luz en cualquier área pude eventualmente causar la pérdida de la luz en todas las áreas!

NOTA: Además de aprender la Biblia, este es el principio más importante de guía personal/discernimiento de la voluntad de Dios en tu vida. Si tú estás crónicamente en la oscuridad acerca de la voluntad de Dios para tu vida, mi primera pregunta es “¿Estás en la Palabra?” Mi segunda pregunta es “¿Estás respondiendo a la luz que se te ha dado?”

Ten cuidado con desacreditar (“¡Esa persona no sabe de lo que está hablando!”); minimizar (“no es tan terrible”); cambiar de tema (“no, esto es más importante”); negociar (“Voy a hacer esto de esta otra manera”). La respuesta correcta es simplemente decir yo estoy dispuesto a hacerlo a tu manera. Vamos adelante ...”

Esto puede sonar difícil, pero esta actitud libera el poder de Dios para posibilitarnos el hacer su voluntad. En cualquier momento, sin importar cuánto tiempo hemos estado en la oscuridad, cuando estamos dispuestos a responder a su luz, Jesús nos restaura a la vitalidad con Él y empieza a darnos más luz. Esta es la Gracia de Dios...

Uno de los mejores caminos para prevenir las cataratas espirituales es estar en compañía de otros cristianos vitales, y en ese sentido lo provee la estructura de reuniones grupales de cristianos en los hogares.