Juan

Alimentación De Los 15.000 A 20.000

Juan 6:1-59

Introducción

Ahora estudiaremos el cuarto milagro recordado por Juan, el mal llamado alimentación de los 5.000. Leer vs 1-13. Aunque esta es una historia bien conocida, veamos brevemente dos aspectos:

Realmente, fueron alimentados muchos más que 5000. El vs.10 dice que fueron alrededor de 5000 hombres, lo cual con mujeres y niños eleva el número a más de 15000-20000.

Esto fue un milagro de buena fe. No fue un “milagro” por el hecho que el niño avergonzó a los demás al compartir (Barclay, pp.114.115), sino que una verdadera multiplicación sobrenatural de los panes y los peces. Y esta es la razón por la cual la gente respondió en la forma en la que ellos lo hicieron. (”Si él pudo alimentarnos de esta manera, él puede vencer o derrotar a los romanos”).

¿Cuál es el significado de este milagro?. Recuerda, los milagros de Jesús fueron señales, hechos sobrenaturales, los cuales ilustraron y sustentaron las enseñanzas de Jesús. En este caso, el milagro contiene dos enseñanzas: una para los discípulos, y la otra para la gente (multitud). Esta vez estudiaremos la lección para la gente.

Retomemos la historia del día siguiente (Leer vs.22-25). La respuesta de Jesús (vs 26) va al meollo del asunto. Ellos no lo siguieron a Él buscando más enseñanzas, sino que le siguieron para obtener otra comida gratis. Ellos no lo vieron a Él como el revelador de la Verdad, sino como un McDonald móvil. Entonces Jesús les da una advertencia (vs 27-a).

La Advertencia: “No Gasten Su Vida En Comida Perecedera”.

El siguiente contexto aclara que Él está hablando figurativamente y no literalmente. Él no estaba asegurándose que el pan que ellos compraran tuviera preservantes, para impedir el deterioro rápido. Más que eso Él estaba advirtiéndoles contra la tendencia humana de tratar de satisfacer el hambre espiritual a través de medios no espirituales.

Nosotros tenemos un cuerpo físico, y por lo tanto necesitamos comida física, pero somos criaturas espirituales hechos a imagen de Dios, con la necesidad de tener una relación personal con Él y ninguna cantidad de comida física podrá satisfacer el hambre que nosotros tenemos por Él (Agustín, Pascal).

Debido a esto, las Experiencias Sensuales, Cosas Materiales, Relaciones Humanas, Hobbies/Logros no satisfacen al largo plazo. Ellas pueden darnos satisfacción temporal, pero el Hombre vuelve a tener necesidad de ellas en el futuro. De hecho éstas pueden distraernos del Unico que puede suplir esta “comida” especial.

La Promesa: “Yo Te Daré Comida Espiritual Que Satisface Para Siempre”.

Jesús está repitiendo un pasaje del Antiguo Testamento que ellos debieran estar familiarizados (Leer Isaías 55:1-2) Leer Juan 6:27b: Él está diciendo: “Yo les daré comida espiritual, que verdaderamente permanecerá para siempre”, este es el significado de la “Señal”--- la lección que ellos deberían haber aprendido el día anterior, pero no lo entendieron. En los siguientes versículos Jesús sigue tratando de que fijen los ojos en esta comida espiritual, mientras ellos tratan de lograr que él les provea con comida física.

Leer Vs.28. Esta es la comida que Él ofrece gratis pero ellos piensan que deben ganársela

Leer vs 29. Jesús les repite que es un regalo gratis. Volveremos a esto más tarde.

Leer vs. 30. Esta es una petición bastante estúpida, ya que Él había recién dado muestra de un milagro tan grande que ellos querían hacerlo Rey.Lo que realmente ellos deseaban era otra comida gratis (Leer vs.31): “Hey, Moisés era el panadero “PAN cada día” (maná) ¿Qué piensas de esto?

Pero Jesús rehusa hacer otro milagro de este tipo, porque esto hubiese reforzado su forma de pensar. Por esta razón Dios a menudo se abstiene de satisfacer nuestras peticiones por cosas tales como: Lotería, un nuevo amante, un trabajo bien remunerado, etc. Porque esto ayudaría solamente a mantenernos mirando en los lugares equivocados.

En lugar de esto, Él continúa corrigiendo sus pensamientos. (Leer vs32-33). Moisés solamente dio a sus ancestros “maná”, lo cual les permitió sostenerse físicamente. Pero Dios está ofreciéndoles verdadera comida espiritual, la misma vida de Dios en persona.

Su petición (vs 34) es probablemente aún orientada a la parte material, pero dio a Jesús la oportunidad de clamar algo extraordinario:

Yo Soy La Única Fuente De Vida Espiritual”.

Leer vs. 35. ¡Qué osadía decir eso de sí mismo! Nótese que Él no dice: “Yo soy un pan de vida.” Él dice: “Yo soy el pan de vida.” Jesús clama que Él en persona es la única fuente de vida espiritual, que Él por si mismo satisface por completo nuestra hambre y sed. Esta aseveración nos obliga a tratar con Él de una forma distinta a como tratamos a cualquier otra figura religiosa, debido a que ninguna otra persona ha reclamado nunca ser “Dios”. Nótese lo que sigue a continuación:

Vs. 38: Él no es un humano iluminado que desciende de Adán; vs.41-43, Él proviene del cielo.

Vs. 39,40,44:  Él no estará meramente presente al final. Si no que se levantará y juzgará a cada uno al final, y la respuesta de las personas hacia Él será la base para definir sus destinos eternos.

Vs. 44-45: Él es el ÚNICO al cual el Padre dirige a todos los que lo buscan sinceramente debido a que JC es el único que ha visto al Padre. (vs.46) Todo se dirige a Él.

Vs.47-51 resumen lo clamado anteriormente, y pavimenta el camino para otra declaración la cual explica porqué Él es el Unico que puede darnos vida espiritual (leer vs.51b). Jesús es la vida de Dios disponible para nosotros como un regalo gratis— y esto es posible debido a que Él voluntariamente se ofreció a sí mismo como sacrificio por nuestros pecados.

Los sacrificios del Antiguo Testamento enseñaban que la santidad de Dios, la pena por los pecados, y la muerte por substitución – que Dios en su amor proveería un substituto sin mancha que moriría para pagar por nuestros pecados. Esto estaba simbolizado por el sacerdote máximo quien ofrecía la carne de los animales sin defectos físicos.

Jesús clamó que Él era el cumplimiento de estos sacrificios simbólicos (ver también Is.53; Jn.1:29; Mc 10:45). Su vida perfecta lo calificaba para morir en nuestro lugar, para pagar por nuestros pecados en contra de Dios – y así nosotros podamos recibir vida eterna como un regalo sin costo para nosotros.

Compara estas declaraciones con estas conclusiones sacadas de un artículo de una revista reciente: “Ya sea una idea o un hombre, Jesús es un modelo que inspira bondad, un espejo que refleja nuestra esperanza. Vemos a Jesús como muchas personas diferentes – hijo trabajador, asceta, sabio, mártir –dependiendo de nuestras necesidades personales. Vemos a Jesús en nuestra propia imagen. Nos ayuda a conocerlo. A entenderlo. Ya sea si vivió o no, si murió en una cruz o no, si ascendió o no, Jesús está vivo en nuestro tiempo. Tanto para los creyentes como para los no creyentes, Jesús es importante.” ¿Podemos encajar esto con las declaraciones de Jesús? ¿No sería más honesto sencillamente admitir que rechazamos sus declaraciones, en vez de voluntariamente negar y enredarlas?

Leer vs.52. Nuevamente, ellos no entienden. “Fantástico, venimos a comer otros sandwiches de pescado y el compadre nos empieza a hablar de canibalismo.” “Vamos, Gladys, buscaremos otra iglesia.”

La Condición: “Ustedes Me Deben Recibir Personalmente A Mí Y A Mi Muerte Ocurrida Por Sus Pecados”.

Aunque esta vida espiritual está disponible para cada uno, hay una condición que debemos cumplir si es que queremos recibirle. Leer vs 53-58. ¿Qué significa comer su carne y tomar su sangre?

Aclaremos primero lo que NO significa:

No se refiere a canibalismo animístico (comerse el corazón del enemigo). Esta idea religiosa muy propagada es completamente foránea a la Biblia. Además, Jesús había estado hablando figurativamente en todo este pasaje.

No se refiere a la transubstanciación (Explicar). No hay mención de comunión en el contexto de este pasaje. Traerlo o importarlo a este pasaje es hacer eisegesis, y no exégesis. Además, Jesús habla de hacer esto una sola vez y para siempre. “Comer” y “beber” están en forma de aoristo (ocurrencia simple, sin referirse a duración o repetición) en el Griego en el vs.53, en cambio la comunión es algo que continúa.

Mas bien, Jesús está explicando qué significa creer en Él. Él ya ha explicado claramente que debemos creer en Él para recibir vida eterna (ver vs. 29,35,47). Él explica ahora de qué tipo de creencia está hablando. Compara vs.40 con vs.54.

Él está diciendo que no es suficiente con solamente asentir intelectualmente que Él es el Mesías. Debemos hacerlo en el sentido que lo recibimos personalmente a Él y a su muerte por nuestros pecados.

NUTRICIONISTA MURIÉNDOSE DE HAMBRE FRENTE A UN BANQUETE: ¿Sería acaso suficiente con calcular las calorías, proteínas, grasa, etc,-- y concluir que esta comida podría cumplir con tus requerimientos nutricionales? Si tú sólo tienes este tipo de creencia, tú te morirías de hambre! Deberías comer personalmente esta comida, deberías recibirla dentro de ti y así su vida podría ser asimilada dentro de tu cuerpo.

De la misma manera, Jesús estaba diciéndolo, que no es suficiente para ti concluir que Él es el Hijo de Dios, quien puede perdonarte y darte vida espiritual ahora y vida eterna en el futuro. Si tu creencia en Él se detiene aquí, tú morirás! Tú debes personalmente recibirle a Él y su muerte por tus pecados. Sólo de esta manera la vida de Dios puede ser asimilada en tu ser.

¿Has hecho esto? Esto no es algo que debamos hacer una y otra vez. Sólo necesitamos hacerlo una vez (vs. 53 el tiempo del verbo). Sí, debemos seguir creciendo espiritualmente en nuestra relación con Cristo, pero no se debe poner el carro delante del caballo! Antes de poder experimentar un crecimiento espiritual, tú debes primero experimentar un nacimiento espiritual.

Puedes estar pensando, “Me gustaría hacer esto – pero he hecho algunas cosas realmente malas en mi vida.” Lee vs 37. ¡esto es aplicable a tu vida! El tema no es lo que tú hayas hecho – sino que si estás dispuesto a venir a Cristo.