Génesis

La Operación de Rescate de Dios Comienza

Génesis 3:14-15

Introducción

La semana pasada vimos las consecuencias de la rebelión de la humanidad en contra de Dios (4 DISTANCIAMIENTOS). Pero en medio de estas malas noticias Dios entrega una palabra de esperanza. En 3:14,15 tenemos la primera revelación del plan de rescate de Dios…

Recordemos que este desorden empezó porque Eva escuchó a la serpiente y porque Adán escuchó a Eva – ¡ninguno de los dos escuchó a Dios!

Así que Dios empieza con Adán (3:11) quien le echa la culpa a Eva (3:12). Dios se dirige a Eva quien le echa la culpa a la Serpiente (3:13). Así que Dios se dirige a la Serpiente en 3:14 (leer).

La maldición sobre la Serpiente

Los eruditos bíblicos han interpretado este versículo de dos maneras diferentes. Algunos lo entienden como un juicio hacia la serpiente a través de la cual habló Satanás. De este punto de vista Dios maldice la anatomía de la serpiente en 3:14 y después continúa con la maldición para la persona detrás de la serpiente (Satanás) en 3:15.

[No tengo problema con la posibilidad de que Satanás more en otras criaturas (POSESIÓN DEMONÍACA, JUDAS, ANTICRISTO) o que Dios introduzca cambios morfológicos como una forma de juicio (3:19 – cuerpos humanos ahora están sujetos a enfermedad y muerte) – es sólo que no creo que 3:14 se trate de esto.]

Otros (incluyéndome) entienden este versículo como un juicio sólo en contra de Satanás. Veremos a continuación qué pienso acerca de esto y a qué se debe el juicio.

Primero que nada, el pasaje en sí pareciera distinguir la serpiente de entre los animales normales. El artículo definitivo ("la") es usado a través del texto sugiriendo su título. La gramática de 3:1 (partitiva) indica que la serpiente era cualitativamente distinta de los animales en vez de ser simplemente el animal más inteligente de todos.

Segundo, tal como vimos hace dos semanas, el resto de la Biblia identifica claramente a la Serpiente como Satanás sin hacer referencia a una serpiente huésped (Apocalipsis 12:9).

Tercero, el juicio de 3:14 es "porque tú has hecho esto". Debido a que los animales no escogen libremente, ni son agentes moralmente responsables, no hace sentido que Dios le echara la culpa específicamente a una serpiente por lo que ocurrió.

Cuarto, Génesis 1:24 sugiere que las serpientes (“reptiles” NVI o “animales pequeños que corran por el sueloNTV) ya existían sin patas y que Dios veía esto como "bueno" y no una maldición.

Y por último, el lenguaje en 3:14 pareciera ser en sentido figurado y no literal. Esto es poesía Hebrea, la cual emplea el paralelismo conceptual. Por ende, si tomamos "te arrastrarás sobre tu vientre" de una manera literal, también debemos tomar de manera literal "comerás polvo". Pero como todos sabemos, a pesar de que las serpientes se mueven sobre sus vientres, no comen tierra como parte de su dieta. Entonces, es preferible tomar ambas frases de manera figurativa, queriendo decir "serás totalmente derrotado". Otros pasajes en el Antiguo Testamento usan esta frase de la misma manera (ver Salmos 72:9 e Isaías 49:23) para describir el destino de los enemigos de Dios.

Por ende, Dios declara en este versículo el destino de Satanás porque tentó a Adán y Eva. A pesar de que Satanás se deleitaba con la victoria que recién había conseguido, Dios dice que seguramente el día vendrá cuando será completa y eternamente derrotado ("todos los días de tu vida"). A pesar de ser el ser más alto de la creación será sentenciado a un destino mucho peor que el de los animales comunes del campo. La maldición de la bestia (vivir en una naturaleza anormal) no es nada comparado con la maldición de la Serpiente.

Esto nos ayuda entender 3:15 que es dirigida a la misma persona y explica cómo Dios provocará la derrota de Satanás que declaró en 3:14…

Tres Enemistades

El vs.3:15 es un resumen encapsulado de la historia del hombre desde la perspectiva de Dios. Es uno de los versículos más importantes en toda la Biblia: el resumen del plan de rescate de Dios que el resto de las Escrituras desarrolla. Leer 3:15. Dios no aniquilará simplemente a Satanás, ni tampoco lo derrotará a través de una confrontación directa, cara a cara. Más bien, debido a que Satanás empezó una guerra en contra de Dios a través de la raza humana, Dios hará un contraataque a través de la raza humana. Dios habla de tres pares de enemistades, hostilidades, antagonismos o conflictos, a través de los cuales Él derrotará a la Serpiente. Estas enemistades comienzan en esta situación actual y se prolongan en el futuro lejano. Ellos bosquejan el curso de la historia de la humanidad y explican los escenarios en los cuales Dios traerá a Satanás a sus rodillas.

Enemistad nº 1

Leer 3:15a: "…pondré enemistad entre tú y la mujer…" Esto no está diciendo que la mujer desde ahora en adelante tendrá serpiente-fobia. Las mujeres no odian a las serpientes más de lo que los hombres las odian y algunas mujeres (al igual que algunos hombres) odian las arañas, pero les gusta trabajar con serpientes.

Sino que, "tú" en contexto se refiere a Satanás y "la mujer" en contexto se refiere a Eva. No había muchas mujeres dando vueltas en ese entonces.

Eva veía a Satanás como una criatura moralmente neutra hasta este punto – lo tomó con seriedad y no tuvo inclinación sospechosa hacia él. Esto cambiaría a partir de este punto. Ella ya no sería un peón involuntario en sus manos. Desde ahora en adelante ella cooperará con Dios en oponerse a la Serpiente. Lo poco que sabemos acerca de Eva de aquí en adelante pareciera indicar que ella dejó de escuchar a la Serpiente y volvió a escuchar al Señor.

En 4:1 ella se refiere al nacimiento de su primer hijo como algo en la que Dios estaba íntimamente involucrado en vez de algo que ella llevó a cabo por su propia fuerza. Veremos más acerca de este versículo más adelante…

En 4:25 ella ve el nacimiento de Set como el reemplazo de Abel designado por Dios, a través del cual Dios desarrollaría su linaje santo. Veremos esto también más adelante…

Eva volvió al Señor, le sirvió y fue usada por Dios para oponerse a las obras de Satanás. Ciertamente hubo enemistad entre Eva y la Serpiente.

Enemistad nº 2

La enemistad entre seres humanos y Satanás, la cual empezó con Eva, debía continuar y ramificarse. Leer 3:15b: "… entre tu simiente y la de ella…" Pareciera obvio que Dios no se está refiriendo a los hijos biológicos de Satanás trabados en un combate mortal con todos los descendientes de Eva (todos los seres humanos). Los ángeles no procrean (Mateo 22:30?). Más bien, Dios predice una gran división dentro de la humanidad que originará dos bandos: aquellos que siguen a Satanás en su rebelión en contra de Dios ("tu simiente") y el otro bando, aquellos que siguen a Eva en su regreso a la confianza en Dios ("la de ella").

El gran conflicto entre Dios y Satanás que ya se produjo en lo invisible de las regiones celestiales ahora podría ser visible en la historia de asuntos humanos. Vemos esta enemistad desenlazarse en los siguientes capítulos de la Biblia:

Tal como veremos la próxima semana, la enemistad ente Caín y Abel al fin y al cabo no fue físico, ni económico, ni educacional, sino que espiritual – en la postura que tomaron hacia Dios.

La próxima semana veremos que la enemistad sigue a través del linaje apartado de Dios de Caín (4:16-24) y es contrarrestado por el linaje de Dios de Set (4:25; 5:32).

¿Por qué ha habido tanta enemistad entre Israel y el resto del mundo? ¿Es un accidente histórico que el pueblo Judío haya sido perseguido más que cualquier otro pueblo o grupo? No, esto es parte de la enemistad (Apocalipsis 12:1-4).

Jesús nos recuerda que esta enemistad no tiene que ver con un linaje étnico o racial, tiene que ver con estas divisiones (Leer Juan 8:39-44). ¿En qué sentido estas personas no eran hijos de Dios sino que hijos de Satanás? En el sentido que estaban en rebelión en contra de Dios. Esta es la enemistad y creció a tal punto que mataron el Hijo de Dios.

Este es el verdadero significado de la historia humana, el tema que hace que todo se entienda. No el MARXISMO, FREUDIANISMO, NACIONALISMO, etc. – sino que un conflicto espiritual. Toda la humanidad se para a un lado o al otro en este conflicto. Aquellos que son de la simiente de Satanás inconscientemente son usados por él para perpetuar su rebelión. En cambio los que son de la simiente de Eva tienen el privilegio de perseguir voluntariamente las obras de su Padre.

Ver Mateo 13:38,39. Este conflicto crecerá hasta llegar a una gran culminación, la cual es descrita por el resto de la Biblia…

Enemistad nº 3

Pero Dios nos habla acerca de una tercera enemistad (leer 3:15c): "…él te aplastará la cabeza, pero tú le herirás el talón..." De repente Dios habla de un ser humano macho (en algunas versiones en español se refiere también a "simiente" pero en las versiones en inglés más claramente se refiere a "él"). Esta enemistad llegará a su clímax, pero no entre un descendiente de Eva y uno de Satanás. Más bien, tal como empezó el conflicto con un ser humano individual (Eva) y Satanás, así mismo llegará el clímax entre un descendiente macho de Eva y Satanás en persona. Al igual que dos titanes, se medirán en una batalla hasta la muerte. Satanás lanzará un golpe doloroso (pero no mortal) pero "él" insertará su espada en la cabeza de Satanás partiéndolo por la mitad (tal como se predice en 3:14).

¿Quién es "él"? Este descendiente macho es el Mesías.

El resto del Antiguo Testamento rastrea la identidad de esta "simiente" a través de toda la humanidad hasta llegar a un individuo único. Ver Génesis 12:3; 22:17,18; 49:10; Isaías 9:6; Mateo 1:1. Esta "simiente" es el Mesías, Jesús de Nazaret. (Para más información sobre otras predicciones cumplidas por él leer el libro "Descubriendo a Dios" por D. McCallum).

NOTA: Esta identificación de la "simiente" con el mesías no es solamente una interpretación Cristiana. Eruditos judíos tienen la misma interpretación siglos antes de que naciera Jesús. La LXX (200 AC aprox.) traduce Génesis 3:15 con un significado singular (en vez de colectivo) de la "simiente". En el pre-cristiano Tárgum de Jerusalén se pone de la siguiente manera: "No cesarán los reyes de la casa de Judá ni los escribas enseñando la ley a los hijos de sus hijos hasta el tiempo en que el Mesías vendrá, de quién es el reino. A él son todos los reinos de la tierra para ser sometida." Por ende, relacionaron Génesis 3:15 con Génesis 49:10.

¿Por qué las dos heridas? Lo que Dios solamente sugiere aquí, lo elabora en el resto del Antiguo Testamento y Nuevo Testamento. Estas dos heridas se refieren a las dos venidas del Mesías, ambos de los cuales fueron predichos por el Antiguo Testamento por los profetas (ver 1 Pedro 1:10,11).

Jesús vino por primera vez como un servidor que sufrió para recibir esta herida. Satanás entró en Judas para hacer llegar esta herida y pareció ser un golpe mortal. Al ofrecerse en lugar de nosotros, Jesús pagó la pena por nuestros pecados (Isaías 53). Aunque pareció haber sido derrotado, Dios lo vindicó al resucitarlo de los muertos. Este fue el "inicio del fin" para Satanás. Es casi como si la espada le rebotara del talón de Jesús a la cabeza de Satanás. No podrá mantener al ser humano en la muerte debido a sus pecados (Hebreos 2:14,17).

Pero vendrá el día en el cual Jesús volverá, esta vez para gobernar, reinar y vencer a la Serpiente para siempre (leer Apocalipsis 20:10; Romanos 16:20). Entonces, Satanás "se arrastrará sobre su vientre, comiendo polvo…" por el resto de su días – hecho por la Simiente de Eva.

¿Y qué?

¡Esta es la historia entera de la salvación, toda apretada en un versículo! Esta es una de las razones de por qué soy un cristiano. Habiendo examinado las otras "escrituras" encontré que ninguna otra tiene un plan de salvación para la humanidad comprensiva, un plan que es cumplido en la historia a través de miles de años y predicha por docenas de autores humanos y autentificada por cientos de detalladas predicciones. ¡Esto es único!

¿De cuál humanidad eres parte?

"A partir de este momento en el fluir histórico hay dos humanidades. Una de las humanidades dice que no existe Dios o hace sus propios dioses en su propia imaginación o trata de llegar a Dios en su propia manera. La otra humanidad va hacia el verdadero Dios a través de la manera de Dios. No hay terreno neutro."

Después de La Caída todos nacemos en la humanidad que se opone a Dios. Pero no debes quedarte ahí. Dios te está dando la oportunidad de ir a él a través de su Hijo Jesucristo. Puedes hacer esto simplemente recibiendo a Cristo como tu Salvador. ¿Cuál será tu decisión?

Traducido por Hans Krarup Swenson. Valdivia, Chile.

Notar que en Ezequiel 8:10 esta palabra (remes) pareciera indicar criaturas asociadas con la adoración a ídolos (¿serpientes?)

"… maldita serás entre todos los animales, tanto domésticos como salvajes…" es en sentido comparativo. La Serpiente es diferenciada de los otros animales y maldita como ningún otro animal. El min” es una partícula de diferenciación e inminencia o cercanía.

La LXX "el griego osadamente usó el pronombre masculino independiente autos, el cual no coincide con antecedente neutro griego "simiente" (sperma)." Esto es especialmente llamativo debido a que las 103 veces que se usa autos en Génesis, siempre está de acuerdo con el género de su antecedente. Ver Walter C. Kaiser Jr., Toward an Old Testament Theology (Grand Rapids: Zondervan, 1978), p. 36.

La referencia se encuentra no disponible en el presente.

Francis Schaeffer, Genesis in Space and Time (Downers Grove: InterVarsity Press, 1972), p. 115.