Lucas

Tres parábolas de Banquete

Lucas 14:7-24

Introducción 

Jesús va hacia Jerusalén para dar su vida por el mundo. La hostilidad entre él y los líderes religiosos está creciendo, como uno lo puede ver en 14:1-6 (Leer). Pero Jesús no termina aquí.  Él va desde la defensa a la ofensa, motivado no por la venganza sino que por el amor.  En un almuerzo, él les cuenta tres parábolas sobre banquetes.  Mientras que en la superficie ellas tienen que ver con la etiqueta banquetera,  están en realidad diseñadas para exponer la banca rota espiritual y convencerlos de su necesidad por este tipo de cambio que sólo él puede dar.

Auto enaltecimiento versus modestidad (vs 7-11)

Leer 14:7. Me pregunto ¿Cómo estaban escogiendo los puestos de honor?  ¿Cambiando las tarjetas con los nombres, empujando a los otros fuera de sus sillas, etc.? De cualquier forma que estuvieran haciéndolo, Jesús les llama la atención por su conducta (leer 14:8-11).

El hecho que esto es llamado una parábola (vs.7) y que Jesús desarrolla su lección (vs.11) lo hace claro que la historia no es principalmente a cerca de la etiqueta durante una cena, sino que es a cerca de la integridad personal y espiritual. La conducta de las visitas es sintomática de una actitud que es espiritualmente peligrosa.

El punto de Jesús no es que sea malo desear honor y reconocimiento en el servicio; si no que más bien de quién obtienes esto y cómo lo obtienes.  Jesús condena la autopromoción/enaltecimiento para obtener el reconocimiento de las personas, y elogia la modestia para ganar la honra de Dios.

Aquí Jesús directamente contradice la sabiduría humana.  Ya sea que sea un oficio político, o nuestra posición en el trabajo, o nuestro rol en la iglesia, el mundo nos dice  que es bueno e incluso necesario el auto promeverse (CÓMO HACERTE MARKETING A TI MISMO; SI NO TE PROMUEVES TÚ MISMO, QUIÉN LO HARÁ?).  Pero Jesús nos advierte que la auto promoción nos corromperá y nos llevará a la deshonra, en cambio la modestia terminar en verdad y honra que perdura  proveniente de Dios.

Saquemos estos conceptos de lo abstracto comparando las dos actitudes.

Autopromoción se jacta y/o saca partido de las felicitaciones de sus logros (CAMBIA LA CONVERSACIÓN; SE ABURRE CUANDO CONCIERNE A OTROS). 

Modestia se  mantiene en silencio acerca de sus logros (Proverbios 27:2).

Autopromoción rebaja a los compañeros y resiente la promoción de otros (EN EL TRABAJO). 

Modestia habla bien de los colegas y se alegra cuando promueven a otros (Rom.12:10b).

Autopromoción mira a los roles superiores como posiciones para tener más poder y privilegios sobre otros (VISIÓN DE LA NATURALEZA HUMANA POSTMODERNISTA). 

Modestia mira los roles superiores como posiciones para mayor servicio hacia los demás (Marcos 10:42-45).

Autopromoción pone el hecho de avanzar en las manos de uno mismo (MOLESTA para seguir escalando posiciones; EMPUJANDO, MANIPULACIÓN POLÍTICA, AMENAZA, PIDIENDO QUE DEVUELVAN FAVORES,etc.).

Modestia deja el hecho de avanzar en las manos de Dios (1Ped.5:6; NO ES FLOJO U OCUPADO-PASIVO, OCUPADO SIRVIENDO EN SU PUESTO; EXTRUCIÓN DE SCHAEFFER).

Jesucristo es la única Persona que vivió un vida de perfecta modestia.  El único que tuvo el derecho a autopromoverse y en cambio vino y tomó el asiento más bajo, confiando en su Padre para exaltarlo en el momento adecuado (Fil.2:5-11).

Y es el único que nos puede liberar de la auto promoción y desarrollar Su carácter en nosotros.  Todos los intentos auto generados serán corrompidos por nuestra naturaleza caída (SENTARSE EN FORMA LEGALISTA). Sólo cuando nos volvemos a Jesús y luego cooperamos con el trabajo de su Espíritu en nuestras vidas podemos ser sustancialmente liberados de esta forma de orgullo y aprender algo a cerca de la verdadera humildad.

Dar para Recibir versus Dar Libremente (vs. 12-14)

Talvez el anfitrión tuvo un suspiro de indignación pretenciosa sobre sus invitados.  Así que Jesús apunta su rifle hacia el anfitrión  él quería asegurarse que éste no concluya a partir de la primera parábola que él estaba bien (leer 14:12-14).  Al igual que la primera parábola, ésta escarba en nuestras motivaciones.

Jesús no está literalmente prohibiéndonos servir a aquellos que pueden reciprocar (por ej., invitar a amigos para cenar; aceptar regalos de navidad).  Es una hipérbola Judía: No practiques esto tanto como esto... (una exageración para marcar el punto).  El tema es porqué das más a esa persona a la cual le das.  La integridad del tema es dar para recibir versus dar libremente (Lucas 6:33-35).  Esta es un área clave para mirar si quieres tener relaciones exitosas (ESPOSOS; AMIGOS CERCANOS) y una vida que te realice plenamente.

Discernamos la diferencia:

Dar para recibir es a menudo tribial- limitado a aquellos que ya te conocen.         

Dar libremente alcanza a aquellos más allá de tu círculo.

Dar para recibir mantiene una lista mental de los favores y se enoja cuando los otros no reciprocan favores pasados (DESPUÉS DE TODO LO QUE YO HE HECHO POR TI!)                                                            

Dar libremente es olvidadizo de los servicios del pasado (Mateo 6:3-4) y acepta la negación de una petición sin enojo.

Dar para recibir ve la felicidad primariamente como recibiendo de los demás (TÚ DEBES HACERME SENTIR AMADO, SEGURO, ETC.  ESTO DESTRUYE RELACIONES).                                              

Dar libremente comprende que la felicidad máxima es dar a otros (Hechos 20:35; REALMENTE EXPERIMENTA SENTIMIENTOS EQUIVALENTES CON SER AMADO).

Dar para recibir es el resultado de creer que debes suplir todas tus necesidades. 

Dar libremente es el resultado de confiar en Dios para suplir tus necesidades. (Lucas 12:32-33).

Nuevamente, nótese que este tema de la integridad es un tema espiritual.  Es posible dar libremente sólo cuando aprendemos y creemos que Dios es bueno, y está comprometido con nuestro bienestar.  Es por esto solamente que al recibir y caminar con Cristo podemos cultivar un estilo de vida que libremente dará a otros.

El Invitado Preocupado (vs.15-24)

Leer 14:15.  Talvez este invitado se dio cuenta que el ambiente se estaba poniendo tenso, entonces se tomó de lo que mencionó Jesús a cerca de la resurección de los justos e intentó cambiar el tema y propuso un brindis.  (¿Verdad que será un gran banquete?- ¡no como este!)

Ambos el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento hablan de la salvación del Mesías como un banquete, simbolizando el compañerismo personal e íntimo que Dios quiere tener con su gente.  Los invitados, siendo todos socialmente aceptables y judíos religiosos practicantes, estaban confiados que estarán presentes en el banquete de la salvación de Dios.

En vez de estar de acuerdo con él, Jesús le cuenta una parábola para corregir su concepto equivocado.     

Leer 14: 16-17.  En las costumbres judías del primer siglo, los anfitriones enviaban invitaciones semanas antes para que las preparaciones puedan ser llevadas a cabo.  Luego, en el día del banquete, él enviaba un criado a llamar a los que habían respondido afirmativamente, cuando estaba todo preparado.  El no ir era un insulto grave al hombre que estaba ofreciendo la cena  como un RSVP (Repondez S'il Vous Plait) y luego no asistir. El hombre que daba el banquete era obviamente Dios, y su banquete es obviamente la salvación. Después de siglos  de preparación, Dios ahora está enviando su invitación para la salvación a través de Jesús.

Leer 14: 18-20.  Estas son realmente excusas patéticas (¡ESTOY OCUPADO, DEBO LAVARME EL PELO!) El tiempo de ir a mirar un terreno o revisar un buey es antes de comprarlos. ¡Ni hablar de aquel que se casará! Sencillamente no estaban interesados en el banquete.  Esto se refiere primariamente a su audiencia inmediata.  Ellos tenían una variedad de excusas débiles para no responder a Jesús (NACIMIENTO ILEGTIMO; NAZARENO; POSEÍDO POR UN DEMONIO), pero el verdadero problema era que ellos estaban más en su religión, negocio, etc. que en el compañerismo con Dios.  Debido a que minimizaron la importancia de esta invitación al estar muy ocupados para ella, se les retira (la invitación) (vs.24).  Dios invita; no ruega.

Leer 14:21-22.  Esto probablemente se refiere a los pecadores de la sociedad judía.  Muchos de ellos reconocieron su necesidad del perdón de Dios y respondieron al mensaje de gracia de Jesús.

Leer 14:23.  Esto probablemente se refiere a los gentiles.  Al igual que los pecadores judíos, muchos de ellos también reconocieron su necesidad del perdón de Dios y respondieron al mensaje de gracia de Jesús.

¡El punto es que la salvación es para aquellos que la valoran lo suficiente como para responder activamente a la invitación de Dios!

APLICACIÓN:  Dios te invita a su banquete a través de la persona de Jesucristo.  Tú no tienes que esperar hasta el final de tu vida porque Jesús te ofrece empezar este banquete ahora en tu corazón (Apoc.3:20).  La invitación es la más importante que jamás recibirás, y demanda una respuesta decisiva y positiva.

Puedes decir, ¡Hey, no me burlo de Dios!  Probablemente las cosas andan bien entre él y yo. Tenemos un buen arreglo- no lo molesto y él no me molesta.  ¿Cuál es la diferencia entre éstos y la gente a las cuales les llegó la invitación para la cena? Jesús veía sus respuestas como un rechazo.  No hay tregua con Dios  ya sea eres su aliado o estás colaborando con el enemigo. 

Puedes incluso pensar, la invitación de Cristo es una que me gustaría aceptar algún día  pero no ahora porque estoy muy ocupado con otras cosas.  Estos no tienen que ser asuntos moralmente malos (ESCUELA; CARRERA; MATRIMONIO; HIJOS) ninguno de esta gente estaba involucrado en cosas por el estilo.  Pero cuando incluso las cosas buenas se vuelven más importantes para nosotros que el hecho de conocer a Dios, ¡entonces se han vuelto demasiado importantes!  Ningún otro asunto es lo suficientemente importante para justificar el postponer la invitación de Dios.

Además, la preocupación con otros asuntos se vuelve un hábito. Talvez dijiste dos años atrás “Volveré a Dios apenas no esté tan ocupado”  pero ya han pasado dos años y todavía estás muy ocupado.  Si ésta es tu actitud, seguramente estarás muy ocupado en dos años más a partir de ahora también.  ¡El sistema del mundo siempre tendrá algo para mantenerte distraído de una relación con Cristo que te cambiará la vida!  ¡Escucha!   ¡Dios te está invitando a una relación de camaradería con él, ahora mismo, a través de esta enseñanza! ¡El tiempo para responder es ahora.