Lucas

Razones para la Lealtad a Cristo en un Mundo Hostil

Lucas 12:1-12

Introducción

Leer 12:1.  Jesús advierte a sus discípulos en contra de la influencia insidiosa y corrupta de la hipocresía. ¿Qué es hipocresía?

“Hipócrita” era usada en la sociedad griega para describir un actor que daba funciones para ganar dinero.  Significa actuar como alguien que realmente no eres, para que la gente te acepte.  El opuesto de hipocresía es integridad, actuar consistentemente conforme a tus convicciones sin importar lo que la gente quiere o piensa de ti.

Existen dos tipos de hipocresía en este pasaje.  En el caso de los Fariseos, ellos eran hipócritas porque actuaban como si ellos estuvieran comprometidos con Dios, aunque no lo estaban, para poder obtener la aceptación y el aprecio de la gente.  Jesús recién había reprochado y expuesto a los fariseos en un almuerzo por ser hipócritas (Lucas 11:42-44).  El resultado fue un contra ataque vicioso lanzado por ellos (Lucas.11:53-54) el cual había arrastrado a la multitud mencionada en Lucas.12:1. Esta forma de hipocresía es especialmente común en una sociedad que se conforma con creencias religiosas (JUDAISMO DEL 1er SIGLO; EUROPA MEDIEVAL; NUEVA INGLATERRA PURITANA).

Por supuesto, este tipo de hipocresía aún existe entre nosotros.

Pero Jesús está advirtiendo a sus discípulos de un tipo de hipocresía diferente: actuar como que ellos no están comprometidos con Jesús aunque lo están, de esta manera ellos mantienen la aceptación de la sociedad y evitan hostilidad.  Tal vez algunos de ellos que asentían con la cabeza cuando Jesús reprochaba a los escribas y fariseos ahora estaban cambiando su respuesta en la medida que sentían la hostilidad.

Ciertamente, ellos se vieron forzados a enfrentar esta forma de hipocresía a partir de ese momento. La enfrentaron desde que Jesús fue arrestado, juzgado, y ejecutado.  Después que Jesús ascendió y experimentaron la hostilidad de una sociedad judía que rechazó a Jesús como el Mesías, y la de una sociedad Romana que rechazó a Jesús como el único camino a Dios.  Todos menos uno de los 12 fueron ejecutados por su lealtad para con Jesús.

Y nosotros nos enfrentamos con este tipo de hipocresía hoy en día en una sociedad que está siendo crecientemente hostil a la proclamación de Cristo.  Está volviéndose más difícil ser leal a Jesucristo mientras nos movemos hacia el nuevo milenio. 

La idea de una “verdad absoluta” es ofensiva en una cultura post modernista y relativista. La “espiritualidad personal” está de moda, pero “encontrar la verdad” está fuera de moda.

La idea de un compromiso con la verdad o con Jesús hasta el punto de un sacrificio personal (CARRERA; RELACIONES) es ridículo en una cultura completamente auto absorbente.

En los siguientes versículos, Jesús equipa a sus discípulos (y a nosotros) con razones que ellos (y nosotros) debemos mantener para permanecer leales a él en un mundo crecientemente hostil.  Él también agrega algunas palabras para los que estaban escuchando.

Debido a que la verdad un día será manifestada sin duda alguna (vs. 2-3)

Leer 12:2-3.  Esto no es una amenaza que Dios un día va a mostrarle a todo el mundo sus pecados secretos.  Esta es una promesa que la verdad acerca de Jesús, aunque ahora escondida y reprimida por un mundo hostil, un día se manifestará sin duda alguna.  Las mismas Escrituras que en forma precisa predijeron la primera venida de Jesús y su crucifixión, también predicen su segunda venida y su dominio mundial.  El día está llegando cuando cada uno verá y reconocerá que Jesús es el Señor. 

Leer Filipenses 2:10-11.  Será demasiado tarde para aquellos que rehúsan someterse durante su período de vida en la tierra; ellos se someterán (arrodillarán) como gente conquistada en vez de ser amigos agradecidos.  Pero cada uno conocerá la verdad a cerca de Jesús.  En ese día, nos parecerá muy extraño el habernos callado acerca de él. Ya que en caso, sólo hace sentido ser franco con respecto a tu compromiso actual con Jesús incluso cuando eres criticado por esto.

Debido a que respondemos finalmente a Dios, y no a la gente (vs. 4-5)

Leer 12:4.  ¿Cómo puede él decir “no tengas miedo”? Existe una buena razón para tener miedo de pararse junto a Jesús, la gente puede realmente estropear tu vida si quisieran.

Ellos te pueden rechazar como amigo y ridiculizarte delante de los otros, hacer tu vida familiar miserable, dañar tu carrera.

En muchos lugares hoy en día, ellos te pueden encarcelar e incluso ejecutarte.  Una fuente dice que más cristianos han sido matados por su fé durante el siglo XX que en los siglos previos combinados, y talvez más en la última década que en las 8 décadas anteriores combinadas.  Yo he sufrido muy poco en comparación. 

Jesús no niega esto pero él nos recuerda que esto no es lo peor que nos puede ocurrir.  Leer 12:5. Si no fuésemos criaturas espirituales, la muerte física sería nuestra mayor pérdida.  Pero dado que somos criaturas espirituales que finalmente responderemos a Dios, la muerte es el único camino hacia el destino eterno que Dios determina.

Jesús no está amenazando a sus discípulos con el infierno.  Él dice que realmente ya tenemos sellado el cielo (ver Lucas 12:32).  Lo peor que la gente puede hacer es acelerar nuestra entrada al cielo, donde Dios nos recompensará de sobra por cualquier pérdida que hayamos sufrido durante esta vida (ver Filipenses 1:21-23)!  Si creemos esto, debiera libertarnos del abrumador miedo a la gente para ser leales a Cristo incluso cuando esto signifique la muerte.

CITA DE LUTERO (en Santidad de Dios de Sproul)

Por esta razón, 12:5 es probablemente dirigida a la multitud en vez de a los discípulos.  Jesús está  advirtiendo a aquellos que puede que no esten dispuestos a recibirlo por miedo a lo que la gente pueda hacer con ellos. ¡Algunos temas son simplemente demasiado importantes como para preocuparse de cómo los demás van a actuar!

Debido a que Dios cuidará de nosotros en medio de la oposición (vs.6-7)

No solamente Dios va a cuidar de nosotros al final en la próxima vida.  Leer 12:6-7.  Esto no quiere decir que él nos va a evitar la oposición, pero quiere decir que él cuidará de nosotros en esta vida incluso en el medio de esta oposición.  Dios no es solamente un gran Juez final que gobierna el universo; él es como un Padre celestial amoroso que está íntimamente alerta de cada cosa y cada uno de su creación y especialmente de aquellos que siguen a Cristo.

Ambos conocimientos de Dios sobre el GORRIÓN y el PELO enfatizan su compromiso íntimo y su preocupación para con sus hijos, e implica que su soberanía está temperada por su amor.

Esto quiere decir que Dios no permitirá más de lo que podemos tomar (1Cor.10:13), él nos puede confortar en medio de esto (2Cor.1:3-5), que su Espíritu nos permitirá responder a nuestros oponentes de una manera que honra a Cristo (Lucas 12:12), y que él trabajará a través de nuestra situación para su gloria y para nuestro bien (Romanos 8:28).

Conocer esto y experimentarlo es una gran motivación para seguir a Cristo incluso cuando signifique hostilidad de parte de los demás (BORIS KORNFELD  en Amando a Dios de COLSON)

Debido a que los temas eternos están en juego (vs.8-10)

Leer v. 8.  El énfasis aquí  es en confesar a Cristo delante de la gente reconociendo tu creencia en él y compartiendo sus proclamaciones y su oferta a aquellos que no lo conocen.  Un día Jesús nos presentará a los ángeles de Dios.  Esto probablemente no se refiere a la salvación, sino que a la recompensa eterna.  Nosotros recibimos la vida eterna como un regalo sin costo cuando creemos en Jesús (Romanos 10:9) dentro de nuestros corazones.  Recibimos recompensa por servir a Cristo, la cual incluye compartir su nombre con otros (1Tes.2:19,20  gozo de verlos a ellos allá; elogios de Jesús).

Debiéramos compartir a Cristo con otros incluso si nos critican por esto debido a que amamos a los otros más que a nuestra propia seguridad y comodidad.

Por el otro lado, aquellos que niegan a Jesús serán negados delante de los ángeles de Dios  y quedarán eternamente perdido.

CALIFICACIÓN: Esta negación no se refiere a un lapso bajo presión. Pedro negó a Jesús tres veces y aún asi heredó la vida eterna y su recompensa.  Se refiere más bien a la decisión final de uno de rechazar a Jesús y su oferta de salvación.

Por eso que Jesús hace una distinción entre hablar una palabra en contra de él, y la blasfemia del Espíritu Santo.  Pedro dijo, “Que Dios me maldiga si alguna vez conocí a ese tipo!” y sin embargo él aún era salvo.  Para blasfemar el Espíritu (en contexto) significa que permanentemente se rechaza el testimonio de la verdad del evangelio del Espíritu Santo y  tu necesidad de Cristo.

EVANGELIO: Es una cosa seria el endurecer tu corazón en contra de la convicción del Espíritu.  Tú no sabes cuando o si tendrás la oportunidad de responder nuevamente.  Cada vez que tú dices “No” a su convicción, tu corazón se endurece un poco más, y se hace más fácil decir “No” la próxima vez.

Conclusión

A menos que hayas encontrado algo por lo cual valga la pena morir, no tienes nada por lo cual valga la pena vivir

¡Ah, para ser liberado de la preocupación acerca de lo que la gente piensa o dice o hace! Para ser libre de abandonarse uno mismo a la verdad, y estar confidado que Dios nos sostendrá y que algún día te reinvindicará!