Lucas

Cuatro Realizaciones Cruciales

Lucas 9:18-26

Introducción

Llegamos ahora al primer climax del evangelio de Lucas. Todo lo que ha ocurrido hasta ahora nos lleva a este evento, y cada cosa que ocurre fluye a partir de este evento. En estos versículos, Jesús guía a sus discípulos a cuatro realizaciones cruciales – dos de las cuales son a cerca de él y dos son a cerca de ellos.

Quién es Jesús

Leer 9:18-20. A través de un período de tiempo, Jesús los ha atraído y les ha dado evidencias de ser único (MILAGROS). Ellos han comenzado a maravillarse en voz alta con respecto a quién es él (8:25), pero él no les responde. Ahora él inicia una discusión con respecto a su identidad, primero en forma general (9:18), y luego él hace el interrogatorio: “¿Quiénes dicen que soy?” Él no pudo llevarles ni un poco más lejos hasta que no estén claros con respecto a este tema.

La respuesta de Pedro está correcta. “Cristo” no era el apellido de Jesús, sino que su título: El Ungido de Dios; el Mesías. Esta declaración no puede ser interpretada en forma relativa, “Nueva Era” (uno de las muchas manifestaciones de Dios). Ni tampoco puede ser interpretada para que signifique que Jesús era sólo un gran profeta (vs.19). Significa que Jesús es el único Salvador y el único Gobernante Justo de toda la humanidad que cumple con todas las predicciones de los profetas del Antiguo Testamento.

Esta es la forma en que Jesús trabaja contigo. En una forma personal, a través de variadas formas, él va a atraerte, exponer tu necesidad espiritual, proveerte con evidencia, hacerte pensar a cerca de él (A TRAVÉS DE OTRAS PERSONAS; EXPOSICIÓN A LA BIBLIA; SUFRIMIENTO). Esto es un proceso, pero conlleva a un punto. Él finalmente te va a hacer el interrogatorio: “¿Quién dices que soy?”

¿Por qué es tan importante? No es porque él esté inseguro de su identidad, sino porque es muy importante para que tú estés seguro. No debido a que tus creencias lo hacen a él Mesías, sino porque tú necesitas estar de acuerdo con él a cerca de quién es él para así poder beneficiarte. Esta es la decisión más importante que jamás harás debido a que tu posición con Dios y tu eterno destino literalmente dependen de tu respuesta (Romanos 10:9-10; Lucas 9:26)

El cristianismo involucra conversión. Existe un punto en el tiempo antes del cual tú estás separado de Dios, con culpa delante de él, y destinado al juicio. Y existe un punto en el tiempo después del cual tú estás reconciliado con Dios, perdonado por él, y asegurado de tu vida eterna. Y el punto en el tiempo que separa estos dos estados es el punto de decisión a cerca de Jesucristo.

Cada uno de nosotros hace su propia decisión individual y personal. No eres nacido como cristiano, no lo puedes agarrar por osmosis o sumarte a la decisión que otra persona ha hecho, o la afirmación del credo estéril tampoco lo hará por ti—tú debes decidir personalmente poner tu confianza en Jesús para que él te perdone, hacerte el hijo de Dios, y darte vida eterna.

Por todos los errores anteriores de los discípulos, ¡esta vez la hicieron bien! ¿Lo has hecho tú? Si no los has hecho, ¿por qué no hacerlo hoy?

Lo Que la Misión Mesiánica de Jesús Requiere

Leer 9:21. A penas dan la respuesta correcta, Jesús les dice que no le cuenten a nadie. ¿Por qué ocurre esto, si más tarde él les dice que vayan y le digan a todo el mundo? La razón de guardar la información es debido a su entendimiento de lo que significaba para Jesús ser el Mesías.

La “malla” a través de la cual los judíos del primer siglo comprendían la palabra “Mesías” era la de un rey gobernante y que reinaba, el cual conquistaba a los enemigos de Israel y exaltaba a sus seguidores por sobre los demás. Aunque tenían algunas falsas ideas entremezcladas, esto era esencialmente una perspectiva bíblica, arraigada en muchos pasajes del Antiguo Testamento como Salmo 2, Daniel 7, etc.

Contrastar esta visión con la que Jesús comenzó a enseñarles en 9:22 (leer). Su punto de vista estaba correcto, pero incompleto. Él finalmente vendrá como un Rey que reina y gobierna en lo que se denomina la “Segunda Venida” (leer 9:26), pero algo más tiene que ser hecho primero. Nótese que la insistencia absoluta de Jesús en su misión. ¿Por qué “debe” hacer estas cosas?

Debido a que esto también estaba predicho en el Antiguo Testamento. El Antiguo Testamento en realidad contiene dos retratos diferentes del Mesías. Él está retratado como un sirviente sufriente el cual es rechazado por su propio pueblo (Isaías 53:3-4), donde su muerte cumple con el sistema de sacrificio del Antiguo Testamento al pagar por nuestros pecados (Isaías 53:5-6), y cuya resurrección lo verifica como el Mesías y confirma nuestro perdón (Isaías 53:10-11).

Este hecho es necesario para el problema de raíz de la humanidad. Antes de ser elegibles para entrar y gozar del reino de Dios, necesitamos sólo una limpieza interna y perdón que no podemos proveer por medio de nosotros mismos. ¡Si Jesús hubiese cumplido con sus expectativas, no hubiese habido ninguno calificado para entrar en el reino que él comenzó!

Jesús fue claro y consistente a cerca de esto, pero sus discípulos no comprendieron completamente hasta después de su resurrección. ¿Por qué no? En parte debido a que el retrato del Antiguo Testamento del Siervo Sufrido no estaba claro, y en parte porque ellos querían un Rey para liberarlos de sus enemigos.

Afortunadamente, la mayoría de nosotros no necesitamos corrección en este tema como ellos. Pero la exhortación de Jesús nos lleva a una perspectiva incorrecta relacionada la cual es más prevalente entre los cristianos de hoy: el costo de seguir a Jesús…

El Costo de Seguir a Jesús

Leer 9:23. Nótese “todos” – Jesús deliberadamente incluye a cada uno porque él quiere que comprendamos que esto se aplica a todos los cristianos. Esto es bien conocido, pero a menudo mal entendido. Exactamente ¿qué significa negarse a uno mismo, tomar su cruz, y seguir a Jesús?

“NEGARSE A UNO MISMO”

¿QUÉ NO SIGNIFICA?: (¡no que la mayoría de nosotros somos tentados a hacer esto!)

Odio a uno mismo; negación del significado/valor de nuestra persona. Esto es una buena teología Oriental, ¡no una teología bíblica! Estas cosas son parte de la imagen de Dios.

La Auto negación asceta de los placeres de los lujos (e.i. Lent). Pablo llama a estas “doctrinas de demonios” (1Timoteo 4:1-3). Esto es algo mucho más radical.

¿QUÉ SIGNIFICA?

Significa escoger confiar y obedecer la dirección de Jesús para tu vida en vez de insistir en tu propio camino. En vez de hacer tu propia agenda y tener expectativas que Jesús haga tu voluntad, tú te propones hacer su agenda y te ves a ti mismo como un siervo para hacer su voluntad.

EJEMPLOS: Confesando y pidiendo perdón cuando uno peca versus salvar la cara (prestigio) y el orgullo; dejando relaciones que son contraproducentes para tu crecimiento; perdonando y bendiciendo aquellos que te lastiman versus odiando y quedando parejo; sirviendo a otros cuando estás en necesidad versus insistiendo en tener tus propias necesidades suplidas antes de servir a los demás.

ANTÍTESIS: El mundo define libertad como la oportunidad de hacer cualquier cosa que te plazca. El cristianismo define libertad como la oportunidad para conocer y la habilidad para hacer cualquier cosa que Jesús quiere que tú hagas.

“TOMAR TU CRUZ”

¿QUÉ NO SIGNIFICA?: Buscar el sufrimiento, o cualquier circunstancia negativa en la vida (ESPOSO; ENFERMEDAD).

¿QUÉ SIGNIFICA?

La audiencia hubiese entendido esta frase para referirse al rechazo de la sociedad humana. A las víctimas de la crucifixión, se les requería acarrear sus propias cruces para llevarlas fuera de los muros de la ciudad al sitio de sus ejecuciones, como fue el caso de Jesús. Esto era una “excomunicación” por parte de la sociedad.

“Tomar tu cruz diariamente”por lo tanto significa escoger aceptar el rechazo proveniente del mundo debido a que sigues a Cristo. Ver también Juan 15:18-20ª.

EJEMPLOS: Los amigos y los miembros de la familia que se burlan de ti por creer en Jesús; los colegas del trabajo que te molestan y ridiculizan cuando tú tomas tu posición de parte del camino de Jesús en el trabajo; continúa creciendo y desarrolla el ministerio que Jesús tiene para ti aunque otros digan que estás desperdiciando tu vida.

ANTÍTESIS: A diferencia del resto del mundo, no vemos la victimización y la marginación realizada por otros como lo peor de todos los posibles destinos. De hecho, voluntariamente elegimos ese camino y así podemos ser fieles a Jesús e indicar el camino a otros.

Jesús no está interesado en darte un trabajo en la nieve. Ellos esperaban que el hecho de seguir a Jesús iba a ser un camino de divertimiento y el cumplimiento de sus propias agendas. Pero el seguir a Jesús involucra entregar el manubrio y se precipitarán experiencias dolorosas como aquellas descritas arriba. Debieras saber esto de antemano. Ninguna de nuestras vidas es perfecta, pero debemos estar comprometidos con esta forma de vida si queremos ser auténticos seguidores de Cristo.

El Premio de Seguir a Jesús

Si se hubiese detenido en 9:23, él no hubiese tenido muchos seguidores. La forma en que describe suena tan difícil, que sería fácil concluir que este camino nos llevará a la esterilidad y al vacío.

¿Cuántos de ustedes incuban esta sospecha que desperdiciarán la oportunidad para la felicidad si ustedes siguen a Jesús? Que si ustedes se abandonan a sus planes para vuestras vidas, ¿él va a destrozarte en pedacitos y dejarte quebrada y miserable? Profundamente en nuestros corazones estamos propensos a creer que debemos agarrarnos para controlar nuestras vidas y así llegar a realizarnos. ¡Esta es una de las mentiras más insidiosas del maligno!

Es por eso que inmediatamente continúa diciéndonos “la recompensa de seguirle” (leer 9:24-25). Debiéramos dejar claro el costo de seguir a Jesús sin disculpas –pero también debemos dejar en claro las recompensas de seguir a Jesús sin minimizarlo.

Jesús utiliza “salva tu vida” y “pierde tu vida” en dos formas diferentes aquí:

El elegir salvar tu vida es sinónimo de autogobernarse en 9:23- Si tú eliges este camino, puedes obtener algún placer temporal y juguetes y seguridad financiera, pero serás amargamente desilusionado en el largo plazo. Perderás tu vida. Tú descubrirás el duro camino que “el que muere con más juguetes” NO gana, y que cuando tú obtienes todo lo que quieres tú no quieres lo que obtuviste.

La prescripción de Jesús es exactamente lo opuesto de lo que prescribe el mundo. Elegir perder tu vida por su causa es un sinónimo de 9:23. Si tú eliges ese camino, tú experimentarás algo de dolor y sufrimiento que pudiese ser evitado, pero nunca te arrepentirás de eso porque experimentarás plenitud de vida:

  • La paz de Dios en el medio de cualquier circunstancia
  • El entusiasmo de experimentar la guía de Jesús, su provisión, y el poder para impactar a otros
  • El gozo de relaciones cercanas con otros seguidores de Jesús
  • La transformación gradual pero completa de tu carácter
  • La creciente satisfacción de una vida con verdadero sentido y significado
  • La anticipación de ver a Cristo y escuchar: “Bien hecho, siervo bueno y fiel”.

Jesús nunca te quemará si tú eliges “perder tu vida” para él y su propósito. Jim Eliot: “Un hombre no es necio cuando entrega lo que no puede guardar para ganar lo que no puede perder”. ¿Crees esto?

1 Traducido por Marie Claude Bastres O. Texto extraído de <www.xenos.org>