1 Corintios

Una Vida Enfocada con Objetivos Espirituales

1 Corintios 9:24-27

Introducción

La semana pasada vimos que Pablo estaba preparado para hacer cualquier cosa (dentro del marco de los absolutos bíblicos) para hacer llegar el mensaje de Jesús a otras personas (vs.23)- Para algunos que se encuentran aquí hoy, esto puede ser difícil de entender. Pero para aquellos que hemos recibido los beneficios de este mensaje (perdón; Espíritu Santo; Vida Eterna), vemos la importancia de esto debido a que nos damos cuenta cuanto está en juego verdaderamente.

Él concluye su exhortación en vs.24-27 (leer). Debiera ser evidente que Pablo está abogando por una vida con propósito, con objetivos espirituales. Él se enfoca en la calidad de los Atletas de los Juegos Ístmicos. Él dice que ésta es la forma en la que él vive su vida—haciendo las cosas calculadas para ganar (un horario de entrenamiento disciplinado; eficiencia en el esfuerzo) —pero por diferentes objetivos y por diferentes premios. Y él llama directamente a los corintios cristianos (y a nosotros) a imitarlo en ésta área.

Sin embargo, como los corintios, muchos de nosotros tenemos dificultad en esta área. La mayoría de nosotros tenemos objetivos para otras áreas de nuestras vidas (económicas; educacionales; familia; objetivos de recreación), pero es relativamente extraño encontrarse con cristianos que pueden articular claramente sus objetivos espirituales. Algunos incluso protestan que no es espiritual tener objetivos espirituales en nuestro caminar con Cristo, como si una vida guiada por el Espíritu fuera completamente espontánea (MAESTRO DE ESCUELA DOMINICAL QUE NUNCA SE PREPARA). Este es un área importante la cual necesitamos explorar con profundidad…

Sus Bases Bíblicas

¿Es este un pasaje aislado que puede ser borrado como si hubiese sido un ataque neurótico de Pablo? Cuando revisamos la Biblia con respecto a este tema, encontramos increíble cantidad de material. Podemos destilar este material en las siguientes tesis:

  • Dios  coloca objetivos.  (Juan 5:17; Efesios 1:10)
  • El colocar objetivos es parte de ser hecho a imagen de Dios. (Génesis 2:15 >> antes de la caída; CULTIVAR; contra REACCIÓN PASIVA).
  • La vida eterna incluirá una actividad con objetivos. (MI MIEDO AL ABURRIMIENTO >> Lucas 19:17)
  • Jesús y otros modelos bíblicos eran estaban orientados en sus objetivos espirituales. (Lucas 13:32; Juan 17:4; 1Cori.9:26,27; Filipenses 3:13,14 >> 2Timoteo 4:7,8)
  • Dios exhorta a todos los cristianos a tener una vida orientada por objetivos espirituales (1Cor.9:24,25; 2Pedro 1:5-8; 1Pedros 3:15; Hebreos 10:24,25)

Todos los cristianos debieran tener claros objetivos cristianos, y ¡estos objetivos debieran ser los más importantes en nuestras vidas! Este es un componente de una vida espiritual sana que no es una opción. Tú puedes ver a partir de muchos de estos pasajes que existe una conexión estrecha entre una orientación con objetivos espirituales y la motivación y la realización en tu vida cristiana. Esta es una gran razón por la que muchos cristianos no están motivados en su caminar. Si tú quieres que tu relación con Dios esté motivada, tiene que estar haciendo progresos, y llevando a cabo algo.

Si el caso bíblico es tan claro y los beneficios tan grandes, ¿por qué tantos cristianos carecen de una orientación con objetivos espirituales? Un motivo es que existen problemas en los cuales podemos caer…

Problemas Comunes

Legalista vs. Un Acercamiento basado en la Gracia: Si tú basas tu sentido de identidad y aceptación  en tu capacidad de hacer cosas, tenderás a evitar los objetivos espirituales (o por lo menos los altos objetivos) porque el fracaso te amenazará como persona. He aquí la importancia de comprender la gracia de Dios (EXPLICAR>> EVANGELIO). La gracia debiera liberarnos para colocar objetivos, debido a que nuestra identidad y aceptación ya están establecidas y seguras a través de la obra de Cristo y no están basadas en nuestra capacidad para hacer cosas.  De hecho, ¡los fracasos en los objetivos pueden en realidad aumentar nuestra apreciación de la gracia!

Otra forma de legalismo es ver los objetivos espirituales como rígidos, y una norma (estándar) de fracaso y éxito del todo o nada. Mientras que, debiéramos verlos como algo a lo cual podemos apuntar y que nos ayudará a hacer más progreso en la dirección adecuada, comparado con el caso que no hubiésemos puesto objetivos espirituales (JOHN COOPER: “prefiero apuntar a un ángulo y agarrar un pajarito que apuntar un par y agarrar un cuervo/cuco”).

Objetivos Inalcanzables vs. Objetivos Realistas: Aquellos que son perfeccionistas tienden a colocar objetivos inalcanzables. (J.H.: “Yo debiera estar enseñando “Central Teaching” [la Reunión más importante de la Iglesia Xenos] en este momento.”) Y luego debido a que fracasan en cumplir sus objetivos, ellos renuncian (“VOY A ORAR DOS HORAS CADA DÍA”).  Algunas veces no tenemos cómo saber que son objetivos poco realistas hasta que lo intentamos y fracasamos – entonces, debemos ajustar nuestros objetivos (NUESTRO ESQUEMA DE PLANTAMIENTO DE IGLESIAS EN CASA). Pedir consejo de otros cristianos experimentados puede ayudar mucho en esto.

Autonomía y Autosuficiencia vs. Dependencia Humilde: Santiago 4:13-16 no intenta decirnos que no debemos poner objetivos; sino más bien es un rechazo a poner objetivos en forma autónoma – sin consultar a Dios y sin reconocer de antemano que Dios tiene el derecho a interrumpir nuestros objetivos. También podemos tener objetivos espirituales válidos, pero perseguirlos con nuestra propia fuerza, si depender de la sabiduría y el poder de Dios a través de oración consistente (Juan 15:8,16 >>4,5). Pero la respuesta no es no tener ningún objetivo espiritual; es colocarlos en una dependencia genuina en Dios (WILLIAM CAREY: “Intenta grandes cosas para Dios; espera grandes cosas de Dios.”).

Competencia Carnal vs. Servicio y Cooperación: Algunas competencias pueden ser sanas (LA MEJOR NOTA EN UN EXAMEN), pero algunos cristianos a veces persiguen objetivos espirituales para ganarles a otros cristianos incluso cuando esto es dañino (PRESIONANDO A NUEVOS CRISTIANOS PARA DEJAR UN GRUPO Y UNIRSE AL SUYO). ¿Será erróneo utilizar vs.24ª para justificar esto? porque el punto de Pablo no es que  existe sólo un premio para que todos los cristianos compitan por alcanzarlo. Su punto es que debiéramos perseguir los objetivos espirituales con una dedicación de nuestra mente seria, como aquellos que compiten en los juegos. Si este es un problema para ti, la respuesta no es dejar caer tus objetivos, sino que preguntarle a Dios para que santifique tu motivación y cooperación con él en el proceso.  Objetivos espirituales debieran involucrar cooperación con otros cristianos (1Corintios 3:4-9), y nosotros debiéramos tener algunos objetivos espirituales que incluyen la ayuda a otros a tener éxito.

Impureza Moral vs. Integridad: Cita 2 Timoteo 2:5 Algunos  cristianos quedan descalificados de obtener el premio porque ellos rompen las reglas. Algunos persiguen objetivos espirituales para ganar poder sobre la gente. Otros se involucran en ministerios orientados con objetivos para arrancar de sus pobres matrimonios. Otros se involucran en seguir avanzando en conocimiento mientras llevan una doble vida sexualmente. Esto es una hipocresía orientada con objetivos, y Dios a menudo saboteará el alcance de nuestros objetivos por amor a disciplinarnos.

Si, existen muchas maneras de abusar de una orientación con objetivos espirituales –pero ¡no tires el bebé con el agua de la tina! La alternativa de una vida espiritual sin objetivos nos lleva a algo aún más feo—seducción por los objetivos mundanos. Estamos diseñados para necesitar realizar objetivos, así que si no estamos obteniendo esto de nuestro caminar con Dios, lo buscaremos en otro lugar.

Elementos de Objetivos Espirituales Efectivos

¿Son ellos suficientemente específicos? Los objetivos deben ser específicos para que tengan valor. Tú debes ser capaz de decir si es que los has alcanzado o no. ¿Qué específicamente quieres llevar a cabo, y en qué marco de tiempo?  Evita comparar objetivos por la misma razón.

“Involucrarme más con amigos cristianos” vs. “Compromiso a asistir regularmente a un grupo en casa. Iniciar una conversación personal en cada reunión. Llamar o visitar a alguien por lo menos semanalmente.”

“Mejorar mi vida de oración” vs. “Orar 3 veces a la semana sola por lo menos durante 10 minutos. Orar dos veces a la semana con otros cristianos amigos. Leer 3 libros en el tema de la oración durante este año.”

¿Pueden ser tus objetivos a largo plazo despedazados en objetivos a corto plazo? Debieras tener objetivos espirituales a largo plazo, pero a menos que identifiques los peldaños prácticos de los objetivos y los transformes en objetivos de corto plazo, probablemente te desanimarás.

“Ser experto en conocimiento bíblico” >> “Tomar 2 cursos este año. Leer 1 artículo de teología cada mes. Memorizar 2 versículos cada semana.”

“Dar por lo menos un 15% de mis ingresos a un ministerio cristiano”.  >> “Fijar y mantenerse en un presupuesto. Dar el 5% de mi ingreso este año. Retirar las deudas de la tarjeta de crédito dentro de los próximos 18 meses.”

¿Están siendo priorizados apropiadamente? Los objetivos entran en conflicto, y cada uno pone prioridades consciente o inconscientemente. La forma en que habitualmente nosotros escogemos cuando nuestros objetivos entran en conflicto es el verdadero indicador de nuestros actuales valores (y no los que profesamos). Conscientemente decide a la luz de la escritura qué objetivos tú vas a dar prioridad, o probablemente por defecto caerás en aquellos que son más fáciles y más inmediatamente gratificantes en los momentos de achaque. Sé pro-activo en priorizar tus objetivos, o vivirás bajo “la tiranía de lo urgente”.

DAR PARA LA OBRA DE DIOS vs. JUGUETES RECREACIONALES; FAMILIA &  INVOLUCRAMIENTO CON AMIGOS CRISTIANOS vs. AVANCE EN LA CARRERA;  ENFOCADO EN EL MINISTERIO vs. RESPONDER A TODAS LAS NECESIDADES.

Algunos pueden decir “no me gustan esos objetivos. Son demasiado ajustados. No encajan con mi persona.” Bien –formula tus propios objetivos espirituales. Pero no critiques sencillamente a otros que están orientados hacia los objetivos espirituales como una excusa para no tener objetivos (MOODY: “¡Prefiero la forma en que yo lo hago que tú forma donde no haces nada!”).

Conclusión

Cuán importante tu consideres esta carrera determinará cuan duro vas a correr. Los ATLETAS OLÍMPICOS entrenan años para ganar una medalla de metal – y a veces quedan descalificados rápidamente (COMPETENCIA DE ESQUIADORES). No estoy dispuesto a hacer este esfuerzo por el deporte, ¡pero por un premio eterno bien vale la pena pelear!

EVANGELIO: Tú puedes dar el primer paso hacia esto hoy, recibiendo a Cristo…

CRISTIANOS: Necesitamos comenzar a ordenar nuestras vidas en una manera más consciente.  Enfocarse en objetivos espirituales, y ¡ser liberados del aburrimiento de una vida cristiana sin propósitos ni objetivos!