1 Corintios

La disciplina de la Iglesia

1 Corintios 5:1-13

Introducción

Ahora Pablo se dirige a específicos problemas entre los Cristianos de Corinto (leer vs.1)

Los Cristianos adoptaron (y a veces se excedieron) las costumbres sexuales de la cultura secular. Era de común conocimiento que no había conexión entre ser un Cristiano Corinto y la pureza sexual (vs.1ª). Algunos que incluso sobrepasaron lo que se hacía en  la cultura pagana eran bienvenidos en la casa de la iglesia (vs.1b: “tenía a la esposa de su padre”).

Pero había algo peor (leer vs. 2). ¡La iglesia toleraba esto entre su gente y se veían a sí mismo como “espirituales” a pesar/debido a esto! Ellos evidentemente no veían ningún problema con esto, y no había razón para frenar su vanagloria de que eran una iglesia super espiritual.

¡Qué similar es esto a la cultura estadounidense de los 1990!

“LA GENTE ESTÁ HERIDA Y DETERMINADA POR LA SOCIEDAD/HERENCIA, ELLOS NECESITAN COMPRENSIÓN Y AFIRMACIÓN DE SUS ESTILOS DE VIDA.”

LAS ENCUESTAS INDICAN QUE NO EXISTE DIFERENCIA SIGNIFICATIVA ENTRE LOS CRISTIANOS Y LOS NO CRISTIANOS EN LAS PRACTICAS SEXUALES; PECADOS SEXUALES FRECUENTES POR LOS LIDERES CRISTIANOS.

¡Qué diferente es la reacción de Pablo (leer vs 2)!

“!Debieran estar llorando/lamentando a cerca de este punto --  y no jactándose!”  La iglesia debiera tener una conciencia moral sensible para que no reaccione ni con complacencia tolerante ni creyendo estar en lo correcto.  Como padres amorosos quienes están profundamente heridos con sus hijos que se involucran en drogas, los cristianos debieran llorar profundamente cuando uno entre nosotros escoge un camino moral que es muy contrario al camino de Dios. 

“Ustedes debieran sacar a este hombre – ¡no darle la bienvenida!”  La Iglesia no debiera sentarse en forma ociosa, sino que debiera actuar decisivamente entre unos y otros en situaciones como esta, confrontando personas, llamando a un cambio, y trayendo medida presión bíblica para aguantar. Incluso hasta el punto de remover a la persona si es que es necesario (ver vs 11 los pecados que merecen esto).

>> Este pasaje es acerca de la disciplina de la iglesia. Esto es un tema  controversial en nuestra cultura. Es también un tema complejo el cual no puede ser totalmente explorado en el poco tiempo que tenemos. Pero a través de la instrucción de Pablo en esta situación específica, aprendemos tres lecciones cruciales pertenecientes a este tema…

Sus bases (vs 3-5)

>> Leer vs. 3-5. Pablo dice que aunque los Cristianos de Corinto han “soltado la pelota” al tolerar en forma pasiva este escándalo, él no lo ha hecho. Aunque él no está ahí, él ha decidido que el curso de acción apropiado es sacar al hombre de la iglesia (vs 5 es una elaboración del vs.2).

>> ¿Cuáles son las bases para dar esta orden? ¡Quién cree él que es! ¿De dónde sacó él que podía decirle a alguien que debía abandonar la iglesia? Este tipo de objeciones son comúnmente hechas hoy en día—a veces las hacen la gente que está siendo disciplinada, a veces por otras personas. Y muchos cristianos no saben cómo responder en estos casos.  Ellos hacen resaltar un tema crucial: Las bases de la autoridad para ejercer la disciplina de la iglesia.

Cuando Pablo dice en vs. 4, “en el nombre de nuestro Señor Jesucristo,” él no está recitando algún tipo de slogan religioso. El les está recordando a los cristianos de Corinto que la disciplina de la iglesia es un acto de obediencia hacia Jesús. Es Jesús quien nos dijo cómo tratar con situaciones como estas. Dios no nos da libertad para trazar nuestro propio camino en temas como estos, al igual que no nos da la libertad para elegir qué doctrinas vamos a creer. La iglesia está bajo la autoridad de Jesús, y esta autoridad está explicada para nosotros en la Palabra.

Pablo se está refiriendo a las instrucciones de Jesús en cómo responder a la inmoralidad en la iglesia (Mateo 18:12-17). De acuerdo a Jesús, la disciplina de la iglesia está:

Motivada por el amor de sacrificio—no por la falta de preocupación. Tal como el buen pastor está dispuesto a tomar personalmente las incómodas medidas para ayudar a una oveja errante, así los Cristianos debieran estar dispuestos a tomar personalmente las incómodas medidas para ayudar a otros cristianos errantes: CONFRONTACIÓN PRIVADA, 2 O 3, CENSURA CORPORAL, SACAR DE LA CONGREGACIÓN.

Arraigada  en los absolutos de la moral de Dios—no en la relatividad de la moral del hombre. No dice, “si tu hermano hace algo que no te parece bien”. Obviamente, si la moral es relativa al individuo, no existen bases para la disciplina de la iglesia. Pero dice, “si tu hermano peca.” El pecado está definido para nosotros en la Biblia, y 1Corintios 5:11 especifica el tipo de pecado, los cuales son tan serios que garantizan una potencial seria disciplina por parte de la iglesia. Estas no son enfermedades sobre las cuales los cristianos no tienen control; son pecados por los cuales somos responsables y de los cuales nos podemos arrepentir.

Es buscando restauración—no retribución/venganza. No hacemos esto para quedar parejos – porque queremos devolverle a algún cristiano por ofendernos. Hacemos esto para influenciarlos a que cambien su manera de pensar—para que decidan terminar con la rebeldía en contra de la amorosa autoridad de Cristo y empezar a seguirle nuevamente. Es por esto que la disciplina de la iglesia debiera terminar cuando la gente se arrepiente (incluyendo excomunión).

>> Debido a que el pecado de este hombre era un tema público en la iglesia de Corinto, y debido a que Pablo evidentemente conocía la no disposición del hombre en cuanto a cambiar, él llama a la iglesia a retirarlo con la esperanza que esto le ayudará a volver a sus sentidos. Como el HIJO PRÓDIGO en Lucas 15, cuando este hombre se arrepintió Pablo los urgió a reafirmarlo en el amor de la iglesia hacia él (2 Cor.2:6-8).

>> Lo practicamos aquí también—y hemos visto mucha gente ayudada por esto. (EJEMPLOS)

Sus beneficios (vs 6-8)

>> La disciplina de la iglesia no es sólo potencialmente beneficioso para el que está siendo disciplinado—también lo es para la iglesia que lo ejerce en forma apropiada. El menciona dos de estos beneficios. Leer vs.6-8.

Detiene el esparcimiento de la laxitud moral y promueve celo espiritual (vs.6,8).  Levadura crece. De la misma manera, la laxitud moral se expande en un ambiente que falta la disciplina. Cuando un atleta llega crónicamente tarde o atrasado a las prácticas y no se toma una acción disciplinaria, ¿Cómo reaccionan los otros jugadores? Cuándo un estudiante interrumpe la clase y el profesor no disciplina ¿qué hace el resto de los estudiantes? Pero si el entrenador o el profesor le llama la atención a uno (si es que es necesario), la moral del equipo completo o de la clase generalmente mejora.

De la misma manera, las iglesias que no están dispuestas a disciplinar pueden espera una creciente complacencia (CONSPIRACION SILENCIOSA DE LAXITUD Y FALSEDAD). 

Pero Pablo dijo que si hicieran un ejemplo de este hombre, ellos verían esta letárgica espiritual detenida, y la gente empezará a apreciar lo que tienen en Cristo y perseverar con seriedad y honestidad. Esto cambia toda la atmósfera.

Permite a la iglesia demostrar realidad espiritual a un mundo que observa (vs 7).  Debido al sacrificio de Jesús, la iglesia es limpiada de todo engaño a la vista de Dios. El propósito de Dios para la iglesia es que sea la presencia de Dios en la tierra. Que sea una comunidad la cual exponga lo perdido que están los caminos de la humanidad  y  por contraste positivo mostrar el camino a la verdadera vida. Que sea una comunidad que demuestre la forma en que Dios diseñó la vida para ser vivida, y la cual inspira sed en los otros por este tipo de vida. Esta demostración será inefectiva a no ser que la iglesia mantenga y practique una manera de vivir diferente. La gente es atraída a Cristo cuando ven sus seguidores expresando un compromiso con él que involucra este tipo de integridad moral y amor costoso.

Sus límites (vs.9)

>> Ahora, habiendo explicado los beneficios de la disciplina de la iglesia, Pablo comunica una advertencia a cerca de sus límites.  Leer vs 9-13.

¡La disciplina de la iglesia es para los Cristianos, no para los no-Cristianos! Ellos están parados con una relación con Cristo diferente, y así tenemos un rol diferente que jugar con ellos.

No te alejes de los no—cristianos; ¡tú has sido enviado a ellos! Mientras estamos dispuestos a alejarnos de los cristianos lisa y llanamente hipócritas, este no es nuestro rol con los no-cristianos. Como eran de relajados los cristianos Corintios, y tan inmorales como sus vecinos no-cristianos, tú pensarías que Pablo no se preocuparía de esta posible sobre reacción—pero él claramente se preocupó.

¡Y con buena razón!  Los cristianos a menudo se ponen tan obsesionados evitando la contaminación moral que ellos se ausentan se tener relaciones de amistad con los no—cristianos. Ellos se vuelven como los Fariseos del tiempo de Jesús quien comunicaba a través de su alejamiento que Dios se sentía repulsado por ellos. Pero Jesús se asociaba tanto con los despojos morales de su sociedad que él había sido apodado por los Fariseos como    “bebedor y glotón”. El fue llamado “el amigo de los pecadores” debido a que ellos sabían que JC los amaba a pesar de sus pecados. El sabía eso, ya que para muchos de ellos, sus hábitos de pecado eran síntomas de tratar de encontrar vida sin Dios (MUJER EN EL POZO).

Por lo tanto, no debiéramos tratar de cambiar sus vidas éticas como una condición para relacionarnos con ellos y tener amistad. Nuestro rol principal con los no-cristianos no es juzgarlos, sino que comunicarles el amor de Dios y el perdón e invitarles a recibir nueva vida en Cristo. El es el Único que llena nuestros corazones con nueva vida, y nos da poder y nos motiva a vivir una vida moral más alta.