Hebreos

Distintivo cristiano n° 5

Hebreos 13:15-16

Introducción:

La característica cristiana # 5 es verdadera adoración. "Adoración" significa mostrar referencia a, honrar como deidad. Dios quiere que su pueblo lo adore. Esto está claramente en el A.T. (Deut.6: 13) y en el N.T. (Jn.4: 23). Claramente, el pueblo de Dios debería ser distinto en el sentido de que adoran a Dios. La pregunta es: “ ¿Cómo deberíamos adorar a Dios?”

Esta era la pregunta que se hacían los Judíos cristianos. La forma de adorar en el A.T. era una forma litúrgica (en un edificio especial, en un momento especial, a través de los sacerdotes Levíticos, siguiendo un ritual cuidadosamente prescrito y elaborado, ofreciendo sacrificios). A lo largo de esta carta, el autor ha argumentado que todo este sistema ha sido cumplido con la muerte de Jesús y que ahora es obsoleto (7:18,19; 8:13). El autor vuelve a este tema en los vs.13, 14 (leer y explicar). Ellos deben dejar esta manera de relacionarse con Dios (propia del A.T.) y encontrarse con Jesús fuera de este sistema. Para esta gente, la pregunta obvia era: ¿Cómo debemos adorar a Dios ahora?"

Para la mayoría, la iglesia Cristiana ha respondido a esta pregunta diciendo, "Creando nuestra propia versión de la liturgia del A.T." Cuando la mayoría de nosotros escucha la palabra "adorar" ¿En qué pensamos? Talvez en un servicio litúrgico el cual ocurre en un edificio especial, en un día preciso, oficiado por un clérigo, observando un orden en el rito cuidadosamente prescrito. La noción que existe es como que Dios nunca describió un reemplazo, entonces debiéramos copiar la manera del A.T. lo más cercano posible.

Si has estado aquí el suficiente tiempo, tú notarás que no tenemos un servicio de adoración litúrgica. Varias veces al año, la gente comparte esta observación conmigo y me pregunta porque no lo tenemos.

La respuesta es: El Nuevo Testamento prescribe una manera radicalmente nueva, y no litúrgica de adorar a Dios. No sólo no nos comanda adorar a Dios a través de un servicio litúrgico, sino que tampoco describe uno; nos ordena dejar ese estilo de adoración y adorarlo en una forma nueva el cual es descrito en el N.T. Incluso usa terminología del A.T. en la adoración y la reinterpreta para que nosotros podamos adorar en la nueva forma. Antes de entender como el autor de Hebreos lo hace, estudiemos como otros dos autores del N.T. lo explican:

Leer 1Ped. 2:4,5. Pedro usa tres aspectos claves de la adoración del A.T., y dice que cada uno de estos aspectos ha sido reemplazado y cumplido.

El Templo (en el lugar Santísimo donde moraba la presencia de Dios) ahora ha sido reemplazado por el Cristiano, el Espíritu Santo viene a morar en la gente cuando ellos creen en JC. El edificio ha sido reemplazado por las personas.

El Sacerdocio Levítico (los cuales llevaban a cabo la adoración a Dios como intermediarios) ha sido ahora reemplazado por todos los cristianos (ver también vs.9).

Los sacrificios de animales y de grano (los cuales son los medios de adorar realmente a Dios) han sido reemplazados ahora por los "sacrificios espirituales". ¿Cuáles son estos “sacrificios espirituales”? Pedro no nos lo dice aquí, pero en otros pasajes bíblicos esos sacrificio están identificados para nosotros.

Dar todo mi ser (Rom.12:1)

Bajo el viejo pacto, cuando Dios bendecía de manera especial, uno podía mostrar gratitud ofreciéndole uno de sus mejores animales a Él a través de un sacerdote. Esto se llamaba "ofrenda total quemada" porque uno daba todo el animal a Dios, y porque se ofrecía quemándolo (el humo ascendía hacia Dios, quién lo aceptaba diciendo "huele bien").

Pablo dice que los cristianos han recibido una fantástica bendición. Él las llamó "las misericordias de Dios" y se refiere a la bendición de la muerte en la cruz de JC y de su resurrección descrito en Rom.1-11. (LISTA>> EVANGELIO). Donde nuestros pecados son perdonados y tenemos acceso a Dios y a una relación con Él y vida eterna con sus bendiciones espirituales que nos son dadas. ¿Cómo podemos dar gracias a Dios por esto? Obviamente que no es através del sacrificio de un animal completo, pero más bien ofreciéndonos nosotros mismos, que nuestras vidas sean vividas para Él. Debido a que nosotros hemos recibido la bendición máxima, podemos dar "las gracias finales" – podemos “endosar el acta testamentaria de Jesús a nuestra vida” y comprometer cada aspecto de nuestra vida a Su servicio como una expresión de gratitud por el regalo de su Hijo.

Puede que pienses que este sacrificio no vale mucho debido a que uno tiene tantos problemas y fallas, pero Dios dice que somos "agradables" para El. Si esa es la visión que Dios tiene de nosotros, ¿Quiénes somos nosotros para rebatir?

Puede que no consideres este sacrificio como una adoración espiritual, pero Dios dice que este es tu "servicio espiritual de adoración". La palabra para adoración (leiturgeo) es de donde nosotros derivamos nuestra palabra "liturgia". ¿Entiendes lo que Pablo está diciendo? El "servicio espiritual" que Dios realmente quiere, no es una reunión a la cual tú asistes, pero más bien toda tu vida ofrecida a Él. ¿Has hecho esto?

Ahora podemos volver a Heb.13 donde se explican tres sacrificios espirituales más y ver como podemos expresar esto en forma práctica.

1.Tu alabanza y gratitud (Heb, 13:15)

Los adoradores del A.T. traían las frutas de sus campos para agradecer a Dios por la buena cosecha. Nosotros debiéramos traer "los frutos de nuestros labios" - un "sacrificio de alabanza... el cual de gracias a Dios."

¿Por qué es esto tan importante? No porque Dios lo necesite, si no porque Dios lo merece y nos beneficia a nosotros (SANIDAD EN AGRADECER VERSUS INSANIDAD DE LOS MAL AGRADECIDOS)

¿Cómo se puede adorar a Dios de esta manera? A través de tus propias palabras, a través de la escritura y a través de las canciones.

¿Corporativamente? SI! (Col.3:16; Efes.5:19, lo afirma personalmente, recomienda, reconoce nuestro compromiso a esto). Y esto incluye observar la Cena del Señor en forma periódica.

Pero nótese el "continuamente". El autor no quiere que pensemos que esto lo hacemos solo en ocasiones especiales. Él enfatiza la importancia de cultivar un hábito continuo de alabanza individual y gracias (CLAVE IMPORTANTE EN LA ORACIÓN EN FORMA PRIVADA, USAR MÚSICA FAVORITA, ETC.)

Por alguna razón, la mayoría de las personas tienden haber esta forma como la manera más importante de adorar (especialmente alabanza corporativa). Al igual que la audiencia del autor evidentemente. Y es por eso que en el vs.16 dice: "no se olviden..." Aquí vienen dos "sacrificios espirituales" los cuales son igualmente importantes que la alabanza, pero que a menudo son olvidados por los cristianos.

  1. Servir a otros como representantes de Dios (Heb.13: 16)

"Hacer el bien" se refiere a ministerio cristiano- un estilo de vida de servicio a los demás el cual es hecho en representación de Cristo. Esta es otra manera clave en la cual nosotros decimos "gracias" a Dios por todo lo que hemos recibido a través de Cristo.

Leer Efes.5:2. Debido a que podemos confiar en Dios que él nos cuida  plenamente, podemos relacionarnos con la gente que Dios nos trae a nuestras vidas de una manera distinta, es decir centrados en los demás, con amor de sacrificio ("¿Cómo puedo servirte? vs. ¿Cómo me puedes hacer feliz a mí?), Dios reconoce esto como una excelente forma de expresar nuestra adoración a Él. Cada día, Dios nos da a cada uno de nosotros miles de oportunidades de adorarle de esta manera. SIRVIENDO A TU ESPOSO. CUIDANDO A TUS HIJOS PEQUEÑOS; AYUDANDO A TU VECINO ENFERMO O EN DIFICULTADES;COMPARTIENDO DE CRISTO CON TUS VECINOS, O EN EL TRABAJO O EN EL COLEGIO; ANIMANDO A UNA AMIGA CRISTIANA, etc. Cultivar este estilo de vida es adoración espiritual- para Dios es tan importante como la alabanza y dar las gracias de labios! Darse cuenta que Dios nos cuida totalmente y pedirle a Dios que abra nuestros ojos para ver como nosotros lo podemos representar y no dicotomizar como ocurre cuando pensamos que adoración es un evento en la semana.

Leer Rom.15: 15,16. Cuando usamos los dones espirituales que Dios nos ha dado para servir a otros, y luego presentarle estos resultados a El, esto también es adoración.

Así es como yo veo el hecho de enseñar la Biblia. No es un trabajo, ni tampoco es algo que hago para la gente. Ante todo, es una oportunidad de estar regularmente adorando a Dios. Esto es lo que me motiva a hacer las cosas bien, no quiero ofrecer "un animal chueco". Y por esto es tan importante para mí, tomar los resultados positivos de mis enseñanzas y conscientemente ofrecérselas a Dios ("gracias a ustedes por darme la oportunidad de adorar y ofrecerlos como adoración a ustedes, y que las personas que hayan sido tocadas y cambiadas por estas enseñanzas sean una expresión de esto"). Algunos de ustedes son dotados en dar  ánimo, compasión, administración, evangelismo, ayudar, pastorear, etc. Debes ejercitar y desarrollar estos dones. Y ver estos dones como una forma importante y especial de adorar a Dios.

  1. Compartiendo tus recursos financieros con la causa por Cristo (Heb.13:16)

"Compartir " se refiere aquí a participar financieramente en la obra de Dios. El autor quiere asegurarse que su audiencia no se olvide de este camino práctico de honrar y dar gracias a Dios.

Leer Fil.4: 14,18. Nótese la misma palabra "compartir" en el vs.14, y el "sacrificio" en vs.18. A Dios le agrada esta forma de adoración al igual que cuando damos todo nuestro ser, o cuando alabamos y adoramos, o cuando servimos a otros.

¿Cómo? Dar generosamente y regularmente a los esfuerzos de la iglesia local, soporte personal de otras obras cristianas, ayuda personal de gente necesitada en el nombre de Cristo, etc.

Muchos cristianos ven el compartir financieramente como una pesada obligación- como pagando los impuestos... Ellos deben hacerlo, así que dan refunfuñando y lo menos posible. La visión de Pablo en cuanto a dar financieramente es bien diferente. Lo ve como un privilegio (2Cor. 8:4) y algo que debiéramos dar en forma generosa (2Cor.9:6) en la medida que podamos. Realmente hay gozo en dar cuando uno lo ve como parte de nuestra adoración a Dios. Y uno descubre que al adorar a Dios de esta manera, El vela por todas tus necesidades materiales (vs.19).

Conclusión

El punto principal que quiero dar a entender es que la adoración no es un evento- sino una manera de vivir. Si nosotros estamos viendo que el hecho de asistir en forma semanal como nuestra mayor expresión de adoración, estamos operando bajo un punto de vista sub-bíblico y nuestra verdadera adoración puede ser mínima. Pero cuando entendemos lo que significa realmente adorar en el N.T., y nos comprometemos a adorarle en esta manera integral, la adoración se vuelve algo muy dinámico en nuestras vidas. Reuniones como estas se convierten en una manera importante de equipar y de motivación para que nosotros adoremos a Dios el resto de la semana.

nota al pie de la página

1 Traducido por Marie Claude Bastres, Iglesia Asamblea de Dios Autónoma, Punta Arenas, Chile