Romanos 14:1-23

Relacionándonos con los "Débiles en la Fe"

Por Gary DeLashmutt
Xenos Christian Fellowship
Columbus, Ohio, EE.UU

Introducción

La semana anterior, concluimos nuestro estudio acerca de la comunidad cristiana, al estudiar la importancia de la aceptación entre los cristianos a pesar de las diferencias que existían antes de que se convirtieran al cristianismo (EJEMPLOS). Esta semana volveremos a Romanos y veremos  cómo aceptarnos los unos a los otros a pesar de ciertos tipos de diferencias que tenemos después de hacernos cristianos.

Leer 14:1-5. Está claro que esta controversia estaba amenazando la unidad de los cristianos en Roma.  Antes de buscar los paralelos de hoy en día, debemos primero comprender cuáles eran los temas específicos y la terminología que Pablo usa para describir estos dos campos.

La adoración politeísta era parte de la estructura de la sociedad Greco-Romana. Los adoradores normalmente ofrecían sacrificios de animales en los templos. Los sacerdotes tenían permiso de guardar para si mismos la mayor parte de la carne comestible, la cual vendían en los templos (1Cor.8:10) o a vendedores en los mercados de la ciudad (1Cor.10:25). Dado que no existía "un timbre del gobierno", la gente no tenía cómo saber la procedencia de la carne.

¿Les estaba permitido a los cristianos comer la carne que podría haber sido sacrificada a los ídolos?  En este punto había dos grupos que estaban fuertemente en desacuerdo.

Algunos sentían la libertad para comer, porque todo lo creado por Dios es bueno, porque su estado espiritual estaba seguro a través de Cristo, y porque no había nada en la escritura que prohibiera hacerlo, (con respecto a adorar ídolos, si; pero con respecto a comer la carne que había sido sacrificada, no).  Pablo le llama a este grupo "Fuertes en la fe" (15:1) (CÍRCULO SÓLIDO EXTERNO)

Otros (probablemente con una herencia judía) estaban en desacuerdo. Ellos temían que al comer esta carne, ellos estarían participando de alguna manera en la adoración a estos ídolos y por lo tanto estarían espiritualmente contaminados. Así, ellos sentían que la única forma segura era comer sólo vegetales.  Pablo les llamó los "Débiles en la fe" porque su fe no estaba lo suficientemente informada con la Palabra de Dios como para practicar esta libertad. (CIRCULO PUNTEADO INTERIOR)

Los mismos dos grupos evidentemente estaban en desacuerdo con respecto a otro tema, si es que un cierto día de la semana (probablemente el Sabat (sábado)) era intrínsecamente espiritual y debía ser observado de ciertas maneras especiales. Los "débiles" creían que lo era; los "fuertes" estaban en desacuerdo.

¿Ves algunos paralelos hoy en día? Si has sido un cristiano por un cierto tiempo, te habrás dado cuenta que los cristianos no están de acuerdo en muchos temas como este.

EJEMPLOS NORMATIVOS ("DÍAS"): SERVICIOS DE CULTO EL DÍA DOMINGO; BAUTISMO Y SANTA CENA HECHO POR UN CLÉRIGO; CUARESMA Y OTROS DÍAS RELIGIOSOS; UTILIZAR LA BIBLIA CON LENGUAJE ANTIGUO (Reina Valera versión 1965); Y USAR LENGUAJE ARCAICO EN LA ORACIÓN; DAR LAS GRACIAS ANTES DE LAS COMIDAS.

EJEMPLOS CON PROHIBICIONES ("CARNE"): ALCOHOL; APOSTAR POR JUGAR; ALGUNAS PELÍCULAS Y MÚSICA; COMIDAS Y BEBIDAS EN "EL SANTUARIO"; ROPA DEPORTIVA/CASUAL "EN LA IGLESIA"

CALIFICACIONES: Existen otras razones válidas por las cuales los cristianos pueden restringirse en algunas de estas áreas: DEBILIDAD MORAL (por ej.: ex alcohólico); PREFERENCIA CULTURAL por ej. HIMNOS CLÁSICOS).  Debiéramos obviamente respetar sus decisiones en estas materias—pero estas no son temas de "débiles en la fe".

¿Quién estaba correcto en esta controversia?  No existe duda que  los "fuertes" eran los correctos (y no hay duda que Pablo mismo era uno de los "fuertes").  Él nos cuenta su posición en cuanto a comer esta carne en 14:14 (leer),  y en cuánto  a la observación de ciertos días como especiales en Colosenses 2:16,17 (leer) y creo que él tendría la misma posición con respecto a las controversias actuales.

La mayoría de Uds. tomaría la posición "fuertes" en estos temas. Pero tienen algunos hermanos y hermanas en Cristo aquí que tienen otra opinión, y es probable que tengan algunos en sus familias, en el trabajo, en su vecindario, etc.

Pero sólo por el hecho que Uds. son "fuertes", ¡no significa que son espiritualmente maduros! Los "fuertes" en Roma y en Corintios demostraron esto en ese entonces y creo que muchos de nosotros en esta iglesia lo demostramos hoy en día. Pablo nos desafía en este párrafo a ser maduros al igual como somos "fuertes" y nos dice cómo demostrar la madurez en la forma en que nos relacionamos con los "débiles". En este párrafo y en los paralelos en 1Cor.8:10, Pablo nos da cuatro principios…

Dales la Bienvenida como Sinceros Seguidores de Cristo, en vez de Juzgarlos como Poco Espirituales

Lee estos versículos conmigo y ve si puedes descifrar el primer principio (leer 14:1, 3, 6-8, 10). Es bastante claro, ¿verdad?  El "fuerte" debiera darles la bienvenida como si fueran sinceros seguidores de Cristo, en vez de juzgarlos como poco espirituales. De hecho, Pablo dice en 14:9-12 que debiéramos entregar la definición de la espiritualidad de los demás a Dios mismo. 

¿Por qué Pablo enfatiza esto? Nunca he tenido que mirar más allá de mi propia nariz para saber la respuesta a esta pregunta. Es tan fácil para mí concluir que ellos debieran comprender mejor lo que están haciendo y por lo tanto son deliberadamente legalistas, fariseos orgullosos (MÁS TARDE) que están simplemente intentando restringir al resto. Claro, esa gente existe. Hablaremos más acerca de ellos pero este pasaje no se aplica a ellos. Existen también muchos que son sinceros, cristianos comprometidos que por una variedad de razones (juventud espiritual; no acceso a buena enseñanza; crianza religiosa) que son "débiles".

Cada vez que participo en una conferencia cristiana, tengo que lidiar con este tema. Paso por un "choque cultural". A menudo hacen un gran asunto el culto del día domingo, se visten formalmente, oran antes de las comidas, etc. No puedo hablar de las últimas películas seculares que he disfrutado, o invitarlos a tomar una cerveza. ¡Pero cuando los conozco más, me encuentro con gente tan comprometida (o más) con Cristo que yo!  Podemos estar en desacuerdo con respecto a algunas cosas, pero podemos compartir nuestro entusiasmo por conocer a Cristo, alcanzar a otros para Cristo, ayudar a otros a crecer en Cristo, etc.

¿Qué significa el hecho que no puedas respetar, disfrutar de la compañía, hablar bien de otros cristianos como éstos? Significa que eres inmaduro, porque tienes un estándar carnal para evaluar a otros cristiano, que debieran estar de acuerdo con tus libertades personales más que el amor común por

Cristo y su causa. Por lo tanto, juzgando como "débil" dice más acerca tuyo que de los demás.

Por supuesto, el "débil" no debiera juzgar al "fuerte" (14:3b, 10). Si tú haces esto, tú también eres inmaduro, y te vuelves un fariseo…

Disfruta Tu Libertad Junto con Otros Cristianos "Fuertes"

El segundo principio de Pablo modera el primero. Mientras no se juzga al "débil", el "fuerte" debiera disfrutar su libertad, con discreción hacia el "débil".

Yo enfatizo el principio debido a que algunos cristianos mal interpretan versículos como 14:21 (o 1Cor.8:13) como una orden para permanentemente abandonar estas libertades porque puede que existan algunos "débiles" en la zona que podrían molestarse con mis libertades.

Pero esto no es lo que Pablo está diciendo, claramente queda indicado al leer estos textos en contexto. El vs. 14:22 (¡el siguiente versículo!) deja en claro que Pablo no desea que los "fuertes" abandonen su libertad. Y 1Cor. 10:25-30 (leer) deja en claro que Pablo quería que los "fuertes" restringieran su libertad de comer carne sacrificada a los ídolos sólo en presencia de ciertos cristianos "débiles". Por lo demás, ellos estaban libres en comerla.

Cada viernes por la noche, me junto con una media docena de jóvenes cristianos. Nos sentamos alrededor de una mesa por un par de horas, estudiando la Biblia y orando juntos. Luego, comemos pizza y bebemos gaseosas o cerveza. Nadie, nunca, ha llegado ni siquiera a estar cerca de emborracharse, y ningún bebedor de cerveza se ha burlado jamás de un tomador de gaseosa. Algunos de mis momentos de compañerismo más entretenidos han ocurrido en estos contextos, y a lo largo de los años he visto docenas de hombres inspirados y equipados para transformarse en obreros cristianos a través de esta forma de relacionarse. También me doy cuenta que hay muchos cristianos en Columbus (tanto "débiles" como Fariseos) que tendrían problemas en creer que soy un auténtico líder cristiano y permitir (y peor aún participar) en esta actividad. ¿Debiéramos dejar de hacer esta práctica tan fructífera porque algunos cristianos en Columbus podrían ser ofendidos si supieran de esto?  ¿Debiera sus debilidades impedir nuestra libertad en esta área? No lo creo…

La respuesta no es para los "fuertes" que se vuelvan "débiles"—sino más bien justo lo contrario (como lo veremos pronto).

Pero si estás tan obstinado en disfrutar tus libertades que no puedes sacrificarlas por el bien de un hermano "débil" cuando es necesario, entonces tienes un problema.

No los hagas "Tropezar" al Ejercer Tu Libertad Egoístamente

Leer 14:13-15,20-23. El punto principal en estos versículos está claro como el agua: No hagas tropezar a los "débiles" al practicar tu libertad egoístamente. Antes que podamos practicar este principio, debemos comprender apropiadamente lo que significa hacer tropezar a alguien.

No hace mucho tiempo atrás, escuché un cristiano mayor reprendiendo a un cristiano más joven por el hecho de ir a bares y pedir una cerveza en ese lugar. El le dijo, "¡Lo que tú haces me está haciendo tropezar y Pablo dice que no debieras hacer tropezar a tu hermano!"  Tuve que intervenir porque estaba aplicando el pasaje de mala manera.

El hecho de hacer tropezar a alguien significa influir sobre un cristiano más débil (y generalmente más joven) y violar su propia conciencia y hacerlo que se una a ti en tu libertad.

Esto no es lo que estaba ocurriendo con este ejemplo. Él era un cristiano mayor y no estaba siendo tentado para ir a los bares y beber cerveza. Él estaba mal aplicando este pasaje y juzgando al cristiano más joven ("DÉBIL" vs."FARISEO").

Pero hay muchas situaciones en las que si se aplica. DRAMATIZAR LA SITUACIÓN DE ROMANOS: "¡Oye, vamos al Restaurante de Afrodita y nos comemos un sándwich de carne…!"  DRAMATIZA LA SITUACIÓN ACTUAL: "¡Oye, quedémonos durmiendo hasta tarde mañana…!"

¿Por qué es esto tan erróneo, si en realidad la libertad que estás tratando de influir para que tengan, no es un asunto que está moralmente errado? ¿Por qué Pablo dice que esto puede "herir", "destruir", "destrozar" (14:15,20)?  El tema es el papel de la conciencia (leer 1Cor. 8:9-12).

Nuestra conciencia es un sistema de alarmas morales inculcado por Dios que hace que resulte un veredicto con respecto a nuestra conducta la cual "apaga" cuando violamos sus estándares. Debido a que somos gente caída, no funciona perfectamente. El "débil" tiene una conciencia demasiado sensible.  Pero dado que Dios nos guía moralmente a través de nuestra conciencia, él nunca quiere que violemos sus advertencias. Si comenzamos a hacer esto (inclusive en áreas que no son morales), podríamos "cauterizar" nuestras conciencias y despreciarla luego en temas que son moralmente destructivos. 

Más bien, Dios quiere que entrenemos nuestra conciencia para ajustarnos a su voluntad moral para nuestras vidas, sensibilizando algunas áreas dormidas y desensibilizando otras áreas. La forma en la que adiestra nuestra conciencia es a través de aprender su Palabra.

Hasta que un cristiano "débil" tenga su conciencia fortalecida por convicciones bíblicamente informadas, nuestros esfuerzos para influir sobre él hacia una libertad legítima pueden causar daño en su camino con Cristo. A cambio, Pablo argumenta que debiéramos estar dispuestos a "cargar con las debilidades de aquellos que no tiene fortaleza, y no sólo agradarnos a nosotros mismos." (15:1)

Esto significa que no debiéramos avergonzar o ridiculizar a aquel que se auto restringe en estas áreas, sino que más bien expresar respeto por su conciencia (EJEMPLOS)

Esto significa que, cuando sea necesario, deberíamos incluso estar dispuestos a sacrificar el ejercicio de nuestra libertad en su presencia si es que pensamos que esto lo va a hacer tropezar (EJEMPLO: TOMAR ALREDEDOR DE NUEVOS, CONVERTIDOS, IMPRESIONABLES MUSULMANES).

¿No estás dispuesto a hacer estos sacrificios para ayudar a tus hermanos "débiles"?  Entonces puede que seas "fuerte", ¡pero no eres maduro!

Cuando sea Posible, Ayúdalos a Convertirse en "Fuertes"

No hay valor en permanecer "débil" en la fe. Pablo quería que todos sus convertidos aprendieran y disfrutaran su libertad en Cristo a la máxima extensión responsablemente (Gálatas 5:1). Él defendió sus convertidos "fuertes" jóvenes de los Fariseos. Y concluyó de esto, que cuando sea posible, tenemos una responsabilidad  de ayudar a los "débiles" cristianos a convertirse en "fuertes" de formas sensibles.

Talvez esto es lo que Pablo quiere decir en 14:16-19 (leer). En la medida que aceptamos a los cristianos "débiles" y respetamos sus conciencias, debiéramos también ayudarles a descubrir desde la plataforma del estudio de la Palabra de Dios, las bases para nuestra libertad y la de ellos.

Esto no sólo debido a que la libertad personal en Cristo es intrínsecamente buena. También es debido a que los cristianos "fuertes" son normalmente más efectivos en alcanzar a la gente para Cristo. Esto era claramente la preferencia de Pablo para si mismo y para aquellos que estaban bajo su liderazgo (leer 1Cor.9:19,21). Si queremos ganar a los paganos para Cristo, no debiéramos imponer éticas inútiles o colocar obstáculos culturales

Esto hizo de todas maneras una diferencia en mi vida (y para varios de los que están aquí presentes).  Enfocó el tema donde pertenece—y no: "¿Estás dispuesto a abandonar todos tus tiempos de recreación y unirte a una subcultura?" sino más bien "¿quieres recibir el regalo de Dios que es el perdón completo y tener una relación con Cristo que cambia tu vida?  Ya es suficientemente difícil humillarse delante de Cristo y admitir tu necesidad de él. No debiéramos hacerlo aún más difícil agregándole un montón de reglas elaboradas por el hombre y restricciones.