Lucas 2:1-20

El Nacimiento de Jesús1

Por Gary DeLashmutt
Xenos Christian Fellowship
Columbus, Ohio, EE.UU

Introducción

Existen sólo dos relatos en el Nuevo Testamento del nacimiento de Jesús – uno de Mateo y el otro de Lucas. Lucas evidentemente obtuvo su información directamente de María. Él dice en Lucas 1:2 que él entrevistó a testigos oculares, y es evidente por 2:19 que María era uno de estos testigos oculares.

Leer vs 1, 2. A diferencia de las historias mitológicas las cuales no están conectadas con la historia, Lucas es cauteloso en arraigar este evento en la historia al relatarnos cuando ocurrió. El primer censo que se realizó mientras Cirenio fue gobernador de Siria probablemente ocurrió en 6-3 A.C2 .  Mateo nos dice que Jesús nació mientras Herodes El Grande estaba vivo, lo que significa que su nacimiento fue antes de la primavera [del hemisferio norte] del 4 A.C. La mejor estimación del nacimiento de Jesús es que fue a finales de 5 B.C. y comienzos del 4 B.C. (Nuestros calendarios están un poco corridos).

La incongruencia del nacimiento de Jesús

Leer vs.3-14. Vemos aquí la confluencia de lo natural (embarazo a término y nacimiento; cronología humana) y lo sobrenatural (ángeles). Esto no se presenta como normal (como en los mitos), sino como algo especial para anunciar un nacimiento especial.  Nótese la profunda incongruencia entre quién es el bebé y cómo él nació.

¿QUIÉN ES EL BEBÉ?  Él es tan grandioso que los ángeles, que han visto a Dios en toda su gloria, gritan “¡Gloria a Dios en las alturas!  Él es la Persona más grandiosa que jamás haya nacido.  ¿Por qué? Debido a (vs.11):

  • Él es el “Salvador” – el liberador de todo mal y enfermedades; el Único que trae paz entre los Humanos y Dios, y finalmente entre la gente (vs.14)
  • Él es el “Cristo” – Rey Mesías; el gobernador prometido en el Antiguo Testamento (Miqueas 5:2; Isaías 7:14)
  • Él es “El Señor” – probablemente indicando su naturaleza divina (Isaías 9:6), dado que los ángeles lo llaman así.

¿CÓMO NACIÓ ÉL?

Se esperaría leer en vs.12, “Y este será la señal para ustedes: de que encontrarán un bebé envuelto en bellas ropas, acostado en un palacio, emparentado con la Realeza, atendido por muchos servidores, y visitado por dignatarios.” En vez de eso:

  • Él nació en una situación inusual (vs.7, 12b). Jesús nació en un establo (con el olor de los animales y del guano, y no con hojas de pino y galletas de Navidad), arropados con tiras de trapos comunes (posiblemente la ropa interior de sus padres).  Un “pesebre” es un comedero con la baba de animales y pedazos de paja masticada.
  • Él nació en medio de una escándalo de aparente ilegitimidad (vs.5).  José y María estaban comprometidos, pero no casados.  Por supuesto ella estaba embarazada por el Espíritu Santo, pero la mayoría de la gente creía que María se había quedado embarazada al tener relaciones sexuales antes del matrimonio con José o con otro hombre.  Este en gran parte es el escenario de este nacimiento (y tal vez la razón de porqué nadie les dio alojamiento), y continuó fastidiando a Jesús a través de toda su vida (ver Marcos 6:3 “el hijo de María,” Juan 8:19,41,48 “eres un bastardo… ¿quién es tu padre?).
  • A él lo visita  la escoria de la sociedad Judía (vs.8). Los pastores no eran precisamente los que tenían el control político, económico ni cultural de Israel.  Un historiador dice de ellos: “los pastores eran personas despreciadas.  Se sospechaba que no eran muy cuidadosos en distinguir entre  “mío” y “suyo”; por esta razón… se les excluía de dar testimonio en la corte.”3   ¡Sin embargo ellos recibieron una invitación personal angelical para ser testigos de Dios!

Una manera de apreciar esta incongruencia es preguntarte: ¿Cómo reaccionarías si un hombre rico y poderoso dejara embarazada a una chica por inseminación artificial, y luego (aunque tenía los medios para proveer del mejor cuidado de hospital para ella) arreglara de tal manera que el niño naciera en algún sucio galpón (garage), acunado en un traste para drenar aceite, arropado con trapos para la mecánica, y visitado por prostitutas, pordioseros de la calle? Esto no es muy tierno – ¡es espantoso! ¡Tú lo acusarías por maltrato infantil!

Sin embargo Dios hizo que su Hijo naciera de esta manera – y él quería que esto fuera de esta manera. Asi como Dios soberanamente atraves del censo Romano cumplió la profesía de Micah acerca del lugar de nacimiento de Jesús, asi también soberanamente orquestró estos detalles. El nacimiento de Jesús, al igual que cualquier otro aspecto de su vida y muerte, eran parte de un “plan determinado…de Dios” (Hechos 2:23). Jesús también estaba involucrado en esta elección. A diferencia del resto de nosotros, los cuales no tenemos elección a cerca de las condiciones de nuestro nacimiento, Jesús existía previamente a su nacimiento y eligió nacer de esta manera. Si tuvieras la oportunidad de invertar una religión, ¿acaso introducirías al personaje principal de esta manera?

Esto lleva a una pregunta obvia: ¿Por qué él nació de esta manera?

La Humillación de Jesús

Como ocurre a menudo en la Biblia, este tipo de incongruencias/ paradojas nos proveen de una visión más profunda de Dios…

Estamos hablando de lo que los teólogos llaman la humillación de Jesús: “Humillación” es una palabra horrible. Sólo lo usamos en la voz pasiva (El me humilló) porque nunca lo elejiriamos para nosotros mismos. El hecho de que él diveradamente y en forma voluntaria decidió dejar su condición y prerrogativas divina por una vida de malentendidos y rechazo (Filipenses 2:6,7).  Muchos piensan que esta humillación ocurrió sólo al momento de su muerte, pero en realidad comenzó en su nacimiento. Como dice J.I. Packer, “el significado crucial de la cuna en Belén deja en su lugar una secuencia de pasos que llevan al Hijo de Dios a la cruz del Calvario, y no lo comprendemos hasta que lo vemos en su contexto.” Esto se hace muy aparente en la medida que leemos los evangelios, como lo veremos en nuestro estudio de Lucas4 .

MAL ENTENDIDO:  Todos conocemos (felizmente) cómo se siente hacer algo con buena intención, y tener un mal entendido o una mala interpretación en una forma negativa.  La vida entera de Jesús fue de esta manera.  La gente mal interpretó su muerte como una prueba de que él no era el Mesías (Mateo 16:22; Marcos 15:17-20, 32).  Veremos otro ejemplo de esto la PRÓXIMA SEMANA…

RECHAZO:  ¡Cuán difícil es perdonar a aquellos que nos han rechazado—y cuán imposible es olvidar incluso cuando hemos perdonado!  Y sin embargo toda la vida de Jesús fue una larga secuencia de rechazos:  HOTEL (Lucas 2:7) >> NACIÓN (Juan 1:11) >>LÍDERES (Marcos 3:6) >> PUEBLO NATAL>> (Marcos 6:3) >> FAMILIA (Juan 7:5; Marcos 3:21) >> SEGUIDORES (Juan 6:66) >>DISCÍPULOS (Juan 13:27,30; Mateo 26: 43,56 – pero estaba el consuelo del Padre [Juan 16:32]) >> CRUZ (Marcos 15:34).

Así que la manera de su nacimiento fue simplemente una sombra de la forma del resto de su vida y muerte: un malentendido y rechazo – la humillación del Hijo. La CUNA es un cuadro de la CRUZ.

¿Qué nos enseña la humillación de Jesús?

La humillación de Jesús revela una de las verdades más importantes y revolucionarias que podemos conocer acerca de nosotros mismos, a cerca de Dios, y acerca de su forma de involucrarse en nuestra vida.

  • Nos enseña cuán desesperada nuestra situación es.

¿Has visto alguna vez el EQUIPO DE UNA SALA DE EMERGENCIA trabajando? Ellos cortan y tiran las ropas, dejando sus pacientes crudamente desnudos donde todos pueden ver. Ellos hacen profundas incisiones sin anestesia. Ellos enchufan tubos por las narices y gargantas. Ellos cargan sus pechos con increíbles cantidades de electricidad los cuales causan contorsión y saltos del paciente.  Si tú no supieras, pensarías que son crueles y sádicos. Si les preguntas si les “gusta” hacer estas cosas, ellos probablemente te mirarían como si estuvieras loco. Estas medidas son necesarias para salvar las vidas. Ellos deben tomar medidas drásticas para poder tratar con situaciones desesperadas.

Dios dice que nuestra situación es desesperada.  Tú puedes estar seguro que si existiera cualquier otro medio para que Dios te pudiera rescatar, él lo habría elegido. Puedes estar seguro que si tú pudieses rescatarte a ti mismo, Dios no habría tomado esta medida (Gálatas 2:21). Puedes estar seguro que si cada uno de nosotros podemos encontrar nuestro propio camino hacia Dios, él no hubiese sometido a su Hijo a esto. Pero nuestra rebeldía en contra de él nos ha alejado tan completamente de él que nada más apropiado para rescatarnos que esta radical intervención de Jesús.

Nótese las palabras poco halagüeñas de Pablo que usa para describir nuestra situación:  “…mientras todavía éramos incapaces de salvarnos, al momento justo Cristo murió por los malvados… mientras todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros… mientras éramos enemigos de Dios, fuimos reconciliados con Dios a través de la muerte de su Hijo…” (Romanos 5:6-10)

Pero esto nos lleva inmediatamente a otra revelación…

  • Nos enseña  cuánto Dios nos ama.

El verdadero índice de nuestro amor por alguien no es cuán fuerte nuestros sentimientos de atracción son, sino que cuánto estamos dispuestos a sacrificarnos por él/ ella (Juan 15:13). Mis padres probaron su amor por mí por su disposición a sacrificar horas de sueño cuando yo necesitaba ser alimentado siendo bebé, al pagar mis cuentas de médico cuando estaba enfermo, etc.  Mi mujer me prueba su amor por su disposición  a sacrificar su propios deseos y preferencias por las mías.  Mis amigos prueban su amor al estar allí durante mis momentos de crisis, incluso y especialmente cuando esto es costoso.  Si tú amas a alguien, tú te sacrificas por él.

¿Cuánto te ama Dios?  La Biblia dice que ha respondido esta pregunta cuando envió a su Hijo al mundo y lo dispuso a morir por mi (1Juan 4:9,19 & Juan 3:16). Podemos sacrificarnos por nuestras propias esposas y niños; Dios hizo este sacrificio por nosotros a pesar que no pertenecíamos a él. Nos podemos sacrificar por aquellos que son nuestros amigos; Dios hizo este sacrificio por nosotros cuando éramos sus enemigos. Nos podemos sacrificar por aquellos que nos aman; Dios hizo este sacrificio por nosotros cuando éramos pecadores que merecíamos el castigo.

Ninguna otra religión tiene un “dios” que ha probado su amor por ti hasta este punto. Ellos te dicen qué debes hacer para ganarte su favor; el Dios de la Biblia te dice lo que él ha hecho para dártelo a ti.  J.I.PACKER: “ El mensaje de Navidad es que hay esperanza para una humanidad arruinada – esperanza de perdón, esperanza de paz con Dios, esperanza de gloria – ya que por la voluntad del Padre, Jesucristo se hizo pobre, y nació en un establo para que treinta años más tarde, él pudiera ser colgado de una cruz.  Es el mensaje más hermoso que el mundo ha escuchado, o que alguna vez escuchará.”

EVANGELIO: Reiterar Lucas 2:10 – estas son las  “buenas noticias.” ¿Estás listo para admitir que estás perdido?  ¿Estás listo para arrojarte en el amor y misericordia de Dios al venir a Cristo (ver vs.17)?

Nos enseña que Dios personalmente comprende nuestro sufrimiento.

Cuando sufrimos, instintivamente deseamos la compañía de alguien que haya sufrido de igual manera.  Esto es porque sabemos que entenderán lo que estamos experimentando, y el consejo que recibimos, aunque puede ser difícil, será atenuado por uno que “ha tomado su propia medicina”.

Este es precisamente el problema que tanta gente tiene con Dios cuando sufren. ¿Cómo puedo obtener consuelo proveniente del Uno que nunca ha sufrido? ¿Cómo puedo confiar en su consuelo cuando él no entiende? ¿Cómo puede Dios comprender lo que se siente cuando uno pierde a un ser querido, ser maltratado y rechazado por los amigos y familia, ser traicionado y abandonado cuando estoy en mayor necesidad…? 

Escuchen cómo los campos de concentración Nazi destruyeron la fe en Dios de Elie Wiesel: “Nunca olvidaré esa noche, la primera noche en el campo, la cual cambió mi vida en una larga noche, siete veces maldecida y siete veces sellada.  Nunca olvidaré aquel humo. Nunca olvidaré las caras pequeñas de los niños, cuyos cuerpos vi tornados en espiral de humo bajo un silencioso cielo azul.  Nunca olvidaré aquellas llamas que consumieron mi fe para siempre. Nunca olvidaré ese silencio nocturno el cual me privó, para toda la eternidad, del deseo de vivir. Nunca olvidaré aquellos momentos en los cuales asesinaron a mi Dios y mi alma y convirtieron mis sueños en polvo. Nunca olvidaré estas cosas, aunque esté condenado a vivir tanto como Dios mismo. Nunca.”5

Pero cuando tú te acercas a Dios a través de Jesucristo, te saldrá al encuentro Uno que realmente comprende.  Leer Hebreos 2:18; 4:15,16.  Podemos ser maltratado en cada uno de los más importantes aspectos de la vida, que ya Jesús lo ha vivido:  ABUSO INFANTIL, MUERTE DE LOS AMADOS, RECHAZO POR SU FAMILIA, TRAICIÓN Y ABANDONO DE LOS AMIGOS  EN QUE CONFIABA, TORTURA FÍSICA, Y CONDENACIÓN NO MERECIDA.

Esta es la respuesta de Dios a la VICTIMOLOGÍA RADICAL que existe a nuestro alrededor.  Si, hemos sido maltratados – ¡pero Dios fue maltratado aún más para que él pueda perdonar nuestro maltrato hacia él!  ¡Esto es lo que nos motiva a perdonar a nuestros enemigos y responder con amor victorioso!


1 Traducido por Marie Claude Bastres, Chile,  Texto extraído de www.xenos.org

2 Censos se realizaban cada 14 años, uno de ellos se había realizado en el 20BC. Quirinius fue gobernador de Siria en los primeros años AD, o probablemente entre el 6 y 3 BC. Para investigar sobre informaciones cronológicas relevantes, referirse a Norval Geldenhuys, Commentary of the Gospel of Luke (Grand Rapids: Eerdmans Publishing, 1972), pp. 104-106

3 Strack-Billerbeck, cited in Norval Geldenhuys, Commentary of the Gospel of Luke (Grand Rapids: Eerdmans Publishing, 1972), p. 115.

4 J. I. Packer, Knowing God (Downers Grove: InterVarsity Press, 1975), p. 51

5 Elie Wiesel, Night (New York: Bantam Books, 1982), p. 32.  Ver tambien la respuesta de Francois Mauriac(p. x): “¿Qué le dije a él? ¿Hable yo del otro judío, su hermano, el que se parece a él, el Crucificado? ¿Qué Cruz ha conquistado el mundo?  ¿Afirmé que el derrumbe de su fe fue la piedra fundamental de la mía? Y que la aceptación entre la Cruz y el sufrimiento humano fue ante mis ojos como la llave para abrir el impenetrable misterio donde la fe durante su infancia había perecido?