Hebreos 3:7-4:2

“El Corazón Endurecido”1

Por Gary DeLashmutt

Xenos Christian Fellowship

Columbus, Ohio, USA

Introducción

Todos comprendemos la importancia de chequeos físicos regulares. Podemos contraer ciertas condiciones físicas que, si dejadas sin tratamientos, pueden terminar en serios problemas.

Este pasaje es un chequeo espiritual. Nos advierte de nuestra condición espiritual la cual si la dejamos estar, resultará en serios daños espirituales para nuestras vidas. Leer vs.7-11. La condición se llama “corazón endurecido” (vs.8).

El autor cita en forma extensiva el Salmo 95. El autor de este salmo advierte a su audiencia para que no contraigan esta condición refiriéndose a un incidente en la historia de Israel la cual ocurrió 450 años antes. Examinemos este incidente, el cual tan claramente ilustra lo que significa tener el corazón endurecido...

EL INCIDENTE: Kadesh-barnea o Cades-barnea (Números 13,14)

>>CONTEXTO: Después que Dios liberó a Israel de Egipto, Él los guió a través de la parte norte de la Península de Sinai al borde de la tierra prometida – Canaan. Aquí, en un lugar llamado Cades barnea, ocurrió un incidente el cual decisivamente alteró la historia de la vida de esta gente. Nótese cuatro elementos en la ANATOMÍA DE UN CORAZÓN ENDURECIDO...

Leer Num.13:1,2. La primera cosa para hacer notar es que ellos escucharon la voz de Dios. Dios les dijo que enviaran 12 líderes para espiar la tierra. Pero no debían ir a esta misión de reconocimiento para determinar si es que era factible la conquista ya que Dios había prometido “Te lo voy a dar”. En otras palabras, Dios les ha hecho una promesa (“les daré esta tierra”), y él dio una orden basándose en esta promesa (“Vayan a la tierra”). Antes de que sigamos adelante existen dos cosas importantes de hacer notar.

No fue repentinamente, sacado de la nada, que Moisés dijo “Dios quiere que tomemos este territorio poblado para nosotros”. Dios había confirmado ya a Moisés como su mensajero para este pueblo a través de varios medios (PLAGAS, MAR ROJO, ESTADÍA). Ellos tenían evidencia más que adecuada para confiar en la autenticidad de este mensaje.

Dios no estaba teniendo favoritismos e injustamente echando a los nativos de su tierra (PARALELO CON LA TOMA DE TIERRAS HECHA POR LOS EUROPEOS-AMERICANOS HACIA LOS INDIOS). Dios había advertido mucho tiempo atrás a la gente de esta tierra que se estaban tornando tan depravados (SACRIFICIOS DE NIÑOS – Lev. 20:2-5) que a menos que se arrepintieran y cambiaran, Él los juzgaría. También Dios había dicho a Abraham que su gente no heredaría esta tierra hasta que llegue el día cuando esta gente pierda su derecho debido a la depravación. (Gen.15:16). Ese día había llegado, y Dios estaba haciendo dos cosas a la vez: Juzgando a los Canaanites a través de la agencia de los Israelitas, y cumpliendo su promesa a los Israelitas concerniente a esta tierra.

Así los espías fueron enviados (leer Num.13:21-24), y volvieron con su reportaje (leer Num.13:25-27).

Ellos escogieron no creer en la Palabra de Dios. Leer Num. 13:28,29. ¿Qué está pasando aquí? De una perspectiva puramente humana, esta información es muy relevante: la tierra está ocupada por mucha gente las cuales habían fortificado las ciudades y sus ejércitos. ¡Pero ese es el punto! El mismo Dios que cumplió sus promesas para librarlos del poderoso Egipto ha prometido darles esta tierra. Ellos no habían sido enviados para determinar la factibilidad de este proyecto; ellos fueron enviados para examinar la tierra que Dios les iba a dar – y Él esperaba que ellos confiaran en Él. Este es el punto de Caleb (leer vs.30). Pero los 10 rechazaron su perspectiva y reiteraron sus objeciones (leer vs.31,32). Y el resto de la gente eligió seguir el consejo y rechazar la Palabra de Dios (leer 14:1).

Debido a que escogieron no creer en la Palabra de Dios, ellos se engañaron. Leer Num.14:2-4. Una cosa impresionante ocurre en sus pensamientos una vez que ellos escogieron no creer en la promesa de Dios. Nótese cuán irracional ellos se volvieron.

Ellos se acordaban con nostalgia de su vida en Egipto (vs.2-4). ¿No son acaso la misma gente que odiaba su vida en Egipto y que clamaban para ser librados del poder de los Egipcios? ¿Cómo pudo su memoria fallarles tan prontamente?

Ellos se pusieron en contra del mensajero de Dios. Ellos acusaron a Moisés de ser un mal líder (vs.2,4). ¿Qué había merecido él para hacer esto? ¿Dónde había hecho aunque sea un error hasta ahora? En vez de simplemente admitir “Rechazamos la Palabra de Dios”, ellos acusaron al mensajero de Dios. Cuando Josué y Caleb sopesaron nuevamente la perspectiva de Dios en este punto (leer vs.5-9 >> “Dios + uno = mayoría”), ellos respondieron con un voto para apedrearlos (vs10).

Como resultado de su incredulidad, ellos abandonaron el reposo de Dios – entrada en la tierra. Dios habló en este punto y él no fue empático con su respuesta (leer vs 11). Él considera que su decisión es un rechazo personal a confiar en Él, el cual es completamente no fundamentado ( NOTA: LOS MILAGROS NO CREAN FE). Entonces Dios entrega su veredicto (leer vs.28-35). Él les dio “40 vueltas en el desierto”. Ellos lograron recorrer la distancia de un viaje de un año y hacerlo en 40 años. El propósito de Dios para su nación había sido impedido por ese tiempo, y ellos nunca experimentaron los beneficios que podrían haber experimentado.

>>Nótese cómo el autor de Hebreos resume la razón de su mala fortuna (leer Heb. 3:16-19). Pero esto no es simplemente una lección de historia del Antiguo Testamento; tiene aplicación personal y práctica para nosotros. Leer Heb. 4:1,2. LA LECCIÓN es clara como el cristal: Dios tiene un reposo (bendiciones espirituales) él quiere darnos, pero nosotros no podemos recibir la bendición espiritual de Dios a no ser que escojamos activamente confiar en su Palabra. Este incidente en Casdes Barnea es un cuadro de la encrucijada que tenemos con Dios en nuestra forma de relacionarnos con Dios. El nos trae a un “Cades barnea” después de otro – y el cómo respondamos a estos puntos es tan crucial para nosotros como lo era para ellos. Esta es la razón por la cual él dice 4:11 & 3:12,13. Ahora apliquemos esta lección en 2 COMUNES “CADES BARNEA”...

LA DECISIÓN DE RECIBIR A CRISTO

Escuchamos la voz de Dios a través del mensaje del evangelio. Este mensaje consiste en un diagnóstico (nuestro mayor problema es la separación de Dios a causa del pecado), una promesa (podemos ser reconciliados a Dios a través de la muerte de Jesucristo), y una orden (humíllate delante de Dios y activamente recibe su regalo). Si estás del todo abierto, Dios va a proveer suficiente evidencia de la veracidad de su mensaje para ti (APOLOGÉTICAS; VIDAS CAMBIADAS), y su Espíritu personalmente te convencerá de tu necesidad de recibir a Cristo (TESTIMONIO PERSONAL).

Nuestra respuesta a este mensaje es nuestra respuesta a Dios. No existe terreno neutral cuando llegamos a este punto (Mt.12:30). Yo sé que traté de decir que estaba abierto a Dios, pero que no podía recibir a Cristo debido a que no había suficiente evidencia. Pero el verdadero tema era que yo quería hacer algunas cosas que yo sabía que Dios lo desaprobaría. Al pensar así, mi corazón se endureció en contra de Dios.

Nuestro rechazo de este mensaje nos guiará a pensamientos distorsionados a cerca de Dios. A veces la gente recibe información distorsionada a cerca de Dios la cual los lleva a rechazar a Cristo (POR EJ. SALVACIÓN POR OBRAS). Pero para algunas lo opuesto acontece. La mayoría de nosotros está inhabilitado psicológicamente para seguir funcionando sabiendo que voluntariamente hemos rechazado la voluntad de Dios (DISONANCIA COGNITIVA). Así que debemos ya sea cambiar nuestra respuesta a la voluntad de Dios o encontrar una forma de racionalizar nuestro rechazo. Yo rápidamente me agarré de las distorciones del Cristianismo (SUPUESTAS CONTRADICCIONES EN LA BIBLIA) y supuesta evidencia científica en contra del cristianismo (ARZOBISPO DE USHER: 4004 BC). Y al rechazar al cristianismo como “irracional”, yo irónicamente adopté una posición de fe ciega y desesperación final (ATEÍSMO). Este es el tipo de pensamiento que el endurecimiento de corazón produce (Rom.1:28).

Abandonamos la aceptación de Dios hasta que elegimos recibir a Cristo. Dios nunca me abandonó. Él continuó enviándome su pueblo para recordarme de su oferta, y continuó convenciéndome de que lo necesitaba. Pero permanecí separado de Dios hasta que me humillé para recibir a Cristo.

>>DESAFÍO: La elección que haces con respecto a Jesucristo es la decisión más importante que harás en tu vida. Si necesitas mayor comprensión de la evidencia, tómate el tiempo de adquirirla. No dejes que nadie te empuje a una decisión prematura. Pero date cuenta que llegarás a un punto en que Dios dice “Ahora es el tiempo para ti, para recibir a Cristo.” Cuando alcances este punto, estarás en Cades barnea, y si rechazas recibir a Cristo tu corazón comenzará a endurecerse – lo cual es muy peligroso ya que lleva a separación eterna de Dios.

LA DECISION DE SEGUIR A CRISTO>> Una vez que hayas recibido a Cristo, Dios quiere que sigamos su guía amorosa en nuestras vidas. En la medida que comenzamos a hacer esto como cristianos, nos encontramos en "Cades barnea” una y otra vez nuevamente.

Escuchamos la voz de Dios a través de su Palabra en muchos temas y en variadas formas. Precaución con la excesiva subjetividad – Dios nunca te va a guiar en forma contraria a su Palabra escrita. Pero el Espíritu Santo personalmente aplicará la Palabra de Dios en tu vida. Su voz puede venir a ti a través de LECTURA PERSONAL, CONVICCIÓN DIRECTA, A TRAVÉS DE ENSEÑANZA O EXHORTACIÓN. Usualmente será a cerca de un tema central bíblico y usualmente habrá un paso práctico para tomar (CORRECCIÓN MORAL: PERDONAR AL QUE OFENDE; TERMINAR CON RELACIONES INMORALES; CAMBIO DE ACTITUD HACIA EL ESPOSO(A) [iniciar el amor; tomar posición en la verdad]; SERVICIO ESPIRITUAL: INVOLUCRARSE EN COMPAÑERISMO/MINISTERIO; COMPARTIR DE CRISTO CON ALGUNA PERSONA).

Nuestra confianza en Dios se revela por nuestra respuesta a la Palabra de Dios en ésta área. Cuando Dios nos habla acerca de un tema en nuestras vidas, es éste el tema que importa. En cierto sentido, lo que le hemos confiado en nuestro pasado y en lo que confiamos en el presente no importa. Nunca debiéramos usar esta confianza que hemos tenido como una excusa para deshacernos de Dios ahora. Lo que importa es: ¿Vamos a confiar activamente en Dios en éste tema?

Nuestro rechazo a activamente confiar en la voz de Dios nos llevará a una autodecepción espiritual. Existen notables paralelos con Israel en ésta área (UVAS ACIDAS ACERCA DEL BENEFICIO; NOSTALGIA POR EGIPTO; ENCONTRAR LA FALTA CON LOS MENSAJEROS HUMANOS).

Nosotros abandonamos la vitalidad espiritual y el crecimiento en la medida que nos quedemos en la incredulidad en este tema. La aceptación de Dios no está en duda para el cristiano – pero la vitalidad y el crecimiento son temas muy importantes. Mientras más largo uno se quede en esto, peor se torna – SÍNTOMAS de corazón endurecido en estados avanzados incluyen: MENTALIDAD DE VÍCTIMA; AVERSIÓN A LOS MEDIOS DE CRECIMIENTO; CONFUSIÓN ESPIRITUAL & FALTA DE SEGURIDAD; VULNERABILIDAD A LA TENTACIÓN VA EN AUMENTO. Algunos piensan, “Eventualmente voy a caer tan miserablemente que voy a tener que cambiar”. ¡Esta es otra decepción! Puedes estar acostumbrado a estar en el desierto (CALLOS ESPIRITUALES) y perder tu vida cristiana aquí!

>> Si tú has contraído un corazón endurecido, tú puedes cambiarlo! Con respecto a esto, no somos como la nación de Israel. ¡Ellos tuvieron que pasar 40 años en el desierto por esta decisión, pero tú no tienes que gastar ni 40 segundos en este lugar! Simplemente reconoce delante de Dios que tú le has llamado mentiroso, agradécele por perdonarte, y ponte de acuerdo en activamente cooperar con él – y aunque tengas que vivir con las consecuencias de tú decisión, puedes tener una relación restaurada con Dios.

>> ¡¡PRACTICA LA PREVENCIÓN!! Cultiva un corazón blando delante de Dios, preguntándote regularmente estas preguntas: ¿Qué te está llamando Dios a hacer? ¿Qué te ha prometido con respecto a lo que te ha llamado a hacer? ¿Te has arrepentido anteriormente de seguir la voz de Dios? ¿Cómo vas a responder?

nota al pie de la página

1 Traducido por Marie Claude Bastres, Iglesia Asamblea de Dios Autónoma, Punta Arenas, Chile