Gálatas 4:21-31

Cumpliendo la voluntad de Dios a la manera de Dios

Por Gary DeLashmutt
Xenos Christian Fellowship
Columbus, Ohio, EE.UU

Introducción:

Repasar “bajo la ley” y “bajo la gracia”. En Gálatas, Pablo usa estos términos de tres maneras diferentes:

  1. La manera en que nosotros buscamos el ser aceptados por Dios (2:16-3:29>> ver especialmente 3:24,25)

  2. La manera en que nos relacionamos con Dios (4:1-11>>ver especialmente 4:5,6)

  3. La manera en que servimos a Dios/ o cumplir con la voluntad de Dios (4:21-5:25). Esta es el área de mayor dificultad cuando se aprende a vivir bajo la gracia de Dios; por lo tanto, pasaremos más tiempo en esto... Pablo da comienzo a su argumento en esta área, recordándoles cómo Abraham trató de llevar a cabo la voluntad de Dios...

Los dos intentos de Abraham para hacer la voluntad de Dios (vs 21-23)

>>Leer vs.21-23. Se puede leer esto en detalle en Gen.12-21. Dios dio a Abraham la promesa de salvar a todo el mundo a través de uno de sus descendientes. Esta promesa dependía del hecho que Abraham y Sara tuvieran un hijo a pesar de tener 75/65 años, aún sin niños y siendo Sara estéril. Por lo tanto uno podría decir que es definitivamente la voluntad de Dios para Abraham el tener un hijo. Al desarrollarse la historia, encontramos que Abraham trató de llevar a cabo la voluntad de Dios de dos formas diferentes:

PLAN A: Después de 10 años, Sara aconsejó a Abraham como el dicho que corre por ahí “Dios ayuda a los que se ayudan a si mismos)>> es decir embarazar a Hagar, la cual era su sirvienta. Evidentemente, Abraham le encantó este plan. Hagar era una mujer fértil y quedó inmediatamente embarazada. El resultado fue Ismael, el cual nació “de acuerdo a la carne” porque su plan fue ejecutado por la sabiduría y habilidad humana. Los resultados de este intento no fueron buenos, para decir lo menos. Dios rechazó aceptar a Ismael como el cumplimiento de la promesa (no rechazó a Ismael personalmente). Nacido de una esclava, Ismael quedó como esclavo. Conflictos entre Sara y Hagar aumentaron debido a los celos de Sara y al orgullo de Hagar. Lo cual terminó en disputa marital entre Sara y Abraham (ella lo culpaba a él a pesar de ser su idea). Eventualmente, Dios envió a Hagar e Ismael a vivir a otra tierra lejana. Finalmente, hubo (y continúa habiendo) tensión entre los Israelitas y los Árabes. Pero Dios tenía un camino mejor...

PLAN B: Después de este desastre, Abraham tuvo un cambio en su corazón en esta área. No quiere decir que Abraham se haya quedado sin hacer nada; obviamente él continuó teniendo relaciones sexuales con su mujer. Pero en Rom.4:19-21, Pablo nos dice cómo Abraham enfocó este problema de una manera distinta (leerlo). Él ahora estaba dependiendo de Dios para obtener este niño a la manera de Dios, en el tiempo de Dios, y por el poder de Dios.

Quince años más tarde, Abraham y Sara concibieron milagrosamente un hijo a una edad extremadamente tardía. El resultado fue Isaac, el cual nació “de acuerdo a la promesa” (vs.23) /”de acuerdo al Espíritu”(vs29) (a través de la planificación divina y del poder divino). Él nació como el heredero de la promesa de Dios, ancestro de la nación de Israel, y también finalmente ancestro de JC. Esto si que cumplía con la voluntad de Dios.

Dos pactos/ maneras de llevar a cabo la voluntad de Dios.(vs.24-28)

>>Leer vs 24a: Pablo habla de que este hecho histórico es una imagen que antecedía dos maneras divinas y autorizadas a través de las cuales podemos servir a Dios...

PLAN A: El hijo que tuvo Abraham con Hagar simboliza servir a Dios bajo la Ley del pacto con Moisés. El cual fue dado para el período del AT, el pacto de Moisés prescribe externamente como servir a Dios, pero no proveía el poder para hacerlo. El resultado fue una nación (Israel) la cual estaba en esclavitud en el sentido que ellos realmente fallaron vivir como Dios les había designado. Si bien ellos eran religiosos celosos y externamente muy estrictos y piadosos, sus estilos de vida eran profundamente hipócritas y causaban rechazo más que atracción a Dios (leer Rom.2:17-24). ¿Por qué? ¡¡Debido a que ellos estaban sirviendo a Dios en su propio poder, y esto realmente no funciona!!

Esta es la manera en que muchos cristianos piensa que se sirve a Dios. Cuando nos hacemos Cristianos, tenemos un nuevo deseo de hacer la voluntad de Dios. Pero instintivamente tratamos de resolver esto de una manera autosuficiente la cual nos llega en forma natural: “Muéstrame las reglas y yo las guardaré”. Uno puede obtener un cierto grado de “éxito” de esta forma- incluso no creyentes pueden llevar a cabo estos cambios. Pero esto fracasa si se trata de cumplir con la voluntad de Dios de una forma que glorifique a Dios o nos satisfaga a nosotros.

Ejemplos: Uno podría dejar de decir groserías pero seguir sintiendo odio, resentimiento, y no perdonar.

Uno podría estar dando dinero a la iglesia, pero resentirlo y estar lleno de codicia por el dinero.

Uno podría dejar de vanagloriarse pero igual estar lleno de orgullo, y vivir concentrado en uno mismo.

Uno podría servir en la iglesia, pero como esto es agotador uno lo haría solo por cumplir y odiar cada minuto que uno esta sirviendo.

Esta es la razón por la cual tantos cristianos son tan estrictos, muy activos y tienen una justicia y compasión cosmética, pero irradian orgullo, auto suficiencia y están exentos de una verdadera vitalidad espiritual ( y a veces incluso pueden llevar una doble vida) la cual repele más que atraer al mundo expectante: ellos están tratando de vivir la vida cristiana por su propio poder. Si tú vives de esta manera, el resultado a largo plazo será de fracaso: a la larga o te auto engañas o te desesperas.

¿Existe otra manera? ¡¡ Si!! Ahora existe una nueva manera de servir a Dios.

PLAN B: El hijo que tuvo Abraham con Sara simboliza servir a Dios bajo la gracia del Nuevo Pacto. En el nuevo pacto, Dios sigue dando a entender su voluntad, y nosotros también llevamos algo a cabo, pero Dios nos da el poder interno y nos dirige en forma personal para poder llevar a cabo su voluntad.

El resultado es un grupo de personas (Iglesia) la cual es libre, en el sentido de que ellos pueden cumplir lo que Dios ha designado para ellos: Verdaderamente sirven a Dios desde el corazón, se sienten realizadas al hacerlo y atraen a otros a Dios. De esto se trataba la primera iglesia, una comunidad nueva donde moraba el Espíritu Santo. ¡¡Ellos cambiaron el mundo, no porque ellos fueran ricos o poderosos o famosos (1Cor 1:26 al final), sino que porque ellos vivieron bajo la dirección y el poder del Espíritu Santo!! (Lean el libro de Hechos para ver esto, y dejen que el deseo de vivir como ellos, se acreciente en ustedes).

ESTE ES TAMBIEN UN TEMA IMPORTANTE EN GALATAS:
De esto habla Pablo en Gal.2:20. Ahora tenemos a JC viviendo en nuestros corazones a través de la persona del Espíritu Santo. El puede vivir su vida a través de nosotros, proveyendo internamente la dirección y el poder para vivir como Dios tiene en su plan.

Por esta razón Pablo está disgustado en Gal.3:3 . ¡El venir a Cristo dependiendo de él, para darnos vida por el E.S., y luego tratar de llevar a cabo la voluntad de Dios basados en nuestro propio poder es una completa inconsistencia !

Es por esto que Pablo dice en Gal.5:16 que nosotros debemos “caminar por el Espíritu”, y en 5:25 que nosotros debemos “mantenernos al paso del Espíritu”. La clave para vivir una vida cristiana la cual sea personalmente realizadora y atractiva para los demás, es que la vivamos con el poder de Dios y su dirección personal.

>>¿Te describe a ti? ¿Vives una vida que experimenta y muestra la enseñanza o dirección sobrenatural y el poder de Dios? (Nota: no estamos hablando de un milagro al día, voces audibles desde el cielo como la norma, etc.). ¿Puedes reconocer la obra que Dios está haciendo en ti y a través de ti?

Yo sé, basado en mi propia experiencia que uno puede contentarse con mucho menos que esto, y reducir la vida cristiana a una situación que puede ser vivida con mi ingeniosidad y fortaleza. Sé de la esterilidad que resulta, del creciente sentimiento de hipocresía, la tediosa insatisfacción del verdadero estado de mi espiritualidad en mi vida (¡debe haber más que esto!).

Si esto describe tu propia vida cristiana, ¡no te contentes con esta situación! Clama a Dios y dile que quieres una realidad espiritual mayor en tu vida sin importar lo que cueste. Y luego aprende a caminar por el Espíritu. Esto es tan importante que las siguientes enseñanzas serán en este tema. Pero antes que podamos aprender de esto, debemos hacer primero otra cosa...

Rechazar el acercamiento de la ley para hacer la voluntad de Dios (vs29-31)

>>Leer vs29-31. Ismael persiguió a Isaac (Gen.21) porque él se dio cuenta de que Isaac iba a heredar el derecho por nacimiento que él quería. Dios ordenó a Abraham que echara a Hagar e Ismael (a pesar de no haberlos rechazado en forma personal).

Esto simboliza el antagonismo que existe entre servir a Dios bajo la ley y bajo la gracia. Pablo estaba experimentando este antagonismo personalmente a través de la persecución hecha por los maestros falsos (vs29). Si nunca te han molestado por parte de los religiosos (incluyendo verdaderos cristianos) en este punto, ¿Qué quiere decir? Las personas legalistas odian la gracia, y la quitan de aquellas personas que viven bajo la gracia. Esto es también predice como nosotros debiéramos responder a la aproximación por la ley para servir a Dios y sus seguidores: ¡Sacarlos! Son incompatibles con el verdadero cristianismo, y debieran ser definitivamente y decididamente rechazados. Con la ayuda de Dios, no debiéramos comprometer la gracia.